En una plantación de canela

Galle, Sri Lanka

Olor a canela

Las suaves colinas del sur de Sri Lanka, cerca de Galle, están cubiertas de plantas de canela, un cultivo tradicional y muy importante en la economía de la isla, que exporta la mayor parte de la producción.

La canela es la corteza del Cinnamon Zeylanicum, un árbol de la familia de los laureles, también llamado C. Verum para distinguirlo de otras especies semejantes de las que se obtiene un producto similar llamado cassia que se suele hacer pasar por canela auténtica

Para producirla, los árboles se mantienen talados como arbustos, y se cortan sus ramas desde la raíz. Se pela la corteza exterior e inmediatamente, antes de que se seque, se golpea el interior de la rama para desprender finas capas de corteza. Las capas se enrollan formando tubitos – eso significa la palabra latina canella, tubito- y se ponen a secar durante unas horas en un lugar cálido y seco. Después de esto se cortan en fragmentos que son las ramas de canela que conocemos.

La canela así obtenida se subasta cada semana y se distribuye a todos los continentes.

Si quieres saber más sobre la canela, puedes visitar una plantación en compañía de un experto. Consulta el apartado Cómo hacerlo.

Canela de Ceilán

Como indica su nombre botánico, la Cinnamon Zeylacanum, es una planta originaria de Ceilán o Sri Lanka, y su historia está entrelazada con la propia historia de la isla. Apreciada por las civilizaciones más antiguas, egipcios, griegos y romanos pagaban verdaderas fortunas por la canela, que usaban para cocinar, para quemar como el incienso y para preparar ungüentos. Plinio calculó que 300 gramos de canela equivalían a diez meses de salario.

Durante la Edad Media la canela llegaba a Europa a través de intermediarios árabes y de los comerciantes venecianos que la distribuían. Su precio era astronómico y su origen se mantenía en el misterio. Corrían historias fabulosas sobre la canela: que se pescaba en el mar Rojo, que unos exóticos pájaros la traían en su pico desde una tierra lejana para construir con ella sus nidos… toda clase de mitos.

Para sortear a los intermediarios comerciales y llegar directamente a los productores de especias se hicieron las expediciones portuguesas. Así fue como llegaron a Sri Lanka y establecieron su primer fuerte Desde él compraban la canela que se obtenía de los árboles silvestres de la isla. Más tarde los holandeses ocuparon su lugar como colonizadores y en el S XVIII crearon  las primeras plantaciones de canela.

Hoy Sri Lanka produce una canela inmejorable, obtenida exclusivamente del Cinnamon Verum, de color claro amarillento  y aroma inconfundible. Los expertos la consideran la mejor canela del mundo y la isla produce el 80 % de la cosecha mundial. Las ramas de canela y su aroma dulce son parte de la historia de la isla y uno de sus productos más importantes y tradicionales.

Si quieres visitar la plantación de canela, un conductor os recogerá en tu hotel de Galle y os llevará a Villa Mayurana, un trayecto de aproximadamente media hora. A las 11.30 un experto cultivador de canela os recibirá en el límite de la extensa plantación, salpicada de vegetación tropical y jardines, y os acompañará a dar un paseo de unas dos horas por ella. Él os explicará con todo detalle como se cultiva y recolecta la canela.

La explicación de la visita se hace en inglés, y algunos visitantes encuentran que el anfitrión habla deprisa y tiene un acento difícil de entender. Si tienes dificultades, pídele que hable más despacio, lo hará encantado.

Tras la visita, podréis elegir entre continuar hasta la factoría para observar los procesos de secado y empaquetado, o dirigiros directamente a Villa Mayurana para degustar un almuerzo  de cuatro platos, inspirado en la canela. La villa es un establecimiento de lujo rodeado de jardines con una excelente cocina.

La visita es casi siempre privada. La única excepción son los huéspedes que se alojan en Villa Mayurana – solo tres habitaciones. Si alguno de ellos quiere unirse a la visita, podrá hacerlo.

Para visitar Galle y la plantación de canela puedes incluir esta experiencia en tu viaje a medida a Sri Lanka. Elige nuestra propuesta o indícanos la duración, fecha de salida y servicios que deseas y pídenos presupuesto con toda libertad. Uno de nuestros expertos lo elaborará para ti.

 

Viajes a medida a Sri Lanka
Sri Lanka, la perla del Índico >

El viaje recorre por carretera los lugares más interesantes de Sri Lanka para apreciar su naturaleza tropical y exuberante, su original cultura y su magnífico patrimonio arquitectónico. El recorrido acaba con unos días en la playa.

 

11 días / pedir presupuesto
Sri Lanka, aromas de Ceilán >

Muy poco más de una semana y Sri Lanka desvela sus secretos al viajero. Los templos que han dado forma a sus tradiciones y a su cultura, la naturaleza tropical y las plantaciones de té que han hecho famosa la isla, y las principales ciudades cierran un recorrido que dará a conocer Sri Lanka y sus principales encantos.

8 días / pedir presupuesto
Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.