Colombia: cafetales y Caribe

Te gustará

Tomar un delicioso café en Salento, una pequeña ciudad colonial rodeada de cafetales.

Caminar por las laderas cubiertas de vegetación del Parque Nacional de Tayrona, en la costa del Caribe.

Pasear por el magnífico casco antiguo de Cartagena de Indias, una de las ciudades más espectaculares del continente.

 

Día 1º. Salida en avión con destino a Bogotá, a donde se llega a última hora de la tarde. Traslado al hotel y noche en la ciudad.



Día 2º. Estancia en Bogotá.
Colombia es un país dinámico y culto y Bogotá una capital moderna, llena de vida, activa y con numerosos atractivos. Para conocerla, una visita guiada que ocupará la mañana permitirá conocer lo más importante y situarse para dedicar la tarde a recorrer al gusto de cada uno y ya con libertad lo que se desee. La visita matinal incluirá el centro histórico con la catedral, el palacio de justicia, la alcaldía mayor… y el fabuloso Museo del oro. Se hará un recorrido por el barrio de La Candelaria y se tomará el teleférico para subir a Monserrate, desde cuya cumbre se domina Bogotá.  Noche en Bogotá.



Día 3º. Un avión conducirá por la mañana a Pereira.
En el centro de la región cafetera, Pereira es más que nada, la base de visitas a los alrededores. Sólo llegar se emprenderá camino al valle de Cocora en un recorrido espectacular por un paisaje de bosque nuboso que se eleva hasta los escarpados picos de Los Nevados. Habrá que dedicarle un tiempo a la Reserva Natural de Acaime, muy rica en variedades diversas de flora y fauna y muy celebrada por los ejemplares de palma de cera, una gran palmera convertida en el árbol nacional de Colombia.
Tras el almuerzo se llegará a Salento, una pequeña población cafetera que conserva su aire colonial además de una importante producción artesana. El día terminará regresando a Pereira que presume de una vida nocturna de lo más activa. Noche en Pereira.



Día 4º. El perfil montañoso que rodea a Pereira llena sus alrededores de rincones verdes que combinan valles y lomas donde se asientan los cafetales. Por la mañana, a caballo, se hará una excursión por el valle de Risaralda desde donde se verá Quindio, el valle del Cauca y otras pequeñas poblaciones. Por la tarde, de regreso a Pereira, se visitará el Jardín Botánico y el Mariposario. Noche en Pereira.


Día 5º. No podía dejarse la región del café sin observar de cerca su cultivo y sin conocer el proceso que lo lleva de la tierra a la mesa. De camino a Medellín habrá que hacer una parada en la Hacienda Venecia donde el viajero se informará sobre la siembra, la recolección, el tostado y el molido del grano que tanta fama da a Colombia. Noche en Medellín.



Día 6º. Medellín ha sufrido una gran transformación en los últimos años y se ha convertido en una ciudad próspera, emprendedora y llena de animación. Se dedicará la mañana a visitar lo más importante: la catedral, el Parque Berrio, la plaza de Botero, el Jardín Botánico… y a ascender, en el moderno metro-cable, a lo más alto de la ciudad para disfrutar de las vistas. La tarde quedará libre para seguir con las visitas y para pasear por la ciudad. Noche en Medellín.



Día 7º. Por la mañana, un avión llevará hasta Santa Marta.
Con el telón de fondo de la Sierra Nevada, Santa Marta se baña en las aguas de una de las bahías más imponentes del litoral caribeño. Tal vez por la belleza de su entorno tiene una historia rica en acontecimientos de los que quedan la catedral más antigua de Colombia y la quinta de San Pedro Alejandrino donde murió el libertador Simón Bolívar. Visita y noche en Santa Marta.



Día 8º. Estancia en Santa Marta. 
No hay que dejar Santa Marta sin visitar el Parque Nacional Tayrona, para muchos, el más bello de Colombia. Situado a orillas del mar, se eleva por la sierra de Santa Marta y presenta paisajes de lo más diverso. Desde los suelos arenosos y de vegetación semidesértica se pasa a los bosques tropicales propios de las regiones húmedas y altas. Una caminata entre montañas ocupará el día y permitirá conocer la naturaleza virgen de la región. Noche en Santa Marta.



Día 9º.  Estancia en Santa Marta. 
Santa Marta, a orillas del Caribe, tiene playas a sus alrededores además de un agradable centro de sabor colonial. Un día libre en la ciudad servirá para descansar del viaje, pasear o tomar el sol y bañarse. Aunque quienes lo prefieran podrán apuntarse a alguna de las excursiones que recorren los alrededores como la que visita la célebre Ciudad Perdida. Noche en Santa Marta.



Día 10º. Barranquilla será el próximo destino. Situada al otro lado de la bahía se dispondrá del tiempo libre para visitar lo más importante -conviene no perderse el Museo del Caribe- y para comer en La Cueva, el restaurante al que dio fama García Márquez. Luego se seguirá camino hacia Cartagena de Indias. Noche en Cartagena.



Días 11º y 12º. Estancia en Cartagena de Indias.
Bordeada por el mar, Cartagena es una joya. Después de pasar por la Ermita de la Popa, que domina toda la bahía, y por el fuerte de San Felipe, la mejor y más colosal fortificación española en América, se accede a interior de la ciudad colonial, extraordinaria en todos lo sentidos. Pero Cartagena es, además Caribe. Posee en los alrededores playas de ensueño y un poco al sur las islas del Rosario, rodeadas de arrecifes coralinos y convertidas en parque nacional.
Una visita acompañada recorrerá en la primera mañana lo más importante de la ciudad y dejará libre el resto del tiempo para que cada cual disfrute de Cartagena a su aire. Noches en Cartagena.



Día 13º. Aun quedará la mañana para dedicarla a la ciudad. Por la tarde habrá que emprender el regreso embarcando hacia Bogotá y de ahí volando a Madrid a donde se llega a mitad del día 14º.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.