Australia, Costa Oeste

Te gustará

Explorar el sorprendente paisaje de Nambung, de picachos calizos enterrados en las dunas.

Trepar a árboles gigantes y pasear entre sus copas, a 65 m de altura, en Pemberton.

Bucear en las limpias aguas de Coral Bay, en medio de delfines y tortugas.

 

Día 1. Salida en vuelo con destino Kuala Lumpur vía alguna ciudad europea. 



Día 2. Llegada a primera hora a Kuala Lumpur y conexión con el vuelo a Perth. Recepción, traslado y alojamiento en el hotel. 
Perth es una ciudad cómoda, tolerante, cosmopolita, volcada al mar y llena de ambiente. Posee todas las cualidades para seducir al visitante, y es un excelente punto de partida para conocer el oeste australiano.



Día 3. Estancia en Perth.
Con un clima privilegiado, en el que prácticamente siempre luce el sol, la ciudad aparece abierta al aire libre, rodeada de mar y salpicada de parques. El día podrá dedicarse a pasear por la ciudad o a conocer sus alrededores llenos de encanto, apuntándose a alguna de las excursiones que se organizan.



Día 4. Un recorrido en coche de alquiler por el oeste australiano permite descubrir un mundo de masas boscosas y espacios naturales donde la flora autóctona se desarrolla en libertad. Senderos y múltiples instalaciones permiten acercarse a la naturaleza y disfrutar de ella. 
Para emprender el camino, se saldrá hacia el norte, hasta la localidad de Cervantes, un pesquero pueblo pequeño, cuyo nombre recuerda al ballenero americano que naufragó frente a sus costas en 1844. Cerca se encuentra el Parque Nacional de Nambung, con un llamativo paisaje compuesto de picachos de roca caliza en un desértico entorno de arena dorada donde el viento ha moldeado infinitas olas. Noche Cervantes.



Día 5. Siguiendo la dirección norte, se llega Kalbarri, pequeña localidad, especialmente apreciada por su tipismo y conocida como centro de veraneo, con un espectacular emplazamiento junto al mar. Noche en Kalbarri.



Día 6. Estancia en Kalbarri. 
Kalbarri tiene un imponente Parque Nacional que se extiende por la costa hacia el sur, con cuevas, gargantas y acantilados espectaculares. El Centro de flores silvestres, al borde del Parque, el pequeño acuario oceanográfico espléndidamente dotado para conocer la fauna marina y el Rainbow Jungle, con su prolija población de aves, además de las playas serán atractivos mas que suficientes a los que dedicar el día en la ciudad. Noche.



Día 7. Siempre hacia el norte, se llegará a Monkey Mia célebre por la numerosa población de delfines que frecuentan la orilla, y lugar donde descansar y disfrutar del sol y la playa. Noche.



Día 8. Estancia en Monkey Mia. 
El Parque Nacional François Peron protege las inmediaciones de la ciudad. Una bella sucesión de bahías, de acantilados y playas, envueltos en un paisaje donde la aridez extrema y el agua se mezclan y producen un sin fin de combinaciones, compondrá el escenario en el que disfrutar del día. Alojamiento en Monkey Mia.



Día 9. El recorrido atraviesa Carnavon cuyo río convierte las orillas en una especie de oasis, en medio de un entorno desértico. Luego, siguiendo hacia el norte, se llegará a Coral Bay. Una playa de arena y de dunas corre paralela al arrecife de coral protegido por el Parque Marino de Nigallo. Pero aquí el arrecife se aproxima a escasos 50 m de la orilla y ofrece toda la riqueza de especies singulares de estrellas de mar, tiburones-ballena, delfines y otras variedades marinas entre las que no faltan las tortugas, que anidan, cuando llega el verano, en las playas. Los amantes del buceo encontrarán en este lugar una excelente ocasión para disfrutar de su afición. Noche en Coral Bay.



Días 10 y 11. Estancia en Coral Bay.
La arena, los fondos marinos, el sol y el océano serán buenos acompañantes para pasar un par días al aire libre, descansando, disfrutando del sol y en contacto con el mar. Noches en Coral Bay.



Día 12. Tras devolver el coche de alquiler en el aeropuerto de Lermonth, se tomará un vuelo de regreso a Perth. A la llegada, un nuevo coche de alquiler, permitirá recorrer nuevos parajes dirigiéndose, esta vez, hacia el sur. En el trayecto, se pasará por la ciudad de Bunbury, apacible capital del sudoeste, con bellas playas y una población residente de delfines que hacen las delicias de los visitantes. Margaret River, bonito pueblo costero, con un estilo de vida tradicional y parajes naturales extraordinarios será el final de la etapa del día. Noche en Margaret River.



Día 13. Siguiendo la carretera hacia el sur y pasada la población de Bridgetown, comienza la zona más afamada de la región: un área maderera compuesta de bosques de árboles gigantes, de las especies jarrah, marri y karri, con ejemplares que llegan a alcanzar los 85 metros de altura. Su centro es Pemberton, una ciudad casi de juguete donde se hará noche.



Día 14. Estancia en Pemberton.
Son numerosas las excursiones que se pueden realizar por los alrededores. Entre ellas no pueden faltar las visitas a los Parques Nacionales que protegen las zonas boscosas, ni debe faltar tampoco un recorrido en el antiguo tren, réplica de otro de 1907, que atraviesa en una hora y media de trayecto lo más espectacular de la zona. Noche.



Día 15. Despacio, desde Pemberton, habrá que pensar en la vuelta hacia Perth. Noche en Perth.



Día 16. Es hora de regresar. Devoluicón del coche en Perth y, a continuación, salida en vuelo con destino Kuala Lumpur y conexión con el vuelo de regreso a Madrid, vía ciudad europea. Llegada el día 17.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.