Namibia en 4x4

Te gustará

- Moverte a tu aire por el país al volante de un 4x4.

- Conducir por la inmensa llanura, casi lunar, donde crecen las insólitas welwitschias.

- Descubrir la riquísima fauna namibia: elefantes marinos, gacelas, cebras, jirafas, elefantes del desierto ...

 

 

Día 1º. Salida de Madrid con destino Windhoek, haciendo escala en Johanesburgo. Llegada a Windhoek a primera hora de la tarde. La capital de Namibia es como una aparición en mitad del paisaje. Es una ciudad cosmopolita, moderna, de sabor europeo, plantada en un entorno casi desértico. Tras un descanso, la tarde servirá para tomar contacto con la gente, pasear ... y para recoger el coche con el que viajar al día siguiente. Noche en Windhoek.



Día 2º. Un paisaje de desierto bordea la carretera que se dirige a Etosha.
El Parque Nacional de Etosha conserva una extraordinaria variedad animal. Además de ser el principal parque de Namibia, es una de las más importantes reservas de África. Su atractivo consistirá en recorrerlo conduciendo el propio coche o bien contratando una excursión acompañada de un guía conocedor de lugar y de su fauna. Noche en Okakuejo Rest Camp.



Día 3º. Estancia en Etosha.
Moverse por el parque dará la ocasión de familiarizarse con él y con su naturaleza. Sobre todo en las primeras horas de la mañana y en las últimas de tarde, y en los alrededores del lago o las charcas de agua, se podrá gozar del espectáculo de las gacelas springbooks o de los elefantes, pasando por toda una amplia variedad de especies. Noche en Okakuejo Rest Camp.



Día 4º. El viaje continúa hacia el sur por paisajes de gran dureza. Damaraland es una enorme región de naturaleza salvaje y de belleza áspera donde tienen su morada los elefantes del desierto. Llegados a Twyfwlfontein, por la tarde, se efectuará una visita guiada en 4x4 para conocer los alrededores, disfrutar del paisaje y de la puesta del sol. Noche en el Twyfelfontein Lodge.



Día 5º. A pesar de la dureza de la tierra, la región estuvo habitada por bosquímanos que dejaron hace más de 4.000 años dibujos que aún se conservan. Por la mañana, una excursión conducirá hasta ellos para visitarlos y la tarde quedará libre para descansar en el lodge o hacer por cuenta propia alguna excursión en los alrededores. Noche en el Twyfelfontein Lodge.



Día 6º. Cuatro horas aproximadamente llevará el llegar a Swakopmund, la capital atlántica, aislada a orillas del océano, y de inconfundible sabor germano. Los aficionados a alguna actividad de aire libre podrán contratar en la ciudad la que prefieran dentro de un amplio abanico de ofertas. Y los que prefieran menos movimiento podrán pasar la tarde entretenidos en los cafés, galerías de arte, museos, el parque de la serpiente o el acuario. Noche en  Swakopmund.



Día 7º. La orilla del Atlántico forma un mundo especial. En los alrededores de Walwis Bay se halla una de las mayores colonias de lobos marinos de la tierra. Y dependiendo de la época se podrán contemplar grandes colonias de flamencos, además de las enormes dunas que caen al mar. Una navegación en lancha o catamarán por la mañana servirá para familiarizarse con el entorno de Walwis Bay. La tarde quedará libre para el descanso en Swakopmund, donde se hará noche.



Día 8º. Rumbo hacia el sudeste, el camino atraviesa una enorme planicie poblada por una planta única en el mundo: la famosa y extravagante welwitschia. La carretera, impresionante por su soledad, continúa hasta el desierto del Namib (uno de los más antiguos de la tierra). En Sossusvlei, llegados al Desert Homestead, opcionalmente se podrá contratar una excursión en coche descubierto para asistir entre las dunas a la puesta del sol. Noche en el Desert Homestead.



Día 9º. Conviene madrugar para acercarse en el propio coche a las dunas del Parque Nacional. Con su extraordinaria altura y en medio de un entorno absolutamente virgen, el espectáculo no tiene comparación. Habrá que caminar entre las dunas, aprovechar las horas en que adquieren su color rojo intenso, y alcanzar su cima para disfrutar del inigualable panorama. Siguiendo el recorrido, el cañón de Sesriem formado por la erosión del agua es un episodio más de la serie de paisajes espectaculares que ofrece el Namib. Noche.



Día 10º. Próximo a terminar el viaje, será hora de volver a Windhoek. Por carretera se tomará rumbo a la capital, a donde se llegará en 5 horas aproximadamente. Noche en Windhoek.



Día 11º. Por la mañana podrán realizarse aún las últimas compras. Luego se saldrá hacia el aeropuerto para devolver el coche y rehacer el camino de vuelta a Madrid. Noche a bordo y llegada a primera hora de la mañana del día 12º.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.