Monumentos y paisajes en la Ruta de la Seda

 

Disfrutarás...

con las ciudades históricas de la Ruta de la Seda

con el valle frondoso de Fergana

con la mezcla de etnias que pueblan Asia Central

con el abigarrado mercado de Kashgar, en tierras chinas

 

Un recorrido por Uzbekistán, Kirguistán y China amplía el panorama de la ruta de la seda. Cada etapa tiene su ritmo y su sabor: Uzbekistán el de sus espléndidos monumentos, Kirguistán la naturaleza y el alojamiento en yurtas o en casas familiares y China el del mundo uygur y el fabuloso mercado de Kashgar.

 

Día 1º. Vuelo, con conexión en Estambul, destino a Tashkent. Noche en vuelo.


Día 2º. Llegada muy temprano a TASHKENT. La capital de Uzbekistán es una ciudad moderna. No es que no tenga historia: un terremoto la destruyó en 1964 y hubo que reconstruirla. Tras un descanso, una visita acompañada por la ciudad ocupará el día entero. Se verán sus mezquitas y madrasas, el museo de Artes Aplicadas...  y también el bullicioso mercado principal de Chorsu. Un viaje en metro servirá para familiarizarse con la ciudad y una cena concluirá la actividad del día. Noche en Tashkent.


Días 3º y 4º. A Samarkanda se llega desde Tashkent tras un viaje de un par de horas en un tren de alta velocidad. SAMARKANDA es una ciudad mítica, cargada de historia y de historias, llena de monumentos cuidadosamente restaurados. Dos días de visitas acompañadas se dedicarán a visitar todo lo importante: la plaza Registán, las madrasas, mezquitas, mausoleos... Una de las noches habrá una cena típica con música del país, y la otra noche, además de la cena un espectáculo de luz y sonido en la plaza Registán. Alojamiento en la ciudad.


Día 5º. Por tierra se llega a la cercana Shakhrisabz, la ciudad sagrada donde nació Tamerlán. Se visitará el palacio blanco, la mezquita de Kuk Gumbaz, el conjunto Dorutt Tilovat, el mausoleo del hijo más querido del famoso caudillo... Y se continuará el camino hasta BUKHARA.  

A la llegada se dispondrá de la tarde libre para pasear al propio aire y tomar el pulso a la vida local. La cena tendrá el atractivo de un espectáculo folklórico que ayudará a conocer las tradiciones y costumbres de la región. Noche en Bukhara.


Día 6º. Bukhara es una ciudad pequeña y llena de vida. Sus numerosos monumentos se agolpan en las calles y forman parte del paisaje cotidiano de quienes viven en ella. El conjunto es sobresaliente y explica que la ciudad sea visita obligada para quienes llegan Uzbekistán. Una visita guiada recorrerá la ciudad y todos los monumentos importantes. Cena y noche en la ciudad.


Día 7º. El camino seguirá hasta KHIVA. Es un trayecto (450 km) que permitirá conocer el desierto de Kizil-Kum y asomarse al valle por el que corre el cauce del río Amudaria, el antiguo Oxus.  Tras la llegada, está previsto dejar la tarde libre con tiempo para perderse por las calles que encierra la muralla. Cena en un restaurante local y noche en Khiva.


Día 8º.  La ciudadela de Khiva fue uno de los primeros lugares reconocidos como Patrimonio de la Humanidad y la ciudad entera es la mejor muestra de la arquitectura musulmana en Asia Central. Una buena parte del día se dedicará a visitar los monumentos más importantes -mezquitas, mausoleos, madrasas, palacios...- Luego, en coche se llegará a la vecina Urgench para tomar el avión de regreso a TASHKENT. Cena y noche.


Día 9º. Salida en coche hacia Kokanda (250 km), en el VALLE DE FERGANA. El valle, encerrado entre montañas está en un extremo del país y es, con su relieve, su vegetación, su rica agricultura y sus gusanos de seda, otro mundo. Se visitarán monumentos, muestras de la cerámica local, una fábrica de seda y de alfombras, un mercado... Cena y noche en Fergana.


 

Día 10º. Después de Uzbekistán, el próximo destino es el Kirguistán. Tras de pasar la frontera, siempre en coche, se llegará a la ciudad de OSH, la segunda más importante del país, supuestamente fundada por Alejandro Magno. Un paseo por las llamadas 'montañas de Sulaiman' mostrará el carácter santo del lugar. Cena y noche en Osh.


Día 11º.  Osh presume del mercado más grande de Asia Central, animado, con tiendas, talleres de todos los oficios, vendedores de alimentos... Después de visitar el mercado y una tienda de artesanías se llegará a SARY TASH, una pequeña aldea del valle de Alai rodeada de un paisaje impresionante. Cena y alojamiento en una casa familiar.


Día 12º. La frontera entre Kirguistán y China está próxima. Una vez cruzada, la carretera conducirá a KASHGAR (total ruta 280 km). Cena y noche en Kashgar.


Día 13º. Kashgar está en el lado chino de la antigua ruta de la seda, en la región donde se asienta y se mantiene la población uygur, de religión musulmana. Se dedicará el día a visitar la famosa mezquita Idkah, el mercado, la ciudad antigua así como los alrededores de la actual ciudad. Cena y noche en Kashgar.


Día 14º. El mercado de los domingos de Kashgar es una visita obligada. Miles y miles de personas se reúnen, como hacían muchos siglos atrás, para comprar y vender animales, productos del campo y toda clase de mercancías. El espectáculo es verdaderamente único.  Cena y noche. 


Día 15º.  Un recorrido de 450 km marcará la ruta del día. De regreso a Kirguistán el destino será TASH RABAT donde se hará noche en un campamento de yurtas. Tash Rabat fue un final de etapa en la ruta de la seda y se visita aún el caravanserai que sirvió de refugio a quienes la recorrían.


Día 16º. La carretera serpentea por espléndidos paisajes de montaña a una altura que a veces supera los tres mil metros. El día terminará en SON KUL, un bello lago con un campamento de yurtas donde se hará noche.


Día 17º. La visita a un asentamiento nómada ayudará a conocer la vida en el lugar. Luego, un paseo por la aldea de KOCHKOR permitirá el contacto con la población sedentaria y conocer los oficios (fabricación de fieltros, alfombras...) que han centrado su actividad tradicional. Cena y alojamiento en una casa familiar.


Día 18º. Por paisajes siempre llamativos, y visitando viejos monumentos y ruinas levantados a la orilla de la ruta de la seda se llegará a BISHKEK. Cena con cantos de poemas épicos y música de instrumentos tradicionales marcará la despedida de Kirguistán justo antes de emprender el viaje de regreso. Tras ella, traslado al aeropuerto y embarque hacia Estambul y Madrid a donde se llega el día 19º.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.