Ciudades míticas de la Ruta de la Seda

Recordarás de este viaje

las maravillas de la construcción persa con cúpulas azules y humildes muros de ladrillo

el modo de vida de las gentes, a medio camino entre el pasado y un futuro que acaba de iniciarse

el contraste entre las áridas estepas de occidente y el paisaje fresco, con cultivos de frutales, del valle de Fergana

 

Día 1º. Salida de Madrid en dirección a Tashkent, la capital de Uzbekistán. Noche en vuelo.


 

Día 2º.  Llegada a TASHKENT y mañana libre para instalarse en el hotel y descansar del viaje.


 

Tashkent es una ciudad grande y casi toda moderna. Un terremoto la destruyó en buena parte y la caída de la Unión Soviética la rejuveneció con un buen lavado de cara. Hoy, tiene para el viajero el interés de una gran capital asiática, con restos importantes de su historia y con la vitalidad de una ciudad en expansión. Por la tarde, una visita guiada servirá para conocer sus distintos ambientes y sus monumentos más importantes: las mezquitas y madrasas del complejo Jast Imom, las de Kukaldosh y Abdulkasim y, sobre todo, el mercado Chorsu siempre animado y que no ha perdido su sabor oriental. Cena y noche en Tashkent.


 

Día 3º. El nombre de SAMARKANDA. despierta todas las fantasías que rodean a la Ruta de la Seda. Un tren de alta velocidad conducirá desde Tashkent a Samarkanda. De nuevo, quedará la mañana libre para hacer un primer paseo a la llegada. Y por la tarde se hará una visita a la ciudad. Cena típica acompañada de música y noche en Samarkanda.


 

Día 4º. El pasado de Samarkanda se hace visible en los espléndidos monumentos que conserva. Minaretes, cúpulas de brillante color azul, fachadas cubiertas de azulejos hacen de la ciudad un museo. Una nueva visita acompañada por la ciudad y por la noche un espectáculo de luz y sonido y una cena compondrán el programa del día. Noche en Samarkanda.


 

Día 5º. Por carretera se tomará la dirección hacia Bukhara. La ciudad de Shakhrisabz se encuentra en el camino. En ella nació Tamerlán y conserva mezquitas, palacios y mausoleos que hablan de su importancia entre los siglos XIV y XVI. Después de una visita, se reemprenderá camino a Bukhara.
BUKHARA fue una ciudad santa. Situada en un oasis, se convirtió en un centro de atracción para los viajeros de la Ruta de la Seda y en un faro para la cultura. Avicena nació en una aldea vecina. La tarde libre dará ocasión de pasear por el centro histórico de la ciudad y entretenerse al gusto de cada uno. Una cena, con una muestra bailes y vestidos folklóricos dará fin a la jornada. Noche en Bukhara.


 

Día 6º. La riqueza monumental de Bukhara es enorme y los trabajos de restauración han sido exhaustivos para recuperar el esplendor de muchos edificios heridos por el tiempo. La impresionante ciudadela, las mezquitas y madrasas, los mausoleos y los parques serán el objeto de una visita guiada por los monumentos más importantes.
Al final de la tarde está prevista una cena y, tras ella, el traslado a la estación para tomar el tren nocturno que conduce hasta Urgench.


 

Día 7º. Urgench es el acceso natural a KHIVA. En la llanura, una poderosa muralla encierra una ciudad -Khiva- que ha conservado milagrosamente partes enteras de su pasado y que es un auténtico museo. Su ciudadela estuvo entre los primeros conjuntos reconocidos como Patrimonio de la Humanidad y sus calles y monumentos se consideran una joya de la arquitectura musulmana en Asia central.
Una vez instalados en el hotel, se efectuará una visita a la ciudad y se terminará el día con una cena de despedida en un restaurante local. Noche en Khiva.


 

Día 8º. El viaje llega a su término. En coche habrá que regresar a Urgench, desde donde volar a Taskent y conectar con el vuelo de regreso a Madrid, que llega al final de la tarde.


 

 

Extensión al VALLE DE FERGANA

Al este del país, encerrado entre las fronteras con Tayikistán y Kirgikistán, en un rincón aislado y rodeado de montañas, está el Valle de Fergana. Fértil y de clima agradable es un pequeño vergel donde se han extendido los cultivos de algodón, de frutales y la producción de seda. Comparado con el resto de Uzbekistán es un auténtico oasis, próspero y con una población que en buena medida ha hecho su vida de espaldas a las llanuras áridas la mayor parte del país.

Día 8º. Desde Urgench un avión llevará de nuevo a Tashkent. Por la tarde, se hará una visita a lugares que quedaron pendientes al principio del viaje y luego, desde el aeropuerto, se tomará un avión a Fergana, al borde de la meseta del Pamir. Noche en Fergana.


 

Día 9º. Después del desayuno, en coche se viajará a Margilan donde se va a visitar una fábrica de tejidos y alfombras de seda. Tras detenerse en el mercado de Margilan, se seguirá camino a Rishtan, famosa por sus cerámicas de tonos azules. Noche en Fergana.


 

Día 10º. Otra vez en coche un recorrido entre paisajes de montaña impresionantes llevará a Kokand. Aquí, se visitarán la mezquita del Viernes, el palacio del khan, los mausoleos de Dajma y Shajon y finalmente se tomará el camino de vuelta a Tashkent para llegar al aeropuerto a última hora y preparar el regreso.


 

Día 11º. Muy de madrugada se emprenderá vuelo a Estambul para conectar con el avión a Madrid, que llega a media mañana.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.