Sikkim y Orissa

Conocerás...

- Bhubaneshwar, capital de Orissa y llamada la ciudad de los templos

- uno de los grandes centros de pergrinación como es Puri

- la espléndida región del té de Darjeeling

- el Himalaya de cerca, con sus pueblos, templos y paisajes magníficos

Día 1º. Salida de Madrid con destino a Calcuta y escala en Dubái o Doha. Noche en vuelo.


 

Día 2º. Calcuta, a orillas del golfo de Bengala, es una ciudad enorme, antigua y moderna al mismo tiempo y con las elegantes huellas del pasado colonial. Tras la llegada, por la tarde, nada mejor que hacer una visita guiada para conocer lo más importante de la ciudad y empezar a pulsar el ambiente de la calle. Noche en Calcuta.


 

Día 3º. Un avión conducirá a Bhubaneshwar, capital de Orissa y conocida como la ciudad de los templos. A un par de horas en coche se encuentra Puri, donde se hará noche.


 

Día 4º.  Puri es uno de los grandes centros de peregrinación de la India. Jagannath es el nombre que designa a una de las encarnaciones de Krishna, pero también al templo que se erigió en su honor. Se trata de un lugar especialmente sagrado al que acuden masas de peregrinos y se trata también de una obra sobresaliente de la arquitectura de Orissa. La mañana se dedicará a la visita del santuario. Y la tarde quedará libre para pasear por la ciudad.
Noche en Puri.


 

Día 5º. De Puri se regresará en coche a Bhubaneshwar. Y ahora sí, se dispondrá de tiempo para visitar la ciudad. Por la tarde, se hará un recorrido guiado por los principales templos y si se desea podrán visitarse las cuevas jainistas de Khandagiri y Udaygiri. Noche en Bhubaneshwar.


 

Día 6º. De nuevo en avión se volará desde Bhubaneshwar a Bagdogra, una población casi en las estribaciones del Himalaya. En coche, traslado a Darjeeling. 

Darjeeling, situado a una altura alrededor de los dos mil metros, es un lugar privilegiado, con paisajes únicos. Con un telón de fondo de grandes montañas de cumbres cubiertas siempre de nieve y hielo, el paisaje de colinas, sembrado de pueblos típicos y de los famosos campos de té resulta casi un paraíso. 
Noche en Darjeeling.


 

Día 7º.  La vista del amanecer en el Himalaya es un verdadero espectáculo. Por ello, merece la pena madrugar y contemplar desde Tiger Hill la salida del sol con todo el cambio de luces que se produce sobre el perfil de las montañas más altas del planeta. Después, será cuestión también de aprovechar para hacer la visita al monasterio de Ghoom, el más antiguo de la región, venerado por su imagen de Buda.

El desayuno ayudará a reponerse del madrugón y a prepararse para hacer un pequeño viaje hasta Goom en el famoso tren, casi de juguete, que se construyó hace más de cien años y que todavía está en servicio.

Por la tarde, el mejor plan será visitar la ciudad y el parque zoológico donde se muestran especies animales propias de la región de los Himalayas. Noche en Darjeeling.


 

Día 8º.  Algo menos de cinco horas por caminos de lo que ha sido el reino de Sikkim es lo que se tarda en llegar a Pelling. Pelling es un tranquilo pueblo de montaña al borde de la falda del imponente Kanchandzonga. La naturaleza y la atmósfera que lo envuelven le dan un encanto muy especial. Noche en Pelling.


 

Día 9º.  Estancia en Pelling.

La mañana será el momento mejor para visitar el monasterio de Pemayangtse. Se sitúa en lo alto de una colina boscosa desde la que se tiene una impresionante vista del Khangchendzong. El monasterio fue construido a finales del s.XVII y es uno de los más importantes de la rama Nyingmapa del budismo en Sikkim. Cargado de tradiciones y de nombres de estirpes reales, lo más llamativo es la copia de la morada celestial de venerado Guru Padmasambhava.

Aparte de la visita al monasterio, también valdrá la pena caminar por el sendero que discurre por el bosque y que lleva a las ruinas de Rabdandtse, la que fue segunda capital de Sikkim. Son los restos de la ciudad primitiva y del palacio del que queda una estupa. Quienes tengan afición a andar podrán todavía ver las cataratas de Changay. Noche en Pelling.


 

Día 10º. De Pelling se emprenderá camino a Gangtok, a donde se llega en unas seis horas, en coche.

Gangtok se convirtió en la capital de estado a mediados del siglo XIX y su centro se ha modernizado desde entonces para acoger importantes edificios de gobierno. Pero sobre todo se ha convertido en la base para visitar los alrededores, llenos de lugares de interés. Noche en Gangtok.


 

Día 11º.  Estancia en Gangtok.

El monasterio de Rumtek concentra toda clase de poderes espirituales y de reliquias. Es la sede de su santidad Gyalwa Karmapa, la cabeza de la obediencia kagyupa del budismo tibetano y posee un centro de estudios al que acuden gentes de todo el mundo.

Después de Rumtek, no puede faltar la visita al monasterio de Enchey, colgado en un precipicio sobre Gangtok, donde ejerció de ermitaño el venerable lama tantra Durtob Karpo, conocido por sus habilidades de levitación. Se visitará también el Instituto Namgyal de 'Tibetología' encargado de conservar la cultura y las tradiciones tibetanas y de promover el estudio del budismo mahayana. Unas tiendas con artesanías tibetanas, dos estupas y dos grandes imágenes, una de Buda y otra del santo patrón de Sikkim, acompañan al Instituto.

Finalmente, una visita al organismo oficial que cuida de las labores artesanas de Sikkim permitirá comprar tejidos y tallas de madera y ver además a los artesanos desarrollando su trabajo. Noche en Gangtok.


 

Día 12º.  La etapa del día tiene como objetivo Kalimpong, a donde se llega en aproximadamente tres horas.
El lugar, a menos altura que los anteriores y con un clima especialmente benigno, formó parte de las propiedades del rajá de Sikkim y se hizo famoso por sus cultivos de orquideas y de gladiolos.  Después de llegar, por la tarde, se visitarán los viveros de flores de la ciudad y algunos monasterios, todos ellos con sus particulares historias, ritos y tradiciones. Noche en Kalimpong.


 

Día 13º. Llega el momento del regreso. De Kalimpong habrá que llegar a Bagdogra y de su aeropuerto volar hasta Calcuta donde se hará noche.


 

Día 14º. Regreso de Calcuta a Madrid en vuelo con escala en Doha o Dubái.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.