Ecuador: La ruta de los volcanes y Galápagos, con niños

Las islas Galápagos, protegidas por un parque natural con normas muy estrictas, se visitan en un recorrido en barco, descendiendo para pasear en aquellas en las que está permitido. El recorrido por el mar, la excursión por las islas y la exótica fauna son un poderoso atractivo para los más jóvenes. En el continente, se viajará en coche (con guía y conductor), realizando la ruta de los volcanes y recorriendo ciudades como Quito e imponentes paisajes como la Cordillera, haciendo un viaje lleno de interés y emoción. 

Las islas Galápagos son una maravilla de la naturaleza.  Protegidas por un parque natural sujeto a normas muy estrictas, se visitan en un recorrido en barco que combina la navegación por las aguas tranquilas del Pacífico con el descenso y el paseo por las islas cuya visita se permite. El recorrido por el mar, la excursión por las islas y la exótica fauna que se contempla en ellas son un poderoso atractivo para los más jóvenes. En el continente, el recorrido -en coche, con guía y conductor- por la ruta de los volcanes vuelve a ser un plan lleno de novedades y sorpresas. Ciudades como Quito, paisajes con un fuerte impacto como los que ofrece la Cordillera, etnias diversas... dan al viaje por el interior de Ecuador interés y emoción.

 

Día 1º. Salida con destino Quito. Recepción, traslado y alojamiento en el hotel.



Día 2º. Estancia en QUITO. Visita de la ciudad. 
Para no cansar a grandes ni a pequeños con una estancia demasiado larga en la capital, le dedicaremos a Quito un solo día, aunque al final volveremos a pasar por la ciudad para visitar lo que en este primer contacto quedó pendiente. Merecerá la pena detenerse en Quito porque la visita será variada y podrá hacerse paseando, de manera tranquila. La capital de Ecuador, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, se sitúa en la cuenca de un alargado valle, al que rodean los definidos perfiles de varios volcanes. Junto a la ciudad moderna, se conservan los barrios de época colonial del viejo Quito, con dignos edificios de fachadas pintadas en tonos pastel. En ellos el reloj de la historia parece haberse detenido. Un paseo por sus calles, entre la gente, las tiendas más diversas y los puestos ambulantes, traslada irremediablemente a los siglos XVI y XVII. Acompañan al visitante en su recorrido viejas casonas, palacios, fastuosas iglesias y monasterios como los de San Francisco, La Compañía o la Merced, que levantaron artesanos indígenas y arquitectos españoles. Noche en Quito.



Día 3º. En la mañana, por carretera, se emprenderá el camino hacia el Parque nacional de Cotopaxi, cuyo impresionante volcán de casi 6.000 m es el más elevado de los volcanes activos del planeta. El paisaje, la vegetación que se desarrolla en el lugar, el caminar por alguno de los senderos que recorren el parquen o rodean la laguna de Limpiopungo, las sensaciones de altura que acompañan a quienes se mueven por la cordillera andina resultarán un buen entretenimiento con sabor a aventura.

Luego, retomando el camino en dirección sur, se cambiará de paisaje a medida que se desciende y se llega a la agradable ciudad serrana de BAÑOS. Baños se hizo popular por sus fuentes termales, sus cascadas y sus vistas hacia el volcán Tungurahua y se ha convertido en una ciudad de provincias llena de encanto. Noche en Baños.



Día 4º. Aprovechando la estancia en Baños, lo mejor será explorar sus alrededores siguiendo el curso del valle que desciende hacia la llanura amazónica. No hará fal ta llegar hasta ella, para encontrar rincones de lo más pintorescos e incluso para atravesar el cañón del río en un rudimentario teleférico que cruza de un lado al otro. Un poco más allá, el descenso -y de regreso la subida- hasta 'El pilón del diablo' será de nuevo una aventura y una prueba física más para los adultos que para los jóvenes.

Dejando Baños atrás y siguiendo recorrido por el corazón de la Sierra, podrá vislumbrarse la majestuosa cumbre del volcán Chimborazo, en cuyas faldas viven todavía comunidades indígenas que echan sus raíces en las antiguas tribus preincaicas. El camino, luego, continuará en dirección sur hacia RIOBAMBA, la agradable capital de la región, donde se hará noche.



Día 5º. Por paisajes empinados donde se asientan pequeños pueblos indígenas, la carretera sigue hacia Alusí  y conduce hasta las ruinas de Ingapirca. Tras la visita, se continuará hasta la elegante ciudad de CUENCA. Declarada Patrimonio de la Humanidad, con su diseño de calles ordenadas y rectas, y su aire colonial y provinciano, pasa por ser la más bella ciudad de Ecuador. Los suelos empedrados de las calles, bordeadas por importantes edificios religiosos y civiles, invitan a un paseo, que servirá también para decidirse por alguno de los muchos restaurantes de la ciudad donde cenar. Noche en Cuenca.



Día 6º. Estancia en Cuenca. 
Para no agotar los atractivos de la ciudad y dar curso a las ganas de aventura de los jóvenes, por la mañana, nada mejor que hacer una visita al Parque Nacional de Cajas, conjunto natural de gran belleza, formado por lagunas de origen glacial. Por la tarde, una pequeña parada en Gualaceo, junto al río Santa Bárbara, servirá de entretenimiento antes de regresar a Cuenca.



Día 7º. Hay que aprovechar el tiempo que queda en Cuenca y dedicar la mañana a visitar su centro histórico, además de entrar en uno de los talleres donde se producen los reputados sombreros 'panamá' que nacieron y se fabrican en Ecuador. Va a ser interesante conocer sus secretos y ver cómo los tejen  laboriosamente las manos artesanas con paja toquilla. Por la tarde, traslado al aeropuerto y salida en vuelo en dirección a Quito. Recepción y regreso al hotel. Noche en Quito.



Día 8º. Traslado al aeropuerto y vuelo hacia Baltra, ya en las islas Galápagos. Recepción e inicio del crucero.
El archipiélago de las GALÁPAGOS, situado a 1.000 kilómetros del continente y declarado Patrimonio Natural de la Humanidad, constituye un auténtico espectáculo natural lleno de vida. Pasear al lado de tortugas de 500 kilos, llamativas iguanas, leones marinos, pingüinos, todo tipo de aves marinas, o bucear junto a focas y delfines hará las delicias de toda la familia.



Días 9º al 11º. Crucero por las islas Galápagos. 
Desde Puerto Ayora se iniciará un recorrido por mar que llevará hasta las islas principales y cuya programación dependerá de la época del año y de las condiciones climáticas. El barco resulta lo suficientemente grande como para que haya espacio para moverse por él y entretenerse. El paisaje, entre una isla y otra será variado y las maniobras de desembarco, además de los paseos por los senderos habilitados para las visitas una fuente de emociones y sorpresas.



Día 12º. Terminado el crucero, traslado al aeropuerto y salida en vuelo de regreso a Quito. La línea del ecuador pasa muy cerca de Quito y a los chicos les apetecerá sin duda haberla pisado y poder pasar de un salto del hemisferio sur al norte. Una pequeña excursión al parque habilitado para señalar el paso de la linea ecuatorial puede ser una buena idea para apurar la estancia en Quito Y luego, el tiempo tiempo en la ciudad podrá servir para ver algo de lo que quedó pendiente a la llegada y para cenar en cualquier restaurante del animado centro. Noche en la ciudad.



Día 13º
. Finalmente, llega la hora de regresar. Sólo queda trasladarse al aeropuerto y tomar el vuelo con destino a España, a donde se llega el día 14º, por la mañana

¿Cuánto cuesta mi viaje?

Todos nuestros viajes son a medida y puedes rediseñarlos a tu gusto. Para conocer el precio exacto de tu viaje propón los cambios que desees sobre el programa que te sugerimos - duración, fecha de salida, servicios...- y pídenos presupuesto con toda libertad. Uno de nuestros expertos lo elaborará para ti.