Chequia con niños

Chequia ofrece un excelente plan para divertirse toda la familia, un escenario sensacional en el que disfrutar todos los días de sorpresas diferentes. Conduciendo un coche de alquiler y haciendo etapas cortas, el camino discurrirá por ciudades grandes y pequeñas, siempre llamativas por sus casas adornadas y pintadas de colores, como salidas de un cuento. Las montañas verdosas y los bosques frondosos acompañan durante todo el viaje, salpicados aquí y allá por un castillo, un monasterio, un lago por el que navegar o un río al que asomarse.

Praga va a ser el principio y el final del viaje. Pero la estancia en ella no será larga para no cansar a los más jóvenes, que suelen hartarse de las ciudades grandes. El viaje consistirá en un recorrido en coche de alquiler a base de etapas cortas. Nada como ir cambiando de un lugar a otro para dar variedad a todos los días y para encontrar novedades con las que dejarse sorprender. Los fines de etapa tratarán de efectuarse en poblaciones no muy grandes pero atractivas. Unas cuantas serán Patrimonio de la Humanidad. Otras curiosas y amenas. En todo caso, siempre se va a buscar un equilibrio que haga del viaje una experiencia grata para todos.

 

Día 1º. Salida de Madrid con destino a Praga.


 

Día 2º. En PRAGA es cuestión de pasear por el centro, caminando y parándose a disfrutar de sus rincones. Se podría dedicar a ella varios días, llena como está de monumentos, museos, barrios y calles que visitar. El aire medieval en muchos lugares entretendrá a los chavales. Pero con niños, será cuestión de no excederse por el lado cultural. Para ello, nada como destinar un solo día a la ciudad y asegurar un plan variado y, al mismo tiempo, interesante. En una jornada se verá lo principal, sin llegar en ningún caso al agotamiento. Estará bien empezar la visita por  la famosa plaza del Ayuntamiento y sus alrededores más próximos. Luego, cruzar el puente de Carlos, sobre el Moldava, y pasear por el centro de la antigua Malá Strana. Y llegar, por fin, a la colina del Castillo, en cuyo complejo habrá espacio y materia para visitar, pasear y pasar un buen rato. A quienes aún les sobre tiempo y ganas, una parada en el viejo cementerio judío les asegurará la sensación de haber cumplido con creces sus obligaciones de buenos turistas.

Como entretenimientos no hay que perder de vista una pequeña navegación por aguas del Moldava, que resultará de lo más animada, y asistir a una representación del famoso Teatro Negro, que tanta fama ha dado a la ciudad.


 

Día 3º. La región de Praga está llena de lugares del más alto valor histórico. En coche -sin conductor- se iniciará un recorrido haciendo paradas en los puntos más destacados del camino. Habrá que pasar por Kutna Hora, a la que hicieron famosa sus minas de plata -¡que pueden visitarse!. Se visitará también Hradek Kralové, con su centro antiguo amurallado. Y se terminará el recorrido en CHRUDIM, pequeña ciudad, cuyo núcleo histórico, sobre una loma, está lleno de sabor. Noche en Chrudim.


 

Día 4º. Por Pardubice, a orillas del Elba y por Litomysi, se llega a OLOMOUC, antigua capital de Moravia. En su centro histórico lleno de edificios de los estilos y orígenes más diversos, es un escaparate del viejo ambiente de centroeuropa y un reflejo de las distintas épocas de la ciudad y su esplendor. 

Tras Olomouc, el camino hacia Brno está lleno de lugares de atractivos. Si no se desea tomar la autopista, el desvío por Kromeitz para acercarse a su castillo barroco, puede ser buena alternativa. 

Brno aparece como la otra gran capital en el estratégico camino de Viena a Cracovia. Es una ciudad moderna, viva y llena de energía. Su casco antiguo merece una visita e invita a pasear para mezclarse con la gente y con la animación de las tiendas. A la salida, tal vez parando en Namest nad Oslavou para ver su celebrado castillo, habrá que dirigirse a TELC, pequeña y abandonada hasta hace poco, pero hoy extraordinaria y catalogada como patrimonio de la Humanidad. Telc es sobre todo su plaza, con palacio, como no podría faltar y con estanque, a muy poca distancia. Su encanto la hace inolvidable. Noche en Telc.


 

Día 5º. Saliendo de Telc, se seguirá camino hacia la frontera austríaca. Slavonice es sorprendente por la decoración de las fachadas de sus casas, algunas de ellas cubiertas de elegantes viñetas dibujadas en negro. Su entorno, con bosques de árboles centenarios invita a perderse por ellos y a buscar un rincón donde hacer un picnic y gozar sin prisas de la naturaleza. A poca distancia está el castillo de Landstejn. Su posición estratégica se corresponde a la región fronteriza donde se encuentra. Los años lo dañaron pero hoy ha sido consolidado y resulta una visita emocionante. El camino continúa hasta Trebon. Su centro, ordenado y mantenido con esmero tiene el encanto habitual en las ciudades de la región. Pero en busca de aventuras convendrá hacer una parada y acercarse al lago -junto a una típica fábrica de cerveza- para esperar al barquero y darse un pequeño paseo navegando por sus aguas. Por fin, CESKY KRUMLOV aparece con toda su grandeza. Será el final de la etapa y no extraña que en la opinión de casi todos sea considerada una de las poblaciones más bellas de Bohemia. Llena de historia, con su río y su enorme castillo, será un lugar excelente donde pasar la noche.


 

Día 6º. Tras visitar Cesky Krumlov -y quienes lo deseen, tras acercarse al monasterio de Zlatá Koruna, uno de los conjuntos góticos mejor conservados del país-, la ruta continuará Karlovy Vary. En el recorrido, algunas paradas (Prachatice, Strakonice) ayudarán a conocer mejor la Bohemia meridional. A la llegada, KARLOVY VARY será como el túnel del tiempo. Un tiempo que parece de lujo porque es trasplantarse a ese mundo sin prisas de los balnearios ajardinados donde todo es paseo y conversación y donde el ajetreo de la vida corriente parece suspendido. Karlovy Vary es lo más parecido a una película y, por ello mismo no puede dejar de sorprender. Noche en Karlovy Vary.


 

Día 7º. Después de tantos kilómetros habrá que descansar y hacer una etapa ligera. Dedicar la mañana a Karlovy Vary ayudará a ello. Luego, tomando cualquier carretera que conduzca a la capital, será cuestión de regresar a Praga, donde se devolverá el coche de alquiler y se hará noche.


 

Día 8º. Llega el momento de regresar. Habrá que encaminarse al aeropuerto y desde él tomar el avión que conduce a Madrid.

¿Cuánto cuesta mi viaje?

Todos nuestros viajes son a medida y puedes rediseñarlos a tu gusto. Para conocer el precio exacto de tu viaje propón los cambios que desees sobre el programa que te sugerimos - duración, fecha de salida, servicios...- y pídenos presupuesto con toda libertad. Uno de nuestros expertos lo elaborará para ti.