Descubriendo Islandia, con niños

Toda la familia va a disfrutar ...

- de una naturaleza virgen sin parecido en ningún otro lugar del mundo

- de caminatas por senderos que llevarán a llamativas cascadas

- de glaciares que se pierden en la lava o en las aguas de algún precioso lago

- de la tierra hirviente animada por la fuerza volcánica y del espectáculo de fumarolas o de géiseres

Islandia es un país insólito e ideal para visitar en familia. Su naturaleza no tiene igual en el planeta y por consiguiente sorprende y emociona. Mayores y jóvenes van a disfrutar de un viaje, todo al aire libre, hecho para caminar entre volcanes o entre el hielo, para dejarse absorber por el panorama de cascadas espectaculares, ver géiseres y fumarolas o vivir bajo un cielo que en pocas horas pasa del azul intenso al pedrisco y la lluvia y de nuevo al azul más brillante, Además, también será una experiencia ver como la luz del día se alarga hasta más allá de las doce de la noche.

Conducir en Islandia no tiene ningún problema, como tampoco lo tiene parar en cualquier momento para disfrutar del paisaje porque las carreteras no tienen casi tráfico y el camino es distendido. Comer de picnic apetecerá en más de una ocasión y habrá oportunidades de hacerlo al borde de un lago, del mar o de un glaciar. Un coche de alquiler conduciendo uno mismo será la mejor manera de moverse con libertad y al ritmo que cada cual desee.

 

Día 1º. Salida de Madrid con escala en una capital europea y destino a REYKJAVIK. En el mismo aeropuerto de llegada, recogida del coche de alquiler.
La capital de Islandia es una ciudad despejada, de aspecto pequeño y ambiente nórdico y ordenado. Es tranquila, con un centro con casas elegantes de corte clásico y también con fachadas de vivos colores. Un paseo por la ciudad va a servir para familiarizarse con ella y asomarse al puerto y buscar algún lugar agradable donde cenar. Pero si la llegada es temprana, quizás haya tiempo para celebrar la bienvenida dándose un baño al aire libre en las aguas templadas del Blue Lagoon, O en caso contrario, puede ser igualmente atractivo dejarlo como despedida el último día de estancia en Islandia. Noche en Reykjavik.


 

Día 2º. Dedicarle la mañana a la capital no estará de más. Hacer una pequeña visita a un museo y entretenerse en alguna tienda o en una galería de arte ocupará un poco del tiempo. Pero el plan más divertido consistirá sin duda en apuntarse a una navegación para avistar las ballenas que viven alrededor de la costa. Las olas, el continuo mirar el mar, la súbita aparición de las ballenas va a ser emocionante para todos y una fuente de continuas anécdotas.

Después del mediodía, puede resultar un buen momento para salir de la ciudad y empezar a conocer el campo abierto. La dirección a tomar será  al llamado CIRCULO DE ORO. En  la llanura de Thingvellir, se contempla un auténtico hito de la geología: la fisura de Almannagjá, la falla que separa las placas continentales norteamericana y euroasiática. Caminar en ella dará la sensación de hallarse en una grieta que parte el mundo y que abre el camino a los misterios de las profundidades de la tierra . Y otro de los hitos del viaje son los llanos geotérmicos de GEYSIR -donde el géiser Strokkur colmará el deseo de emociones al lanzar sus chorros de vapor y agua en ebullición cada pocos minutos-. El día va a terminar en el área de SELFOSS, donde se hará noche.


 

Día 3º. GULLFOSS, la cascada dorada, volverá a ser un espléndido espectáculo que encantará a todos. Es una impresionante catarata que se precipita, en dos saltos, al fondo del cañón del río Hvítá. Contemplar la caída de la enorme masa de agua será la mejor manera de empezar el día. Luego, siguiendo el curso del río y aproximándose a la costa por paisajes prácticamente vírgenes se pasará todavía por las orillas del glaciar en Svinafellsjorkull con sus laderas de hielo negro,  se terminará en el área del Parque Nacional de Skaftafell, donde alojarse y hacer noche.


 

Día 4º. El Parque Nacional de SKAFTAFELL es soberbio. Será motivo de diversión para grandes y pequeños porque ofrece la oportunidad de hacer alguna caminata, sencilla y emocionante al mismo tiempo, en medio de la naturaleza. Pocos espacios en Islandia igualan la riqueza de contrastes que brinda este lugar, donde los arbolados verdes y las montañas negras combinan con el blanco del glaciar y con la mole del pico más alto del país, el Hvannadalshnúkur. El día se va a animar con más cascadas -Seljalandsfoss, por ejemplo, o Svartifoss- que volverán a ser un divertimento pero lo más impresionante resultará el encuentro con la laguna glaciar de Jokulsarlon, célebre por su extraña belleza y por las excursiones en barco o en un vehículo anfibio entre los icebergs desgajados de la gran masa de hielo y que quedan flotando en el agua. La carretera, bordeando el mar, será un nuevo espectáculo que acaparará la atención de todos, pequeños y grandes, y que conducirá al área próxima a Breiðdalsvík donde finalizará la etapa.


 

Día 5º. Lo que sorprende de Islandia es que casi todo es una novedad. El clima y los orígenes volcánicos dan lugar a un  litoral recortado de gran espectacularidad. Atravesando el Fiordo del Este, entre majestuosas montañas y pueblos de pescadores, un desvío en la carretera conduce a uno de los escasos espacios arbolados de la isla y -tras una entretenida caminata- a la cascada de HENGIFOSS la segunda en altura de Islandia bordeada de enormes columnas de basalto.

Pero como el día es largo, todavía va a dar tiempo a un pequeño rodeo por el Parque Nacional de JOKULSARGLUFUR hasta el estremecedor cañón de origen glaciar por donde se precipita la Dettifoss, la catarata más caudalosa de Europa. Al fin, se llegará al LAGO MYTVAN para descansar de todas las emociones del día.


 

Día 6º. La gran Reserva Natural de Myvatn-Laxa, salvaguarda un paisaje espectacular de origen volcánico. El lago Myvatn es un paraíso para los amantes de las aves pero sobre todo para dejarse envolver por un entorno único. A pequeños y a mayores les divertirá caminar por el borde del cráter de un volcán pero sobre todo  por el extenso campo de lava y fumarolas, de KRAFLA, en actividad constante. Sentir la tierra viva, caliente y humeante, desprendiendo burbujas al lado del camino será sin duda una gran experiencia y el motivo de una curiosa inquietud.
Por la tarde en coche el camino se dirigirá hacia el mar para terminar en HUSAVIK, una pequeña ciudad, muy agradable, al borde de un fiordo, que resultará ideal para cambiar de escenario y para pasar la noche.


 

Día 7º. El norte de Islandia va a dar la ocasión de familiarizarse con las tierras vecinas del Círculo Polar. Tomando rumbo al oeste, se llegará, en apenas una hora, a Akureyki, la capital de la región norteña, situada al fondo del largo fiordo de Eyjafjörour. Forma la comunidad más amplia fuera de la capital con alrededor de 15.000 habitantes. Pero de camino, una parada obligada será GODAFOSS, - la 'cascada de los dioses'- y seguidamente y para dejarse envolver por los paisajes más extremos de la isla se llegará al cercano fiordo de SKAGAFFJORDUR, donde visitar la antigua granja de Glaumbaer, ahora museo folklórico. A continuación, dejando atrás las tierras del norte se entrará en la región occidental de Islandia para iniciar la visita a la península de SNAEFELLSNES. Pero ojo, no es un lugar cualquiera. En el volcán que da nombre a la península situó Julio Verne el comienzo de su “Viaje al centro de la tierra” Noche en la zona.


 

Día 8º. Es hora de emprender el regreso a Reyjkjavik. La carretera tomará dirección hacia el sur y volverá a ofrecer motivos para entretenerse. De camino se podrá visitar todavía el manantial de Deildartunguhver, las cascadas de Hraunfossar y la morada histórica de Reyjkholt. Y provechando la cercanía, si no se hizo a la llegada, va a ser la ocasión de solazarse con un relajante baño termal en la Laguna Azul. Noche en Reyjkjavik.


 

Día 9º. Dependiendo de la hora del vuelo, tal vez quede tiempo libre para disfrutar de las últimas horas en la ciudad. Luego habrá que dirigirse al aeropuerto de Reyjkjavik para devolver el coche y tomar el avión de regreso a casa.

¿Cuánto cuesta mi viaje?

Todos nuestros viajes son a medida y puedes rediseñarlos a tu gusto. Para conocer el precio exacto de tu viaje propón los cambios que desees sobre el programa que te sugerimos - duración, fecha de salida, servicios...- y pídenos presupuesto con toda libertad. Uno de nuestros expertos lo elaborará para ti.