Golden Eagle Silk Road: de Moscú a Pekín

Te gustará...

- Seguir los pasos de figuras tan legendarias como Alejandro Magno o Marco Polo, rememorando una de las rutas comerciales más importantes del mundo antiguo, la Ruta de la Seda.

- Viajar, como hicieron durante siglos mercaderes y aventureros llevando consigo seda, especias, perfumes y conocimiento, hasta China siguiendo antiguos caminos por algunos de los paisajes más duros del planeta.

- Conocer de primera mano por qué estos caminos, que se extienden casi 6.500 km, fueron lo que se acabaron llamando la Ruta de la Seda. 

 

 

SALIDA 16 DE ABRIL DE 2019. VIAJE EN TREN.

Día 1. Moscú.

Llegaremos al aeropuerto de Moscú, donde nos recogerán nuestros representantes, y nos trasladaremos al hotel Ritz-Carlton (5*). Ubicado en el centro de la ciudad y a un paseo de la Plaza Roja y el Teatro Bolshoi, los huéspedes encontrarán un ambiente clásico y sofisticado en este lujoso hotel. Disfrutaremos de una exquisita cena de bienvenida mientras conocemos al resto de viajeros de esta épica aventura de 21 días, y a continuación pasaremos la noche en nuestro hotel, el Ritz-Carlton (5*).


 

Día 2. Moscú.

Nuestro tour de Moscú nos llevará a conocer la grandeza del Kremlin, el corazón espiritual, histórico y político de la ciudad. También veremos los tesoros de los zares en la Armería, y disfrutaremos de una visita privada exclusiva antes de su apertura al público. También visitaremos la Plaza Roja, el icónico símbolo de la antigua excelencia política y militar del país, con su ecléctica mezcla de estilos arquitectónicos (desde los pináculos ornamentales de la Catedral de San Basilio hasta la elegante fachada de los grandes almacenes GUM, pasando por la evocativa tumba de Lenin.

Para aquellos que ya conozcan Moscú, también ofrecemos la Opción Alternativa de descubrir otros puntos de interés en los alrededores de la ciudad, como la pequeña localidad de Sérgiev Posad, donde encontraremos uno de los monasterios más bonitos de Rusia y que es además el centro histórico y espiritual de la Iglesia Ortodoxa Rusa, o también podremos visitar la famosa Galería Estatal Tetriakov, que alberga el Museo Nacional de Bellas Artes.

Al concluir las visitas, regresaremos a nuestro hotel, el Ritz-Carlton (5*), donde pasaremos la noche.


 

Día 3. A bordo.

Por la mañana, nos embarcaremos en el mítico tren Transiberiano Golden Eagle Express. Al llegar a la estación de Moscow Kazansky, nos recibirá la magnífica Sala de Espera Imperial, donde podremos disfrutar de una copa de champán ruso con canapés mientras vamos conociendo a los otros viajeros de esta aventura y nos recibe el personal del tren. Treinta minutos antes de la salida del tren, los encargados del tren nos escoltarán a la Plataforma 1, donde nos estará esperando el Golden Eagle junto a una orquesta militar de viento metal.

En algunas salidas marcadas, durante el primer tramo del viaje nuestro tren Golden Eagle es arrastrado por una locomotora de vapor rusa. La oportunidad única de fotografiar esta locomotora en la estación moscovita de Kazansky será un comienzo inolvidable para esta aventura a bordo del mejor tren de Rusia, el Golden Eagle, con el que atravesaremos Asia y que nos llevará hasta Pekín en una aventura sin igual.

Nos dirigiremos a nuestras modernas y estilosas cabinas y pasaremos nuestra primera noche en el mítico Transiberiano Golden Eagle, con el cual realizaremos una travesía de 11.000 km, cruzando cinco países, seis husos horarios, interminables llanuras y bosques primarios, y caudalosos ríos por lugares remotos a los que no es fácil acceder de otra manera.


 

Día 4. Volgogrado.

Junto a la orilla del río Volga, Stalingrado (como se conocía a la ciudad en tiempos soviéticos) fue el dramático escenario de una de las batallas más importantes y cruentas de la II Guerra Mundial. En ella, los rusos rechazaron heroicamente a las tropas nazis que avanzaban hacia el norte y, así, alteraron definitivamente el curso de la guerra. Visitaremos el emotivo y aleccionador Memorial Mamáyev Kurgán, y a continuación realizaremos una interesante visita por el museo. Más tarde regresaremos a nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle, y continuaremos nuestra ruta hacia China.


 

Día 5. Desierto de Karakum.

En el día de hoy disfrutaremos de un día relajado a bordo de nuestro tren mientras atravesamos los vastos territorios del desierto de Karakum, que significa “arenas negras”. Además de experimentar este paisaje único, tendremos la oportunidad de charlar con los otros pasajeros e incluso dar una clase de ruso. Pasaremos la noche a bordo de nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle.


 

Día 6. Jiva.

Desde Urgench, viajaremos hasta la milenaria ciudad de Jiva, fundada hace 2.500 años. Como uno de los puestos más importantes de la Ruta de la Seda, se encuentra en un cruce de caminos entre las rutas que conducían a Mongolia, Rusia, China y Persia, siendo en la actualidad un lugar Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Es un verdadero espectáculo para los ojos, alzándose imponente sobre el desierto, y mostrando su rica arquitectura y sus murallas. Caminando entre sus muros, viajaremos en el tiempo para descubrir asombrosas mezquitas, madrazas, bazares y minaretes salpicando el paisaje de la maravillosa ciudad de Jiva.

Tras la visita, regresaremos a nuestro tren, el grandioso Transiberiano Golden Eagle, donde cenaremos y pasaremos la noche en camino.


 

Día 7. Asjabad.

Asjabad, la capital de Turkmenistán, es conocida como “Las Vegas del Karakum”. Situada entre el desierto de Karakum y la cordillera de Kopet Dag, Asjabad es una ciudad relativamente moderna construida sobre las ruinas de la ciudad Konjikala, que se encontraba en la Ruta de la Seda, y sobre los restos de la ciudad soviética que se construyó tras el asolador terremoto que destruyó la región en 1948.

Las fuentes extravagantes de la ciudad, sus cúpulas doradas y sus edificios modernos que parecen querer alcanzar el cielo nos parecerán extraños espejismos que emergen de este incongruente paisaje desértico. Realizaremos una visita a la ciudad, que incluirá el Museo Nacional y la Mezquita de Gypjak. A continuación, regresaremos a nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle.


 

Día 8. Merv.

Desde la ciudad de Mary nos dirigiremos a las antiquísimas ruinas de Merv, que no han sido aún restauradas. Éste fue siglos ha uno de los puntos principales de la Ruta de la Seda, y se cuenta que durante un período breve en el siglo XII, Merv fue la ciudad más grande del mundo. En 1794, la ciudad comenzó su declive tras la destrucción por parte del emir de Bujará de su dique, del cual dependía la población para conseguir agua dulce.

Tras la visita de Merv, regresaremos a nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle, donde pasaremos la noche mientras seguimos avanzando en esta apasionante aventura.


 

Día 9. Bujará.

Amaneceremos en Bujará, un lugar que es difícil describir con palabras con su espectacular majestuosidad. En 1999, la UNESCO patrocinó la restauración de gran parte de la ciudad para celebrar sus 2.500 años de historia. Posiblemente lo más destacado sea la visita a la fortaleza de Ark, la residencia fortificada de los emires de la ciudad, que son aún recordados como unos gobernadores despiadados y despóticos, y que gobernaron hasta los tiempos de la Unión Soviética.

A continuación, saldremos de la ciudad para descubrir el idílico y encantador Palacio de la Luna y las Estrellas. Por la noche, si el clima lo permite, disfrutaremos de una barbacoa al aire libre en la plataforma de la estación antes de volver a ponernos en marcha con nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle, y seguir descubriendo magníficas perlas de Asia Central.


 

Día 10. Samarcanda.

La sola mención de Samarcanda trae inmediatamente consigo imágenes evocadoras de la Ruta de la Seda como ningún otro lugar del mundo. Fundada en el siglo VI a.C., igual que otras míticas ciudades como Roma o Babilonia, Samarcanda nos agasajará con una arquitectura impresionante que nos dará una idea del estatus que tuvo una de las ciudades más importantes de Asia a lo largo de la historia, especialmente entre los siglos XIV y XVII de nuestra era, cuando fue la floreciente capital del legendario imperio timúrida.

Visitaremos algunos de los lugares más significativos de la ciudad, como la Plaza del Registán, la delicada y elegante mezquita de Bibi Khanum y el impresionante Observatorio de Ulag Beg, uno de los observatorios astronómicos más tempranos del Islam, que fue construido en 1428. Antes de cenar, regresaremos a la Plaza del Registán, que encontraremos ahora iluminado y con una belleza aún más marcada. A continuación, regresaremos a nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle, donde dormiremos mientras seguimos avanzando en nuestro inolvidable viaje.


 

Día 11. Tashkent.

Por la mañana amaneceremos en Tashkent, la capital de Uzbekistán, y tendremos la oportunidad de hacer un tour por esta moderna ciudad, construida al estilo soviético tras el arrasador terremoto que sufrió en 1966. Visitaremos el casco antiguo, donde aún se concentran las callejuelas estrechas colmadas de casas tradicionales y edificios religiosos, y en una pequeña biblioteca tendremos el privilegio de ver una de las reliquias más sagradas del Islam: el Corán más antiguo del mundo. A continuación, visitaremos el Museo Ferroviario y el Museo de las Artes Aplicadas.

Después de las visitas, regresaremos a nuestro tren, el Transiberiano Golden Eagle, y nos dispondremos a seguir avanzando en esta inolvidable aventura.


 

Día 12. Almatý.

Almatý es la ciudad más poblada de Kazajistán, y es conocida por sus bellos bulevares arbolados. Rodeada por las majestuosas Montañas Tian, esta bella ciudad obtiene su nombre de la palabra “alma”, que significa manzana, y hay quien argumenta que éstas son nativas de la región. A tan sólo un paseo de la ciudad, los coloridos campos de manzanos prosperan y crecen en abundancia.

Visitaremos el Parque Panfilov, donde tendremos la oportunidad de ver la Catedral Zenkov o de la Ascensión, uno de los edificios de madera más altos del mundo. A continuación, saldremos de la ciudad para descubrir el resort Chibulak, donde tomaremos un teleférico para obtener unas maravillosas vistas sobre Almatý y las montañas circundantes. Tras la visita, regresaremos a nuestro fabuloso Transiberiano Golden Eagle.


 

Día 13. Cruce de frontera.

Por la mañana, llegaremos al paso fronterizo kazajo de Dostyk o Druzhba, y aquí nos despediremos de nuestro tren, el Golden Eagle. Tardaremos aproximadamente cinco horas en cruzar la frontera, pero nuestra paciencia se verá recompensada al llegar a Alashankou, la estación fronteriza china, donde nos estará esperando el magnífico tren de Shangri-La Express.

Los pasajeros que viajen en Gold Class e Imperial Suite serán acomodados en las cabinas privadas en suite Diamond Class a bordo del Shangri-La Express. Los pasajeros de Silver Class serán reubicados en las cabinas Heritage Class, que tienen ducha y aseos compartidos. Es posible subir de categoría Silver Class a Diamond Class a un coste extra y dependiendo de disponibilidad (se hará por orden de reserva).

Ya estamos preparados para acomodarnos en nuestras agradables cabinas y comenzar nuestro viaje a través de China. Se servirá una cena de bienvenida en los coches-restaurante, y degustaremos así por primera vez en esta aventura la exquisita cocina auténticamente china.


 

Día 14. Turfán.

Turfán es el lugar en el que las Montañas Flameantes crean su más magnífico paisaje. Realizaremos un fascinante tour por los sistemas de irrigación antiguos de la zona, que han regado los campos frutales y los viñedos desde hace siglos. Visitaremos asimismo el Museo de Turfán, con sus 5.000 objetos que narran la rica historia de la región, y con su exposición de momias que nos sorprenderá con ejemplares de más de 3.200 años de antigüedad. Finalmente, a la caída del sol, nos dirigiremos a la romántica y semi-ruinosa ciudadela fortificada de Jiaohe, que se fundó en el año 108 a.C. y se convirtió en un importante punto comercial en la Ruta de la Seda antes de ser abandonada en el siglo XIII tras la invasión de Gengis Kan.

Tras las apasionantes visitas del día, regresaremos a nuestro tren, el singular Shangri-La Express, donde cenaremos y pasaremos la noche mientras atravesamos paisajes salidos de los mejores sueños.


 

Día 15. Dunhuang.

Al despertar, nos encontraremos en la pequeña ciudad-oasis de Dunhuang. Aquí visitaremos las fascinantes cuevas de Mogao, también conocidas como las “cuevas de los mil budas”. Este impresionante lugar está formado por casi 500 grutas excavadas en la roca hace entre 1.700 y 700 años. En el interior, tendremos la oportunidad de asombrarnos con una impresionante colección de esculturas y murales que nos mostrarán la evolución del arte religioso budista a lo largo de más de mil años.

Esta noche, nos quedaremos a dormir en el Silk Road Dunhuang Hotel, donde nos recibirán con una excepcional cena y con actuaciones de folclore local, que disfrutaremos aún más en un entorno tan único y mágico como este oasis del desierto.


 

Día 16.  Dunhuang.

Despertaremos muy temprano para asistir a un espectáculo único: ver amanecer sobre las magníficas dunas de arena del desierto. A continuación, desayunaremos, y más tarde nos dedicaremos a explorar a camello los vastos territorios del desierto de Gobi y su belleza natural. Llegaremos hasta el Lago de la Media Luna, también conocido como Yueyaquan, cuya belleza indescriptible se encuentra escondida tras verdaderas montañas de arena. El lago en mitad del desierto de Gobi ha sustentado toda vida aquí desde hace milenios.

Tras un día completo en el desierto, regresaremos a nuestro tren, el Shangri-La Express, y seguiremos adentrándonos en el gigante asiático para conocer otras maravillas chinas dignas de esta incomparable aventura.


 

Día 17. Xi’an.

Nuestro viaje continua hasta Xi’an. Dispondremos de varias horas para explorar los mundialmente conocidos Soldados de Terracota, que fueron descubiertos hace tan sólo 40 años por unos pastores locales. Las más de 6.000 estatuas de guerreros y caballos son uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX y del mundo entero.

Para aquellos que lo prefieran, en nuestro programa de Opción Alternativa visitaremos el Museo de Han Yang Ling, donde encontraremos un mausoleo de más de 2.000 años de antigüedad y que se trata de uno de los secretos mejor guardados de toda China.

Por la noche, nos alojaremos en el muy bien ubicado hotel Sofitel Xian, y disfrutaremos de una cena típica de la dinastía Tang y de un espectáculo de música y baile, una actuación con raíces en el pasado más remoto chino.


 

Día 18. Xi’an y Beijing.

Después del desayuno en el hotel, saldremos a admirar la arquitectura histórica de la ciudad recorriendo las antiguas murallas y experimentando de primera mano la animada cultura callejera del Barrio Musulmán así como su Gran Mezquita.

Por la tarde, nos iremos de Xi’an con el excitante nuevo tren de alta velocidad que une la ciudad con Beijing. Viajando a velocidades de hasta 300 km/h, este tren bala recorrerá la distancia de 1.144 km en 4 horas y 40 minutos.

Llegaremos a Beijing por la tarde, y de ahí iremos a nuestro céntrico hotel, el Regent Beijing (5*), donde nos alojaremos las tres próximas noches, para hacer el check-in. Este lujoso hotel de Beijing se encuentra a tan solo unos minutes de la Ciudad Prohibida, de la Plaza de Tiananmén, de la zona de compras de Wangfujing, la Plaza Oriental y los evocadores hutongs.


 

Día 19. Beijing.

Tras el desayuno en el hotel, realizaremos un completo programa de visitas por la Ciudad Imperial, visitando también la Plaza de Tiananmén y explorando la magníficamente restaurada Ciudad Prohibida, que fue construida a principios del siglo XIV y que fue el hogar de numerosos emperadores de las dinastías Ming y Qing.

A continuación, nuestra visita cultural nos llevará hasta el Templo del Cielo, construido durante la dinastía Ming para ofrecer sacrificios a los cielos. Éste es el mayor de los cuatro grandes templos ubicados en Beijing. Aquí disfrutaremos de magníficas actuaciones de danza tradicional, canto y del delicado y perfeccionista arte de la caligrafía, practicado desde hace muchos siglos en China. También exploraremos las pequeñas callejuelas llamadas “hutongs” de la ciudad vieja viajando de la manera más tradicional: en rickshaw. Tendremos asimismo la oportunidad de visitar una casa con patio tradicional y a la familia local que vive en su interior.

Para aquellos que lo prefieran, nuestra Opción Alternativa ofrece multitud de actividades paralelas, como un tour por el antiguo pueblo de Cuandixia, anidado en una montañosa región a 90 km de Beijing. Cuandixia es conocido por su arquitectura y por la belleza natural de la región. Aquí encontraremos más de 500 casas con patio bien preservadas cuya construcción se remonta a los tiempos de las dinastías Ming y Qing. También podremos disfrutar de la fantástica oportunidad de visitar una Escuela de Cocina de Hutong Chino, donde aprenderemos el arte de la cocina tradicional china en una casa tradicional.


 

Día 20. Beijing.

Este día lo dedicaremos exclusivamente al que es probablemente el lugar más evocador y formidable de toda China: la Gran Muralla. Esta asombrosa construcción es posiblemente el culmen y símbolo de la precisión y destreza china. Originalmente, se construyó para proteger al Imperio Chino de las invasiones de los pueblos nómadas, y en la actualidad es la mayor estructura construida por el hombre en el mundo y por supuesto forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Tendremos el privilegio de caminar a lo largo de un trecho de la muralla, lo que nos dará la oportunidad perfecta para fotografiar alguno de sus memorables paisajes y también a nuestros compañeros de viaje.

Por la noche, celebraremos el fin de esta aventura con una exquisita cena de despedida en un restaurante de pato pekinés auténtico. El banquete irá acompañado por una selección especial de vinos internacionales y también con algún ejemplo del vino de arroz local que es conocido como “agua-fuego” y que marcará estupendamente el fin de esta sin igual aventura.


 

Día 21. Beijing.

Tras el desayuno en el hotel, nos trasladaremos hasta el aeropuerto de Beijing, desde donde tomaremos nuestro vuelo de regreso a casa.


 

Desde 21.595 € por persona (ver rangos de precio más abajo).

El precio incluye:

-          10 noches a bordo del Transiberiano Golden Eagle

-          03 noches a bordo del Shangri-La Express

-          02 noches de hotel en Moscú

-          01 noche de hotel en Dunhuang

-          01 noche de hotel en Xi'an

-          03 noches de hotel en Beijing

-          Tour managers expermientados

-          Traslados de llegada y salida

-          Cenas de bienvenida y de despedida

-          Guía de la ruta, paquete informativo y visitas guiadas

-          Desayuno, almuerzo y cena todos los días

-          Bebidas durante las comidas en el vagón Bar Lounge

-          Servicio a bordo 24 horas

-          Excursiones y visitas guiadas al bajar del tren con auriculares

-          Opción Alternativa a las visitas

-          Doctor a bordo e instalaciones médicas

-          Servicio 24 horas de atención

-          Porteadores

-          Propinas incluidas

-          Seguro de asistencia en viaje con Mapfre

 

El precio no incluye:

-          Billetes de avión

-          Visado de Rusia

-          Visado de Turkmenistán (pago directo)

-          Visado de China

-          Gastos personales, teléfono, lavandería, etc.

-          Cualquier concepto no mencionado en el apartado anterior

 

Rangos de precios para el viaje con salida el 16 de abril de 2019: 

-          Silver Class: 21.595 € por persona

-          Golden Class: 26.995 € por persona

-          Imperial Suite: 39.995 € por persona