El nordeste desconocido de Brasil

Te gustará

Cenar con música en una casona colonial en la tranquila Sao Luis do Maranhao.

Explorar en 4 x 4 los Lençois Maranhenses, un inolvidable desierto de arena salpicado de lagunas azules.

Bañarte en la playa virgen de Jericoacoará, un tesoro bien guardado.


Día 1º. Salida de Madrid con escala en Lisboa y destino a Fortaleza. Recepción, traslado al hotel y alojamiento.



Día 2º. De Fortaleza a Sao Luis do Maranhao.
Salida en avión hacia Sao Luis, la capital del estado de Maranhao. A la llegada, el viajero encuentra una pequeña joya colonial, declarada Patrimonio de la Humanidad. La visita a pie por las calles empedradas, bordeadas de casas cuidadosamente pintadas de colores pastel, animadas y mantenidas con gusto servirá para revivir el encanto de las viejas ciudades provincianas del trópico. Noche en Sao Luís.



Día 3º. Día libre. Quienes lo deseen podrán hacer una excursión opcional para visitar Alcântara. Una corta travesía en barco conduce hasta ella. La ciudad, pequeña y de aspecto decadente, merece una visita. Extrajo su esplendor del comercio del algodón y del azúcar, y fue la preferida por los hacendados de la época para construir en ella sus casas. Tras la  visita, se regresará, navegando de nuevo, a Isla de Sao Luis, donde se hará noche.



Día 4º. De Sao Luis a Barreirinhas. 
Sin prisa, habrá que salir por carretera hacia de Barreirinhas. El pueblo, junto al río Preguiças, es la puerta de entrada de los Grandes Lençois Maranhenses. Noche en Barreirinhas.



Día 5º. La visita al Parque Nacional Lençois Maranhenses ocupará el día entero.
Por la mañana, un recorrido en 4 x 4 permitirá adentrarse en el parque. Dunas de 40 m de altura y lagunas de aguas azules y verdes dominan este lugar de belleza inigualable. Creadas por los vientos que soplan desde el Atlántico, estas dunas han avanzado tierra adentro y se extienden en un espacio de más de 70 km. Peces y aves migratorias encuentran abrigo en este paisaje que combina agua y arena y que deja en el viajero una viva impresión.  Luego se emprenderá un  paseo en lancha por el río Preguiças, pasando por el Área de protección ambiental de los Pequeños Lençois y por los poblados de Mandacaru y Caburé. Por las dunas se continuará el recorrido por el parque hasta el municipio Parnaiba, desde donde, ya por carretera, se llegará a Barra Grande. Noche.



Día 6º. De Barra Grande a Jericoacoará.
En aproximadamente 4 horas y en un vehíuclo 4x4 se llegará a Jericoacoará. La ruta pasa por una región de dunas declarada Parque Nacional. La playa, en muchos lugares de difícil acceso, se conserva virgen y su paisaje de arena de formas espectaculares adquiere todo el contraste gracias a las lagunas alojadas en las depresiones, con sus aguas de azules intensos que sirven, además, de hogar a una importante población de aves.  El camino obligará a embarcar para atravesar los canales, los ríos y lagunas por los que el mar penetra en la tierra, hasta llegar a Jericoacoará. Noche.



Días 7º y 8º. Estancia en Jericoacoará. 
A pesar de haber entrado en el catálogo de playas míticas, su localización remota mantiene a Jericoacoará apartada de cualquier aglomeración. Su entorno privilegiado y su mismo aislamiento la convierten en un lugar ideal para disfrutar de la placidez de su atmósfera y de su naturaleza. Palmeras, dunas, mar, la posibilidad de hacer una excursión en barca o de galopar por la playa, de escalar las dunas o simplemente de tomar el sol o remojarse en el mar serán alicientes para ocupar el tiempo en este lugar único. Noches en  Jericoacoará.



Día 9º. De Jericoacoará a Fortaleza.
La costa atlántica tiene el atractivo de lo salvaje, de la naturaleza árida y no domesticada donde juegan el mar y la arena mezclándose en dunas y charcas para formar un complicado mosaico. Un 4x4 servirá para emprender el regreso hasta la ciudad de Fortaleza donde se hará noche.



Día 10º. El viaje ha llegado a su fin. Un traslado nos llevará al aeropuerto para tomar el vuelo y llegar a Madrid el día 11º.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.