Costa Oeste y Gran Cañón

Te gustará

Jugar en Las Vegas, una ciudad con alma de parque de atracciones.

Sobrevolar el  espectacular abismo del Gran Cañón.

Recorrer la legendaria carretera que bordea la costa entre San Francisco y Los Ángeles.

 

Día 1. Salida en vuelo con destino a Las Vegas. Llegada a última hora de la tarde y noche en la ciudad. 
La ciudad de Las Vegas, está situada en un extenso valle desértico, rodeado de áridas montañas. Sin embargo, consigue mantenerse como un oasis verde, con flores y palmeras, que sobreviven del agua que se importa de otros lugares. Las Vegas es el paraíso de lo artificial, del lujo desaforado en los hoteles, de las luces de colores, de los horarios que parecen no tener fin y todo ello es precisamente lo que la convierte en una ciudad incomparable y le da todo su atractivo.



Día 2. Habrá que levantarse temprano para salir hacia el Gran Cañón.
La excursión en helicóptero sale de un pequeño aeropuerto en el mismo Las Vegas. Dura media mañana, pero es una experiencia que no se olvida fácilmente. El recorrido hasta el Cañón y el sobrevuelo de Las Vegas es extraordinario por las panorámicas que ofrece de la ciudad y de los paisajes sobre los que se vuela, pero es el recorrido por el Cañón, en el interior del desfiladero lo que más sorprende, con unas vistas que nunca de otro modo podrían alcanzarse.

Un picnic tras aterrizar dentro del cañón, en algún espacio de la reserva india, permite gozar del lugar y contemplarlo en toda su grandeza con sosiego. Una excelente explicación en español completa los atractivos del programa.
De regreso a Las Vegas, el resto del día quedará libre para recorrer el famoso Strip y conocer las más afamadas atracciones. Noche en Las Vegas.



Día 3. En coche de alquiler, habrá que salir hacia Bryce Canyon. Sus paisajes se han hecho célebres por las singulares formaciones que a lo largo del tiempo la erosión ha ido creando en su suelo de rocas rojas. Noche.



Día 4. Siempre en coche, el itinerario sigue hacia Monument Valley. El Parque vuelve a destacar por sus panoramas espléndidos, tantas veces contemplados a través de las películas. Noche.



Día 5. Las tierras áridas del Oeste siguen acompañando al viajero, que proseguirá el viaje hacia South Rim, al sur del Gran Cañón. Una vez allí, se hará noche en el área de Tusayan.



Día 6. Tras regresar a Las Vegas, habrá que devolver el coche de alquiler para tomar un vuelo a Fresno. Recogida del nuevo coche de alquiler y noche en la ciudad.



Día 7. La Sierra Nevada, donde se asienta el Parque Nacional de Yosemite, le da al viaje un vuelco en los paisajes por los que discurre. De la desolación del desierto de las etapas anteriores se pasa a una naturaleza más amable que evoluciona hasta un panorama de bosques y de agua. Con un paisaje frondoso, de grandes paredes de granito que se elevan desde el suelo en vertical, con cascadas y corrientes de agua, y con magníficos ejemplares de abetos y de secuoyas el Parque ofrece al viajero todas las sensaciones de la naturaleza viva y en estado puro. Noche en Yosemite.



Día 8. Nuevamente en coche será cuestión de emprender la marcha hacia a San Francisco. Noche en la ciudad. 



Días 9 y 10. Estancia en San Francisco. 
Considerada por los americanos la ciudad liberal por excelencia, San Francisco es una capital abierta y agradable que invita a pasear. Las empinadas calles, muchas de las cuales han conservado sus con casas de aspecto victoriano, la gran bahía color turquesa rodeada de montañas y los viejos tranvías, que todavía circulan por algunas de las calles en cuesta, hacen de San Francisco una de las ciudades más pintorescas del país. 
El puerto, convertido en un área para el ocio, es un lugar de visita obligada. Los museos también lo son, como lo es el barrio chino, los parques y alguna de las primeras misiones españolas en tierra americana. Tampoco debe faltar una visita la Isla de Alcatraz, a la que se llega tras una pequeña travesía en transbordador, o la visita al famoso Golden Gate. 



Día 11. Nuevamente se tomará un coche de alquiler y por la costa se llegará a Monterey. Los alrededores, arbolados, su situación junto al mar y las numerosas huellas de su pasado hispano hacen de ella una de las más bellas ciudades de California. Pasear por el frente marítimo, visitar el Maritime Museum and History Center o recorrer el Path of History, serán excelentes maneras de conocer el lugar. Noche en Monterey.



Día 12. En coche otra vez, se emprenderá el camino hacia San Luis Obispo. Pero muy pronto habrá que parar en Carmel, un pueblo descubierto por artistas e intelectuales en los primeros años del s.XX. Hoy, dominando el océano y situado en una costa rocosa perfectamente conservada, se ha convertido en un lugar exclusivo para los californianos. La Carmel Mission, restaurada hasta el último detalle, fue la segunda de las misiones californianas que fundó, a finales del s.XVIII, fray Junípero Serra.
San Luis Obispo, a 14 Km de Morro Bay, tiene fama de población animada y de conservar una arquitectura que le dan un aire especialmente atractivo. A tono con su nombre, destaca la Misión de San Luis Obispo de Tolosa, fundada en 1772 y que se conserva en magnífico estado. A pocos minutos se encuentra el County Historial Museum. Alojamiento en San Luis Obispo.



Día 13. El recorrido por la Costa Oeste terminará en la ciudad de Lon Ángeles, la moderna capital de California y la segunda ciudad más grande de los Estados Unidos. Todos los mitos confluyen en Los Ángeles, desde Hollywood y Beverly Hills, a Disneyland, Venice o Santa Mónica. Recorrer la ciudad -tratando de no perderse -, acercarse al mar, visitar sus museos o los famosos estudios de cine serán una inmersión en esa América de las películas que se ha convertido ya en una imagen clásica. Noche en Los Ángeles.



Día 14. Estancia en Los Ángeles.



Día 15. Devolución del coche de alquiler en el aeropuerto y vuelo de regreso hacia Madrid, a donde se llega el día 16.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.