Costa Oeste y Polinesia francesa

Te gustará

Pasear por Chinatown y cenar en uno de sus restaurantes.

Conducir junto al Pacífico por la carretera costera de California, visitando pequeñas ciudades y misiones coloniales.

Bucear en las azulísimas aguas de Bora Bora, un paraíso de arena blanca y palmeras.

Día 1. Salida en vuelo con destino San Francisco. Llegada a última hora de la tarde y noche en la ciudad.



Días 2, 3 y 4. Estancia en San Francisco.
Considerada por los americanos la ciudad liberal por excelencia, San Francisco es una capital abierta y agradable que invita a pasear. Las empinadas calles bordeadas de casas de aspecto victoriano, la gran bahía color turquesa rodeada de montañas y los viejos tranvías, que todavía llevan pasajeros por las cuestas de algunas de las calles de la ciudad, hacen de San Francisco una de las ciudades mas pintorescas del país.


El puerto, convertido en un área para el ocio, es un lugar de visita obligada. Los museos también lo son, como lo es el barrio chino y alguna de las primeras misiones españolas en tierra americana. No hay que perderse los parques ni tampoco debe faltar una visita la Isla de Alcatraz, a la que se llega tras una pequeña travesía en transbordador. La visita al famoso Golden Gate, y un recorrido por Sausalito, Tiburón o el bosque se secuoyas de Muir Woods completará el abanico de planes posibles en la ciudad. 



Día 5. Un coche de alquiler va a permitir moverse con independencia y dar al viaje el ritmo apetecido. Por la costa, se llegará a Monterey. Los alrededores, arbolados, su situación junto al mar y las numerosas huellas de su pasado hispano hacen de ella una de las más bellas ciudades de California. Pasear por el frente marítimo, visitar el Maritime Museum and History Center o recorrer el Path of History, serán excelentes maneras de conocer la ciudad. Noche en Monterey.



Día 6. Tomando nuevamente el coche, se emprenderá el camino hacia San Luis Obispo. Pero muy pronto habrá que parar en Carmel, un pueblo descubierto por artistas e intelectuales en los primeros años del s.XX. Hoy, dominando el océano y situado en una costa rocosa perfectamente conservada, se ha convertido en un lugar exclusivo para los californianos. La Carmel Mission, restaurada hasta el último detalle, fue la segunda de las misiones californianas que fundó, a finales del x.XVIII, fray Junípero Serra.


San Luis Obispo, a 14 Km de Morro Bay, tiene fama de población animada y de conservar una arquitectura que le dan un aire especialmente atractivo. A tono con su nombre, destaca la Misión de San Luis Obispo de Tolosa, fundada en 1772 y que se conserva en magnífico estado. A pocos minutos se encuentra el County Historial Museum. Alojamiento en San Luis Obispo.



Día 7. El recorrido por la Costa Oeste terminará en la ciudad de Los Ángeles, la moderna capital de California y la segunda ciudad mas grande de los Estados Unidos. Todos los mitos confluyen en Los Ángeles, desde Hollywood y Beverly Hills, a Disneyland, Venice o Santa Mónica. Recorrer la ciudad -tratando de no perderse-, acercarse al mar, visitar sus museos o los famosos estudios del cine serán una inmersión en esa América de las películas que se ha convertido ya en una imagen clásica. Noche en Los Ángeles.



Día 8. Tras devolver el coche de alquiler, se saldrá en avión con destino a Papeete, la capital de Tahití. Noche a bordo.



Día 9. Llegada a Papeete y conexión con el vuelo a Bora Bora. Recepción y traslado al hotel. Alojamiento en la isla.



Días 10 a 13. Estancia en Bora Bora.
Bora Bora se encuentra a 240 Kilómetros al noroeste de Tahití y cuenta con una población de unos 5.000 habitantes. Su territorio está dominado por dos picos volcánicos que, como torres, se yerguen en medio de una riquísima vegetación. Un anillo de coral, el arrecife, protege la isla y la separa del océano Pacífico, formando un rosario de islotes o motus, algunos de ellos habitados. La entrada de los barcos por mar se efectúa por un solo canal, frente al poblado de Vaitape, la capital de la isla, cuya orilla está rodeada por un camino que discurre a lo largo de 30 kilómetros y que recorre prácticamente la totalidad de los lugares accesibles.

Excursiones a pie o en bicicleta por este camino o por alguno de los que penetran hacia el interior, buceo, recorridos en piragua por la laguna, baños de sol y de agua y un buen rato para el descanso, serán las actividades a las que dedicarse durante la estancia en este lugar.



Día 14. Traslado al aeropuerto y vuelo a Tahití. Recepción y traslado al hotel.
Tahití es la más grande de las islas del archipiélago de la Sociedad, el más bello de los que componen la Polinesia Francesa. Papeete es la capital, una ciudad moderna y atareada a la que dedicar unas horas visitando el mercado central, pintoresco y animado, y el frente de mar con sus típicos restaurantes móviles. Noche en Papeete.



Día 15. Traslado al aeropuerto y vuelo a Madrid, con llegada el día 16º.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.