Islas Hawai

Te gustará

Contemplar los impactantes acantilados de Napali Coast, en la remota isla de Kauai.

Hacer rafting en las cascadas de Hawai y asomarte al crater del volcán Kilauea.

Pedalear por los caminos de Maui, una isla verde de vegetación exuberante con un mar resplandeciente.

 

Día 1. Salida en vuelo con destino a Los Angeles vía ciudad europea. Alojamiento en un hotel en la zona del aeropuerto.



Día 2. Salida en vuelo con destino el aeropuerto de Lihue en la isla de Kauai. A la llegada, recogida de un coche de alquiler. Noche en Kauai.



Días 3 y 4. Estancia en Kauai.
Días libres, abiertos a realizar excursiones opcionales. 
Kauai es la más antigua de las islas mayores del archipiélago. Se sitúa en el extremo noroeste de la cadena de islas Hawaianas.

El clima tropical hace de ella un jardín donde el verde combina con fragantes y coloridas flores. Entre sus atractivos destaca el espectacular Waimea Canyon, también conocido como el Grán Cañón del Pacífico. La cueva de los helechos, las cascadas de Wailua, las playas que circundan toda la isla, así como los impresionantes acantilados de Napali Coast, dan cuenta de los numerosos atractivos de Kawai.



Día 5. Conviene moverse por el archipiélago y conocer otras islas. Para ello se tomará un vuelo que conducirá hasta Kona, la capital de Hawai. Llegada y alojamiento.



Días 6 y 7. Estancia en la isla de Hawai.
A Hawai se la conoce también como Big Island. Es la mayor de las islas que componen el archipiélago y por su tamaño es recomendable disponer de coche para recorrerla cómodamente y con entera libertad.
Un perfil, de picos altos y agudos da el carácter especial a la isla en la que sobresale el célebre Kilauea, un volcán muy activo aunque poco peligroso, situado en el Parque Nacional de los Volcanes. 


Justamente el relieve es lo que ha dado a Hawai su gran diversidad. Desiertos de lava conviven con bosques tropicales, y llanuras primorosamente cultivadas se cambian, en otros rincones, por paisajes de naturaleza poderosa y totalmente virgen. La costa tiene asimismo parajes de una belleza singular. Baños, buceos, travesías en barco, surfing, caminatas, rafting, bicicleta serán actividades con las que disfrutar de playas escondidas, de valles majestuosos, de corrientes de agua y de cascadas y, en definitiva, de los atractivos de una isla que reúne como pocas la emoción de una naturaleza privilegiada.



Día 8. Siguiendo el recorrido por las distintas islas, se tomará otro vuelo para llegar a la isla de Maui. Alojamiento en el hotel.



Días 9 y 10. Estancia en la isla de Maui. Días libres.
Lo mismo que en Hawai, el alquiler de un coche será el mejor recurso para explorar Maui al ritmo que cada cual desee.
Y de nuevo, una naturaleza singularmente rica se ofrecerá al visitante para su disfrute. Tradicionalmente Maui ha sido calificada como la isla más bella. Así la han visto quienes la han visitado y han podido gozar de sus encantos. Contrastes entre áridos paisajes de rocas y lava con paisajes de vegetación frondosa hasta el extremo, valles por los que se descuelgan cascadas, un mar resplandeciente cuando entran en sus aguas los rayos del sol forman un abanico de regalos para quienes se han detenido a contemplarlos.

Maui ofrece a quienes llegan a ella hermosas playas donde bañarse y disfrutar del sol y la arena. Es, además, una auténtica meta para los aficionados al windsurf. Es un lugar excelente para el avistamiento de ballenas. Y es también el escenario ideal para excursiones a pie, en bicicleta o en coche en busca de los rincones naturales más bellos.



Día 11. El recorrido por el archipiélago oceánico ha llevado al viajero de una isla a otra y está a punto de terminar. Para concluirlo, en avión se emprenderá el camino de regreso tomando un vuelo nocturno a Los Angeles. Noche a bordo.



Día 12. Llegada a primera hora a la ciudad de Los Angeles para tomar el vuelo hacia alguna capital europea y desde ahí hasta Madrid a donde se llegará (después de un día de vuelo) el día 13.

Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.