Uzbekistán

Sugerencias

Un país de naturaleza desolada y carácter rudo, en el que los hoteles no son cómodos, los transportes irregulares y la comida me pareció aborrecible. Y sin embargo, Uzbekistán me apasiona porque hay en él lugares extraordinarios - Samarcanda, Bujara, Khiva-  y porque encierra una asombrosa variedad de pueblos; uzbecos, tayikos, rusos, coreanos, kirguices ....
Si te gusta la historia y la gente y toleras bien alguna incomodidad, Uzbekistán es un país espléndido al que viajar.

Asia Central

Las región de las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central - Tayikistán, Kazajstán, Kirguistán, etc- es alucinante para mi. Allí se mezclan religiones, lenguas, pueblos, se escribe en cirílico, se habla farsi y chino, lenguas latinas y turcas, ... es un ombligo del mundo, una zona que cada vez me interesa más.
Estos jóvenes países eran repúblicas soviéticas que fueron literalmente lanzadas a la independencia cuando la URSS se desmoronó. Hoy antiguos funcionarios soviéticos gobiernan en ellas estados ineficientes, algunos pobres y otros muy ricos en recursos. Son estados nuevos de pueblos muy antiguos, y en ellos pasan cosas asombrosas, inimaginables en occidente. Como muestra: un presidente deja de fumar y todos sus súbditos deciden libremente seguir su ejemplo.

Tamerlán

De todas estas repúblicas, Uzbekistán es la que concentra la densa historia de la región.
Etapa vital de la mítica Ruta de la Seda, aquí se encuentran tres ciudades imprescindibles: Samarcanda, Bujara y Khiva, que durante siglos acogieron viajeros, comerciantes y artistas, y levantaron mezquitas, madrasas, plazas y mausoleos. Hoy todos los monumentos están reconstruidos -para algunos incluso demasiado reconstruidos- pero a mi me gusta estar en esos espacios y no tener que imaginarlos, como ocurre en otros sitios.

dsc5497.jpg

La gran figura del pasado uzbeco es Tamerlán, que hoy personifica al país y al que hay constantes referencias. No es el Tamerlán histórico, que hacía pirámides con las cabezas de sus víctimas y perdonaba la vida a artistas y poetas, sino un superhéroe lleno de virtudes y poderes. Es extraordinaria la historia de cómo este noble musulmán, nómada, conquistó en veinte años un territorio que se extiende desde Turquía a China.

Las campañas de Gengis Khan, la Horda de Oro, el origen del imperio mogol de la India... todo pasa por Uzbekistán y hace a este país interesantísimo como foco cultural.

city-wall-khiva-uzb...

A mi la historia me gusta y había leído bastante: me parece imprescindible para disfrutar del país. Cada vez me interesa más entender esta región, que hace siglos fue una de los centros del mundo y puede volver a serlo en el futuro.

Pueblos

En la calle te cruzas con tal variedad de fisonomías, de vestimentas, de lenguas, que resulta un espectáculo. Ojos achinados o redondos, narices anchas o afiladas, sombreros de piel, pueblos nómadas, mujeres envueltas en chales multicolores, en Uzbekistán convives con uzbecos, tayikos, kirguises, chinos, rusos, caucásicos... y hasta un millón de coreanos a los que Stalín arrastró hasta aquí, y aquí siguen. Esta riqueza cada vez se encuentra en menos sitios. Las diferencias que la globalización está borrando en casi todas partes aquí se mantienen con fuerza.

3385.jpg

Herencia

De la etapa soviética ha quedado una desigual herencia. El mar de Aral desecado, con un puerto fantasmal  lleno de barcos varados en la tierra y ciudades abandonadas, es la prueba del desastre ecológico que causaron los cultivos intensivos de algodón en todo el país. Una mezcla de paranoia, militarismo e ineficiencia flota en casi todo y crea situaciones delirantes. En Uzbekistán no puedes llegar en coche al aeropuerto: te deja a 400 metros, que recorres arrastrando tu maleta sobre hierba o sobre cantos rodados. Si preguntas por qué te responden impávidos “Por seguridad”. Por la misma supuesta razón el ascensor del aeropuerto no funciona, o debes enseñarle el pasaporte al enésimo funcionario para que de nuevo lo manosee lo estudie y lo selle, como han hecho los cuatro anteriores.

681x454.jpg

Uzbekistán no es Suiza, no todo funciona como un reloj y hay que pelear un poco el día a día para resolver cualquier problema. Hace falta calma y ganas de entender cómo funciona el país, que no es fácil de descifrar.

Viajeros

No es este un destino para turistas cómodos, sino para viajeros que saben qué van a ver y lo valoran: algunas de las más hermosas ciudades de la Ruta de la Seda, las madrasas de Samarcanda y Bujara, las murallas de Khiva, la cuna del gran Tamerlán, la huella soviética, ...

Para quienes les interesa la cultura y pueden documentarse y preparar bien el viaje el país es un verdadero descubrimiento.

 Antonio Villanueva

Viajes a medida a Uzbekistán
Ciudades míticas de la Ruta de la Seda >

Un viaje por la capital de Uzbekistán, Taskent, para acercarse al presente, y a las míticas Samarkanda, Bujara y Khiva ofrece la mejor panorámica de lo que es y ha sido Asia Central. Pero Uzbekistán, además de la meseta árida por donde transitaban sedas y especias tiene en el valle de Fergana un contrapunto fértil rodeado de altas montañas. La combinación de ambos entornos geográficos y culturales será la mejor manera de familiarizarse con el país.

8 días / pedir presupuesto
Monumentos y paisajes en la Ruta de la Seda >

La Ruta de la Seda es extensa y variada Para conocerla mejor, además de las ciudades históricas de Sanarkanda, Bujara y Khiva, merece la pena añadir un breve recorrido por el Kirguistán, para admirar sus paisajes, y entrar además en China, en territorio de la minoría uygur, para asomarse a una sociedad distinta y dejarse llevar por la actividad desbordante del mercado de Kashgar.

19 días / pedir presupuesto
Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.