Cabo Verde

Sugerencias

Me gusta viajar y Cabo Verde me ha encantado. Es un país del que no se tenía muchas referencias, salvo que es un destino de playa con hoteles todo incluido y más barato que el Caribe. Visto así, parece poco apetecible. Afortunadamente, Cabo Verde es mucho más: es África. Un archipiélago con diez islas, todas diferentes y algunas muy auténticas, en las que de verdad se aprecia la particularidad y el ritmo del país.

Sobre Cabo Verde

Las islas están salpicadas de ciudades pequeñas y provincianas , siempre a la orilla del mar, con arquitectura colonial portuguesa y con todo el color y sabor de África, especialmente en los mercados. En general es un país muy seguro, por lo que es una delicia poder callejear con total tranquilidad.

En el viaje te recomiendo combinar la visita a diferentes islas, todas pequeñas y maravillosas, con un paisaje y orografía muy particular y en las que se pueden hacer magníficas caminatas al ritmo de la preparación de cada uno.

En todas veremos de cerca el mundo rural, escenas de trabajo en el campo y a los pescadores afanándose en su tarea y vendiendo un pescado tan fresco que está vivo. El paisaje tiene contrastes sorprendentes: un entorno totalmente árido y a pocos kilómetros la exuberancia de los valles fértiles que se aprovechan para el cultivo.

Terminamos el viaje en una maravillosa playa de arena blanca y agua transparente, con un clima que permite poder bañarse y tomar el sol durante todo el año, y donde también había pequeños y agradables hoteles.

África y Portugal

Los portugueses llegaron a Cabo Verde, entonces desierto, en el siglo XV. Instalaron aquí un punto de apoyo en sus rutas a América y a Asia, fundaron ciudades y poblaron las islas, de clima seco, con esclavos traídos del continente.

Hoy es un país pobre, con medio millón de habitantes y un millón de emigrados, economía muy básica, imponentes paisajes volcánicos y una armónica mezcla de Portugal y África. Se habla portugués - la lengua oficial - y criollo.

Música

La música es una de las señas de identidad del país.  Hay multitud de ritmos y variedades, desde las más tradicionales pasando por la morna de la mítica Cesária Évora hasta el zouk y el rap criollo.

Todo el mundo toca algún instrumentos y cantan, hay música en directo en los lugares más remotos y es fácil asistir a festivales y eventos musicales. Nosotros coincidimos con un festival de jazz y nos regalaron una verdadera  jam session.

Msica en la calle. ...

Santiago

En la isla de Santiago está Praia, la capital de Cabo Verde. Una ciudad de 200.000 habitantes con mercados inconfundiblemente africanos. Es un África endulzada, rebajada, más segura y cómoda. En centro es peatonal y las calles están invadidas por terrazas de cafés - con música, naturalmente- , y por mercados de verduras y pescados que recorre gente de todas partes. Aquí se concentran los inmigrantes que han llegado de África y buscan como salir.

Como todo el país, Praia es una ciudad segura y cómoda, en la que puedes pasear sin temor prácticamente por cualquier sitio.

El resto de la isla es muy rural, con pueblos pequeños, gente trabajando la tierra y cuidando el ganado, mercados y un paisaje seco interrumpido aquí y allá por las ribeiras, valles estrechos y muy verdes en los que se concentran los cultivos.

En Santiago visitamos también Cidade Velha, un fuerte colonial que está siendo restaurado con cooperación española. Tiene una bonita iglesia y los restos del principal centro de tráfico de esclavos, incluido un estremecedor pelourinho, la columna en la que eran castigados.

 

Fogo

Es una isla más espectacular, un volcán activo - la última erupción fue en 1974- con una enorme caldera. El paisaje es lunar, me recordó a La Reunión. Hicimos un corto trekking un poco esforzado hasta la cumbre, desde donde dominas un amplia paisaje desértico.

Cha des Caldeiras. ...

En San Felipe, la capital de Fogo, se ven buenos ejemplos de sobrados, la casa colonial, que se distribuye en dos plantas alrededor de un patio. Dormimos en uno de ellos - convertido en hotel- y por la noche, descubrimos  varios restaurantes y tomamos un magnífico pescado fresco con vino y música.

Había ambiente de celebración, gente haciendo barbacoa en la calle porque recibían a parientes modernísimos que llegaban de Estados Unidos. Curiosamente hay una numerosa colonia de caboverdianos en Boston, donde empezaron a trabajar como pescadores de bacalao, y esta conexión bostoniana se ha mantenido a lo largo del tiempo y sigue siendo hoy muy potente.

Sao Vicente

Sao Vicente es la isla que más me ha gustado. Tiene un paisaje montañoso, con acantilados imponentes sobre el mar, tierras secas, con solo alguna acacia salpicada y desde la montaña puedes ver las ribeiras, exuberantes y verdes, que llegan hasta el mar y en las que se cultiva de todo . Extraen el agua de pozos y la distribuyen con levadas , el tipo de acequia que también se usa en Madeira .

La ciudad, Mindelo, es un pequeño pueblo muy animado el fin de semana, con música, buena comida y vida en la calle. La comida en todo el país es básica pero excepcionalmente sana y fresca: pescados casi vivos a la parrilla, sabrosas verduras recién cosechadas, buen café y buen vino. Todo esto acompañado de música en directo y de una temperatura suave, 25 º de media, en una terraza junto al mar. Un verdadero placer.

Gente en la playa. ...

Playa

Todas la islas tienen playas estupendas y un baño excelente. Playas excepcionales se encuentran en Isla de Sal y en Boa Vista, dos islas llanas, con dunas y larguísimos arenales blancos muy poco urbanizados. Hay algún pueblo más turístico y animado y lugares absolutamente remotos, en los que disfrutar de la soledad y una naturaleza espléndida. Terminamos el viaje con un par de días de descanso en la playa y fue un magnífico final.

Cabo Verde es un paraíso a una distancia media, no en el otro extremo del globo, con un clima excepcional todo el año, magníficas playas y mucho más: mestizaje, , música, historia y paisajes muy diferentes en las distintas islas. Un destino a la medida para ir durante nuestro largo invierno y explorar islas diferentes, todas interesantes, con un presupuesto medio.

Juan Manuel Gómez Navarro

Viajes a medida a Cabo Verde
Cabo Verde: las islas de 'Barlovento' >

Un viaje de nueve días servirá para visitar tres islas, seguramente las más bellas- San Vicente, Santo Antao e isla de Sal-, en un recorrido cómodo pensado para descansar y también para disfrutar de la gente, los paisajes y las playas. Traslados de isla a isla en ferry y en avión.

9 días / pedir presupuesto
Volcanes, playas y dunas de Cabo Verde >

Un recorrido de 9 días por las islas del Sur de Cabo Verde, las islas de Sotavento, las más africanas del archipiélago. Se recorren las islas de Santiago, Fogo y Boa Vista, de paisajes muy variados - volcanes, dunas, valles verdes- y excelentes playas. Traslados entre islas en avión.

10 días / pedir presupuesto
Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.