Madagascar, un regalo de la naturaleza

Sugerencias

Hay pocos lugares sobre la faz de la tierra en los que se produzca un caleidoscopio de naturaleza tan intenso como en Madagascar. Aquí sobrevive un mundo que se desprendió del continente africano hace unos 160 millones de años. En su aislamiento, las formas de vida adoptaron un camino evolutivo distinto, y en la actualidad cerca del 80% de las plantas y de los animales de la isla no se hallan en ningún otro lugar del mundo.

 

Es fácil que Madagascar te pille por sorpresa, por muy preparado que vayas. La cuarta isla de mayor tamaño del planeta, ubicada al suroeste del Océano Índico, es un verdadero paradigma natural: Madagascar es considerado uno de los pocos países “megadiversos” del mundo. La isla cuenta con una fauna y flora especialmente variadas, y se calcula que el  5% de todas las especies conocidas del mundo viven en Madagascar, y sólo ahí. En la actualidad, cerca del 80% de las plantas y los animales de la isla son endémicos y no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.  Geográficamente, Madagascar también destaca por su diversidad: desde montañas de 3.000 metros, pasando por selva tropical y manglares costeros, hasta bosques secos de tipo monzónico y desierto espinoso.

l-allee-des-baobabs...

Gerald Durrell dijo que Madagascar era “una tortilla mal presentada”, ya que “como las mejores tortillas, bien o mal presentadas, está llena de sorpresas”. Madagascar es una opción estupenda para un descanso aventurero en el Océano Índico. Los paisajes son increíbles, el ritmo de vida es mora mora (“despacio despacio”), y la vida cultural gira en torno a un fascinante sistema ancestral de devoción y fady (“tabús”).

En esta sugerencia de viaje, te presentamos cuatro de los más impresionantes parques naturales de la isla, que cuentan con características y paisajes muy contrastados, que nos darán una idea general de la enorme variedad y riqueza de esta isla, paradigma natural.

Andohahela2.jpg


 

El Parque Nacional de Masoala

El Parque Nacional de Masoala, ubicado en el extremo nororiental de la isla, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007, y es el mayor de los espacios protegidos de Madagascar. Combina 2.300 km² de bosques primarios tropicales y 100 km² de parques marinos, lo que le confiere su absoluta unicidad: la mezcla entre bosques y costas, con bosques sumergidos, ciénagas y manglares enriqueciendo los paisajes, así como la fauna y la flora. Más del 50% de la fauna y flora de Madagascar se encuentran en este parque, que, además, es el único hábitat de los lémures rojos, una especie en peligro de extinción.

En el Parque Nacional de Masoala, podremos observar desde árboles con raíces gigantes cubiertos por enredaderas y orquídeas, hasta níveas playas de arena fina y formaciones rocosas volcánicas moteando la costa, a la que se acercan las ballenas jorobadas.

masoalaa.jpg

El parque en tierra firme contiene cuatro parcelas de bosques tropicales primarios que varían en altura desde el nivel del mar hasta los 1.300 metros de altura. En él, se puede ver al lémur rojo (Varecia rubra), camaleones de Parson, enormes y de colores vivos, y, con suerte, vangas de casco (Euryceros prevostii) con sus coloridos picos azules. También se puede hacer snorkel en el cercano parque marino, en el cual habitan mantarrayas, delfines y peces leones, entre otros muchos. En la pequeña isla de Nosi Mangabe, será también posible avistar un tipo especial de lémur, el aye-aye, con sus manos con forma de tarántula y sus inmensos ojos.

Para acceder al Parque Nacional de Masoala, hay que tomar un vuelo desde la capital, Antananarivo, y a continuación hacer un tramo en barco. No es un parque fácil de llegar, pero compensará con creces el esfuerzo a aquel que se adentre en sus entrañas.

Masoala6.jpg


 

El Parque Nacional de Andasibe-Mantadia

A ciento cincuenta kilómetros al este de Antananarivo se encuentra el Parque Nacional de Andasibe-Mantadia, un parque relativamente pequeño pero con una asombrosa concentración de especies de animales y plantas. El parque está formado por dos áreas diferentes: una reserva pequeña conocida popularmente como Périnet, y otra mucho mayor al norte que conforma el Parque Nacional de Mantadia. Ambas partes compartían los mismos bosques húmedos, pero por actividad humana ahora se encuentran separadas.

andasibe-mantadia66...

La elevación del Parque de Andasibe-Mantadia varía entre los 900 y los 1200 metros, y tiene un clima tropical húmedo. Se estima que el 80% del parque no ha sido alterado por el ser humano, y será interesante fijarse en su curiosa flora, especialmente los tipos raros de orquídeas de altura, helechos y lianas.

indri andasibe.jpg

Con más de cien especies de aves y once de lémures, esta reserva de vida salvaje es el único lugar del mundo en el que habita el mayor de los primates de Madagascar, el indri, una especie de lémur con cara de oso y extremidades blanquinegras fuertes y largas para trepar por los árboles.

Una visita que no deberá faltar en Andasibe-Mantadia es un paseo nocturno por las orillas del parque. Junto a guías expertos, uno puede caminar viendo los brillantes ojos de los animales nocturnos y las colas enrolladas de camaleones dormidos.

andasibe aye aye.jpg


 

El Parque Nacional de Tsingy de Bemaraha

En el oeste central de Madagascar se encuentra el Parque Nacional de Tsingy de Bemaraha. La riqueza y variedad de paisajes de este parque le valió su espacio entre los lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO ya en 1990, y se considera una de las áreas naturales protegidas más ricas del mundo: el 87% de las plantas y animales del parque son endémicos de Madagascar, y el 45% son endémicos únicamente de la región del parque.

Tsingy.jpg

El parque contiene los mayores campos de tsingy (pináculos) del país, unas formaciones cársticas de caliza que se extienden de norte a sur en una franja de aproximadamente 8 kilómetros de ancho, y cuyos picos llegan a tener hasta 30 metros de altura. Tsingy quiere decir, en malgache, “donde no se puede caminar descalzo”, sin embargo, piedras y pináculos no son el único paisaje que podremos encontrar en Tsingy de Bemaraha, también veremos bosques primarios secos, zonas de bosquejo y matorrales, selva, manglares y sabana, así como impresionantes lagos, cañones y gargantas.

tsingy4.png


 

El Parque Nacional de Andohahela

El Parque Nacional de Andohahela se encuentra en un espolón del extremo suroriental de las tierras altas de la isla. El parque está situado en la región montañosa de Anosy, cuya cadena se alza hasta los dos mil metros de altura. Esto provoca una barrera natural para los vientos elíseos húmedos provenientes del este, y causa en el lado oriental de las montañas grandes precipitaciones y una de las poquísimas selvas del mundo por debajo del Trópico de Capricornio.

andohahela-5.jpg

En Andohahela tendremos la rara oportunidad de observar una miríada de contrastes climáticos que nos acercan a tres mundos diferentes: en el este, encontraremos selva tropical húmeda; en el oeste, nos sumergiremos en una región de bosque semiárido y matorral espinoso. Y, entre las dos zonas mencionadas, nos encontraremos la región transicional.

Algunas de las plantas más representativas de este parque son la palmera triangular endémica (Dypsis Decaryi), el llamado árbol del viajero (Ravenala Madagascarensis), el conocido como árbol pulpo (Didierea Madagascariensis), y baobabs enanos (Adansonia digitata). 

Andohahehaa.jpg


 

Viajes a medida a Madagascar
Descubrir Madagascar >

Un recorrido en coche privado con chófer-guía de habla inglesa para disfrutar de Madagascar, conocer sus gentes, sus pueblos, sus sorprendentes paisajes y sus playas.

 

12 días / pedir presupuesto
Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.