Tana Toraja, Indonesia

Sugerencias

Cuando un noble toraja muere, su cuerpo se embalsama con hierbas y ungüentos tradicionales y se conserva en la casa familiar durante, al menos, tres meses. Cada día le preparan la comida y le ofrecen agua ... como si aún siguiera vivo. El entierro se puede retrasar mucho tiempo, desde unos meses hasta veinte años. En ese periodo, la familia reúne el dinero que necesita para celebrar los costosos y espectaculares ritos que acompañan a un entierro toraja.

Hace unos meses asistí a una de estas ceremonias en una remota aldea de Sulawesi.

Los toraja viven en interior de la isla de Sulawesi, en Indonesia, en tierras altas cubiertas de arrozales. Para llegar a esta aldea mi guía San y yo hemos viajado durante ocho horas en coche por carreteras complicadas desde Macasar, la capital de la isla. El camino asciende hasta Tana Toraja, el país de los Toraja, una etnia diferente que aún mantiene sus costumbres tradicionales.

sulawesi.jpg

Los toraja no son originarios de la isla. Llegaron desde Indochina a Sulawesi navegando en barcos de madera. La tradición dice que los desmontaron, los cargaron a hombros y al llegar a las tierras altas, las más fértiles, construyeron con aquellas piezas de madera sus casas, los tongkonan, que tienen espectaculares tejados curvos formados por miles de tubos de bambú cuidadosamente dispuestos. Algunos están cubiertos de tallas pintadas, que tienen significados simbólicos y son casi un sistema de escritura.

TANA TORAJA PATTERN...

En una de estas aldeas se va a celebrar el funeral de un hombre rico que murió hace varios meses. El pueblo está engalanado, la gente viste sus mejores ropas y hay mucha agitación y actividad. El primer día, un cortejo traslada al difunto desde su casa hasta el lugar del funeral, un recinto rodeado de casetas muy adornadas donde se recibirá  a familiares y amigos.

El cadáver está colocado en un ataúd cubierto de tallas multicolores y lo transportan sobre unas andas muy elaboradas, un pequeño tongkonan. Tres danzantes abren el cortejo, desordenado y bullicioso, que hace frecuentes paradas y parece estar a punto de volcar el féretro varias veces. Parientes, amigos y familliares sostienen una larga tela roja que precede al féretro. Hay búfalos, cerdos, pollos, vecinos y curiosos alrededor. Entre ellos están algunos jóvenes de la familia, que han emigrado a Malasia y a Borneo pero es obligado que vuelvan para esta ocasión.

Con muchos esfuerzos, entre todos colocan el féretro en el lugar desde el que va a presenciar todas las ceremonias junto a su retrato tallado en madera, el tautau. Si el funeral es digno del difunto él será feliz, su alma subirá rápidamente al cielo y desde allí tendrá poder para ayudar a sus parientes y amigos.

women procession.jpg

Todos están alegres y el ambiente es muy festivo; me explican que el hombre muerto va a a pasar por fin, después de meses de espera, a una vida mejor.

Veo una cruz y recuerdo que los toraja son animistas convertidos al cristianismo por misioneros europeos hace siglos. Les prohibieron otros ritos, pero no los funerales, que gracias a eso se han conservado hasta ahora. De hecho no hay funerales los domingos porque tienen que ir a misa. ¡Sincretismo religioso en estado puro!

Los tres días siguientes se dedican a diversas ceremonias. Primero se recibe a los invitados y vecinos en las casetas dispuestas para ello alrededor del catafalco. La comitiva guarda una fila respetuosa y son presentados por grupos a la familia entre un retumbar de percusión. 

 

Yo entrego mi regalo - un cartón de tabaco- y soy bien recibido. Me invitan a sentarme en el suelo y me ofrecen un té y betel para masticar. Desde allí observo que todos los que se acercan llevan ofrendas: tabaco, pollos, cerdos, objetos .... Estos regalos muestran la importancia del muerto y la familia los registra cuidadosamente. Pasan a formar parte de sus deudas y, cuando ellos vayan a otros funerales, llevarán un regalo equivalente. Algunos niños y mujeres van suntuosamente vestidos, con vestidos tradicionales muy coloridos.

torajan.jpg

Hay cánticos, música, bailes rituales con todos los danzantes en corro, y mucha comida: se sacrifican montones de cerdos y pollos para alimentar a la multitud.

Uno de los momentos culminantes es la pelea y el sacrificio de los búfalos, un animal casi mágico para los toraja, que están orgullosos de la fuerza de sus animales. Los búfalos ayudarán al muerto a llegar al más allá, el puya, y el camino es largo y difícil: por eso necesita todos los posibles.

El número de búfalos refleja la importancia de la persona muerta y la riqueza de su familia: estos ocho animales tienen un precio de mil euros cada uno, una verdadera fortuna. Me explican que los más valiosos son los ejemplares blancos y negros de ojos azules: hasta 10 000 euros cada uno, un lujo al alcance de muy pocos aquí. Los familiares se quejan de que deben pagar fuertes tasas sobre ellos, impuestas por el gobierno para limitar la matanza, y entregar uno a la iglesia. La matanza es muy cruda y resulta dura y desagradable.

IMG0343.jpg

El ritual termina con el traslado del féretro a una pared de piedra en la que están excavadas las tumbas familiares. Después de tres días de celebraciones todos parecen cansados. Con enormes dificultades trepan la pared y colocan el ataúd en su lugar, junto con algunos objetos apreciados por el muerto.

El tautau que ha presidido la ceremonia, se coloca en un balcón. Las familias más ricas, como esta, tienen balcones atestados de antepasados que velan por ellos.

Tau Tau2.jpg

Con esto termina el funeral y todos se retiran lentamente a sus casas. El difunto debe estar feliz: la fiesta ha sido espectacular, ha habido muchos asistentes, los búfalos han peleado bien y ya puede empezar su vida eterna.

Yo también estoy cansado pero San me anima a acercarnos a Lemo, donde me muestra un enorme árbol rodeado de cañas de bambú y lleno de pequeñas tumbas. Allí, en pequeños huecos tallados en el tronco, enterraban a los niños que morían antes de tener dientes. Según sus creencias, forman parte de la naturaleza y la savia del árbol ayudará a que sus almas lleguen al cielo. Hace veinte años que abandonaron esta costumbre y lo lamento. Me gusta la idea, es muy tierna.

arbol con tumbas.jpg

Toda la relación de los toraja con la muerte me asombra. Son amables, acogedores y sonrientes y el funeral ha sido una experiencia impactante que no olvidaré.

Alex Viato

 

Viajes a medida a Indonesia
Australia y la isla de Bali >

Conoce las ciudades y los impactantes paisajes australianos -Sidney, Ayers Rock, Watarrka, Port Douglas, Kakadu-, y termina el viaje en el amable Bali, con unos días en Ubud, para disfrutar de su naturaleza y de sus playas. Traslados interiores en avión y en coche de alquiler.

20 días / pedir presupuesto
Pinceladas de Bali >

Un gran viaje no pide mucho tiempo. Doce días bastarán para conocer Bali y disfrutar de sus playas, de sus templos y de los magníficos paisajes de su interior. Y para dar un salto a la isla de Java para visitar Jogjakarta.

12 días / pedir presupuesto
Bali y Jogyakarta >

Un viaje que te lleva a dos islas indonesias verdes y cálidas, con hermosas playas: Bali, hinduista y serena, y Jogyakarta, con espectaculares templos budistas.

 

 

15 días / pedir presupuesto
Birmania y Bali >

Descubrir Birmania -Yangón, Bagán, Mandalay y el lago Inle- y Kuala Lumpur y terminar con unos días de descanso en Bali es lo que ofrece este viaje variado y lleno de sorpresas. Traslados interiores en avión y guía privado.

 

17 días / pedir presupuesto
Islas, gentes y playas de Indonesia >

Indonesia es mucho más que su capital y la isla de Bali. Por ello hemos pensado en un viaje por otros caminos, llenos de sorpresas. Visitar el País Toraja, inmerso todavía en sus antiguas tradiciones, gozar de la naturaleza en la isla de Borneo y descansar a orillas del mar en las playas del archipiélago de Karimunjawa hará del viaje a Indonesia una experiencia inolvidable. 

16 días / pedir presupuesto
Japón y Bali >

Las dos ciudades más características de Japón - Tokio y Kioto- sirven de entrada a este viaje que termina con unos días de descanso en las playas de Bali. Traslados en avión y en tren.

 

16 días / pedir presupuesto
Norte de Tailandia y la isla de Bali >

Dos semanas para descubrir Tailandia, uno de los milagros económicos de Asia y dejarse sorprender por sus paisajes, tradiciones y por la amabilidad de sus gentes. Y también para terminar enla isla de Bali disfrutando de su naturaleza y sus playas.

 

15 días / pedir presupuesto
Papúa. Etnias, naturaleza y paraísos perdidos >

SALIDA OCTUBRE DE 2018. VIAJE EN GRUPO.  

Viajar a Papúa es asomarse a la prehistoria: una naturaleza espectacular, comunidades humanas alejadas de la civilización y un mar plagado de islas como si se estuvieran formando aún los continentes. Como siempre, nuestra expedición estará conducida por un buen conocedor del lugar y de sus gentes.

15 días / pedir presupuesto
Cómo hacer un viaje a medida
+

Todos nuestros viajes son a medida y están pensados para viajar con la máxima libertad. Son viajes individuales, que puedes hacer en pareja, en familia o con un pequeño grupo que organices.
Te proponemos una colección de viajes para que tu elijas uno y lo adaptes a tus deseos. Puedes modificar a tu elección la duración total, el tiempo que quieres estar en cada lugar del itinerario, el medio de transporte, el tipo de hotel... Tú lo decides todo.

Si tienes un proyecto de viaje diferente y no encuentras en nuestro catálogo nada que te encaje, consúltanos y lo organizaremos para ti. Pídenos un presupuesto con total libertad.