Qué llevar si viajas a... Camboya

Camboya es un país de llanuras y de clima y vegetación tropical. El ambiente es en general húmedo y caluroso.

La época seca transcurre en invierno, de noviembre a marzo, cuando las temperaturas son más bajas. A partir de marzo empieza la época de calor, que acostumbra a culminar en mayo, cuando el monzón no ha traído todavía las lluvias que ayudan a refrescar el ambiente. De junio a octubre se extiende la época de lluvias. No es que llueva todo el día, pero lo habitual es que en algún momento descarguen las nubes, a veces con fuerza, limpien la atmósfera y refresquen el ambiente.

 


 

Qué llevar:

 Siendo Camboya un país tropical habrá que protegerse del sol y del calor. Un buen sombrerogafas de sol y crema para la piel serán necesarios. 

Para emplear con comodidad una cámara de fotos y no estar pendiente de las gafas, un cordoncillo para sujetarlas al cuello puede ser de gran utilidad.

El agua embotellada es imprescindible y aunque sea fácil proveerse de ella en el hotel o en los comercios, una botella rígida o blanda con o sin aislante ayudará a llevar en la mochila lo que haya sobrado de una botella grande sin necesidad de cargar con ella.

Pensando en la salud y también en la comodidad, un repelente enérgico será necesario para evitar los mosquitos.

Y aunque haga calor, en los lugares donde haya riesgo de infección por picadura de insectos, un pantalón largo y una camisa de manga larga y colores claros con tratamiento antimosquitos resultará aconsejable.

Por supuesto, la ropa habitual serán camisetas y camisas de manga corta, mejor si son de tejidos técnicos que podrán lavarse y secar en muy poco tiempo.

La entrada a los templos en muchos lugares de sudeste asiático exige andar descalzo. Unas sandaliaschanclas cómodas o un calzado sin cordones se agradecerán a la hora de calzarse y descalzarse. Y unas toallitas para limpiarse las plantas de los pies, también. 

Y hablando de comodidad, una toalla de microfibra, que se lava y se seca en un momento y que casi no ocupa espacio será una buena ayuda para refrescarse durante las visitas. Lo mismo que un gel de jabón que no precisa agua.

Un impermeable fácil de llevar en la mochila será también de utilidad, sobre todo en época de lluvia. Y un paraguas plegable podrá usarse como sombrilla, tal como hace la población local.

Los enchufes pueden ser en Camboya de tipos distintos. Para no tener problemas con ellos conviene llevar un adaptador que se ajuste a los enchufes de tipo inglés o a los americanos.

Finalmente, el viaje hasta Yangón es considerablemente largo. Unos calcetines para el vuelo ayudarán a descansar las piernas a quienes sean más sensibles al cansancio de estar mucho tiempo sentado.

 

Por último, no te olvides de hacer un repaso a las cosas básicas en que debieras pensar a la hora de hacer la maleta ...