Qué llevar si viajas a... India

 

La India es muy grande y su clima variado según las regiones. El norte está influido por los desiertos y por el Himalaya y el sur es de clima y de vegetación tropical. Tal vez la época cómoda para viajar sea entre los meses de septiembre a abril, período en el que apenas llueve (salvo que se retrase o adelante el monzón), con temperaturas relativamente suaves durante el día, aunque por la noche se puede descender por debajo de los 0 ºC en los lugares y los meses más fríos. Si se puede elegir, mejor evitar el viaje durante el monzón, aunque también es cierto que la lluvia -que se concentra en unas pocas horas- ayuda a aliviar el bochorno en las llanuras.


 

Qué llevar:

Pensando en el calor, una crema solar debe figurar en la maleta, además de sombrero y gafas de sol.

Repelente antiinsectos para la piel o incluso para la ropa si se tiene intención de hacer alguna caminata por un espacio natural o por lugares muy aglomerados resultará muy útil.

Los calcetines pueden llevarse en muchos de los templos donde se obliga a los fieles a descalzarse. Además calcetines largos son recomendables para proteger las piernas de las sangujuelas si se hace alguna caminata (p.e. en Periyar) por caminos húmedos y con vegetación.

Chubasquero ligero para llevar siempre en la mochila, especialmente en épocas de lluvia, puede resultar casi imprescindible.

En invierno -siempre que no se trate de lugares próximos al Himalaya- hay que llevar ropa de cierto abrigo, algún jersey de lana o alguna chaqueta. En verano, más caluroso, conviene ropa amplia, de algodón, ligera y cómoda o camisetascamisas y pantalones de algún tejido técnico transpirable y de lavado y secado rápido. Un jersey o chaqueta será también conveniente para afrontar los aires acondicionados en hoteles y medios de transporte que en ocasiones pecan de excesivos.

Unos pequeños prismáticos cuando se visita una reserva natural ayudarán a disfrutar del espectáculo, lo mismo que una pequeña linterna para iluminar relieves o pinturas en templos de ambiente muy oscuro.

Como en los templos y las mezquitas hay que descalzarse, conviene llevar calzado cómodo y fácil de quitar y poner. Y quienes se sientan incómodos andar el resto del día habiendo pisado con los pies descalzos el suelo de los templos, una toalla de microfibra y un jabón en gel de los que no precisan agua los verán como una excelente solución.

La carga de las baterías de las cámaras de fotos, móviles o tabletas aconseja llevar un adaptador. Muchos de los enchufes pueden ser de tipo inglés, con tres patas.

Por cierto, siendo la India un país muy fotogénico, un cordoncillo para sujetar las gafas.dejará las manos libres a quienes precisen quitárselas para manejar la cámara.

Finalmente, unos calcetines de compresión para llevar durante el vuelo ayudarán a descansar las piernas cuando efecto de estar mucho tiempo sentado resulta un inconveniente.


Por último, no te olvides de hacer un repaso a las cosas básicas en que debieras pensar a la hora de hacer cualquier maleta ...