La selva de Iratí

Miguel García Cacho

El bosque de cuentos tenía que ser de hayas y estar en una tierra cargada de leyendas, entre una espesa masa verde que se tornase en el otoño, por el hechizo de alguna bruja, en una paleta de tonos ocres y amarillentos y cruzado por una gran arteria fluvial: el Río Irati, que da nombre al mítico valle Navarro, el mejor hayedo de la Península, el más grande de la Europa meridional.

El Pirineo empieza a crecer suavemente en Navarra y en sus valles se crea un paisaje peculiar: pequeñas localidades con típicas viviendas pirenaicas, ríos y bosques de tal frondosidad y exuberancia como para albergar lugares tan sugerentes como la llamada "Selva de Irati".

Situada en la cabecera del río Irati, este gran bosque de hayas y abetos, cubre las laderas que rodean al embalse de Irabia. Una buena forma de conocerlo es paseando por la pista forestal que lo recorre por su interior. El itinerario puede partir de Ochagavía -uno de los pueblos más bellos de Navarra- por la carretera que atraviesa la sierra de Abodi por el paso de Tapla, descendiendo hasta las casas de Irati entre el frondoso bosque. Al pasar el río, en las cercanías de la Ermita de Ntra. Sra. de las Nieves, comienza la pista que nos ofrece un paseo de 20 km. bordeando el río y el embalse, hasta llegar a las cercanías de Orbaitzeta. Estas 13.000 hectáreas de bosque, a pesar de su aprovechamiento ganadero y forestal, conservan zonas inalteradas -Reserva Natural de Mendilatz y Reserva Integral de Lizardoya, ubicadas entre los valles de Salazar y Aézkoa- que han permitido la conservación de un privilegiado patrimonio natural y espectaculares paisajes, gracias tal vez, a la vigilancia de Basajaun -señor de los bosques- o las Lamiak -sirenas montañesas- y principalmente por el Respeto al Bosque de todos los que lo visitemos.

Alrededores: Cercana se encuentra la Colegiata de Roncesvalles -enclave histórico y descanso de peregrinos- que nos conduce, a través del Puerto de Ibañeta, a Francia y localidades como St.Jean Pied De Port.

Al Este de Irati, encontramos el valle del Roncal y al Sur, dos reservas naturales de excepción -la Foz de Lumbier y de Arbayun-.

AVENTURA EN LA SELVA

Irati puede ser un escenario ideal para practicar unas jornadas de multiaventura: senderismo y turismo ecuestre -por la zona transcurren senderos como el GR11 (senda pirenaica) o la posibilidad de ascender al primer 2000 del Pirineo -el pico Orhy, de fácil ascenso desde el puerto de Larrau y lugar ideal para obtener bellas panorámica de las cumbres pirenaicas-, piragüismo en los ríos Irati y Salazar -en invierno y primavera-, esquí de fondo en Abodi y el Puerto de Lazar,...

GASTRONOMÍA:

Del valle de Aézkoa el queso, del valle de Salazar sus setas y en general buenas carnes .

FIESTAS:

Romería de Muskilda (8 Sept.), dentro de las fiestas patronales de Ochagavía