Morella

Miguel García Cacho

Castellón es tierra de contrastes y sorpresas, la primera que encontramos viniendo del Levante es un litoral adornado por huertos de naranjos, la Costa del Azahar. Pero continuar hacia su interior nos enseña que la provincia, a pesar del apellido de su capital, tiene más monte que llano. Y es aquí donde el viajero volverá a sorprenderse al descubrir castillos coronando montañas. Morella es uno de estos lugares, sobre su peculiar peñón se levantan murallas, castillo, calles soportaladas y toda suerte de vestigios de su esplendoroso pasado. No en vano ya fue declarada en 1965 Monumento Histórico Artístico y hoy es Candidata a ser Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

"Ciudades de cíclopes o gigantes", así describía Pio Baroja a los grandes cerros de piedra caliza que en la comarca dels Ports emergen sobre los bosques de carrascas, quejigos y pinos. Mas, estas tierras que han sido testigo de multitud de avatares épicos, debieron reforzar más aún su privilegiada defensa natural con imponentes fortificaciones.

Penetrar en las murallas morellanas que levantase Pedro el Ceremonioso, nos traslada a un ambiente medieval que invita a pasear por su laberinto de calles concéntricas o subir por sus más de 300 escalones para llegar al corazón de una ciudad que conserva su antigua estructura y un valioso patrimonio monumental: Casonas medievales, vías porticadas como la de D.Blasco de Alagón -que viene acogiendo desde el siglo XIII un mercado todos los domingos-, las murallas, sus torres y sus seis puertas de acceso, la basilica de Sta. María la Mayor -de estilo gótico, muy bien conservada y con un friso que representa El Juicio Final esculpido en la parte posterior del coro-, el Real Convento de San Francisco, el edificio gótico del Ayuntamiento, acueducto o los restos del castillo en la cima de la "Mola" que otorgan a Morella su peculiar silueta y ofrecen un excelente mirador sobre toda la comarca.

Alrededores: A tan sólo 12 Kms. se encuentra Forcall que presenta una esplendida plaza porticada renacentista. Cercano se encuentra el abrupto Santuario de La Balma,

incrustado en la roca de la montaña y al que antaño peregrinaban los endemoniados en busca de remedio. Desde aquí, podemos adentrarnos en la Sierra del Maestrazgo,

visitando los vecinos pueblos turolenses de gran encanto como Tronchón o Mirambel, este último galardonado en 1984 con el Premio de Europa Nostra.

Por último, si optamos por dirigirnos hacia la costa, conviene hacer un alto en Sant Mateu, en el Bajo Maestrazgo, otra de las ciudades monumentales del interior de la Costa del Azahar castellonense, sus calles y fachadas, son fiel testimonio de la arquitectura del medievo.

Gastronomía: El desnivel del terreno habrá despertado en el caminante un ávido apetito que podría calmarse degustando embutidos, cecina, jamón, quesos, setas o algunas de sus sopas: Morellana, Forcallana, de flan o buñuelos. Dejados los entrantes, se puede seguir con el cordero mechado, gallina trufada, ternasco al horno, lechazo asado... platos que saben fundirse con la "perla negra" de la comarca: La Trufa.

Como colofón, la colla -cuajada- o los flaons -pasta con relleno de requesón-.

DATOS ÚTILES

Accesos: La comarca de Els Ports, es la antesala del Alto Maestrazgo. A Morella, su capital, podemos acceder por la N-232 desde Alcañiz.

Esta situada en el norte de Castellón, a 102 Kms. de su capital y a 64 Kms. de Vinaròs.

Aparcamientos: Públicos, en el Pº Alameda, muy cerca del casco urbano.

Dormir y Comer:

Hotel Rey Don Jaime ***,   Teléfono 964 160 911

Hotel Cardenal Ram ***,  Teléfono 964 173 085

Restaurante Vinatea,  Blasco de Alagón, 17

Mesón del Pastor,  Cuesta Jovani, 5

Restaurante Casa Roque,  Segura Barreda, 8

Más información:

* Ofic. de Turismo de Morella,  Teléfono: 964 173 032,  http://www.fvmp.es/guia/