Manuel Abella (1970) es doctor en filosofía por la UCM y trabaja como profesor de filosofía. Está especializado en historia de la cultura rusa, sobre la que ha publicado artículos e impartido numerosos cursos. También trabaja como traductor de ruso, especializado en la traducción de filosofía y literatura clásica.

Ucrania

Entre oriente y occidente

Manuel Abella

Próximas fechas

En los últimos años, Ucrania ha estado en los medios de comunicación por sus problemas políticos internos y también por su enfrentamiento con Rusia. Se trata, en cualquier caso, de un país fascinante que hunde sus raíces históricas en la alta Edad Media -Kíev fue durante siglos la capital del primer Estado de los eslavos orientales- y sorprende al viajero por su enorme riqueza y diversidad cultural. Nuestro viaje comienza en Kíev, donde visitaremos en primer lugar los más antiguos testimonios de la Rusia medieval -Catedral de Santa Sofía, Monasterio de las Cuevas- para hacer después un recorrido por algunos hitos históricos del siglo XX, desde la Revolución de 1917 a la Segunda Guerra Mundial y el holocausto. También se realizará una visita a la región de Chernóbyl, situada al norte de la capital.

La siguiente parada del viaje será Leópolis (Lviv), capital de Ucrania occidental, que tiene un perfil cultural muy marcado. Durante los siglos XVIII-XIX y comienzos del XX, mientras el resto de Ucrania pertenecía al Imperio ruso, Leópolis formó parte del Imperio austrohúngaro, del que fue uno de los centros urbanos más destacados. Ciudad cosmopolita, en el período de entreguerras su población se dividía a partes iguales entre polacos, ucranianos y judíos. Estos últimos tuvieron en ella uno de sus principales centros culturales de la diáspora. A diferencia de otras ciudades de Europa oriental, Leópolis no fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y su centro urbano histórico, perfectamente conservado, ha sido declarado por la UNESCO patrimonio de la humanidad.

Más viajes a fondo