Reserva Selous

La reserva Selous, creada en 1922 y bautizada en honor a uno de los más célebres exploradores y cazadores británicos, Frederik Selous, es una de las reservas de animales y de caza más grandes del mundo. Con 54.000 Km², casi del tamaño de un país como Irlanda, se encuentra situada en el sudeste central de Tanzania, al sur de Dar Es Salaam. Es colindante con el parque nacional Mikumi y a escasos kilómetros del parque nacional de los Montes Udzungwa.

Una gran parte de la reserva es atravesada por el río Rufiji, que constituye su columna vertebral. Entre mediados de marzo y mediados de mayo, las lluvias hacen impracticables los caminos. La mejor época para visitar Selous es durante la estación seca, entre junio y octubre, cuando, debido a la escasez de agua, la fauna está mucho más concentrada y es más fácil de ver. Desde mediados de noviembre a mediados de enero, hay una segunda época de lluvias más cortas, que no son impedimento para la visita.

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1982, la reserva Selous no es una de las reservas más visitadas del país. Influye en ello su lejanía de las principales ciudades (el medio habitual de acceso es en avioneta) y seguramente influye también su gran tamaño, que permite a la fauna dispersarse en un extenso territorio y obliga a veces a los visitantes a recorrer distancias considerables hasta dar con ella.

A pesar de ello, hay que saber que Selous contiene una tercera parte de toda la fauna salvaje de Tanzania. En las zonas de pastizales del próximas al río Rufiji pueden verse infinidad de elefantes, leones, algunos guepardos, fagoceros, jirafas, ñúes, búfalos, impalas, elands, cebras, entre otros, y se han catalogado más de 450 especies de aves.

En Selous se puede, además, hacer safaris en lancha, andando en compañía de guías, o en vehículos 4x4 abiertos. Selous ofrece, en definitiva, la oportunidad de vivir una verdadera experiencia de aventura en África.

Programas sugeridos en Reserva Selous

Otros destinos en Tanzania