Oaxaca

A 300 Km. al sur de México D.F. se encuentra la ciudad de Oaxaca. Es una exquisita ciudad colonial muy bien conservada, de clima cálido y suave y llena de encanto. Situada en un valle, la ciudad tiene un tamaño muy cómodo para el viajero, y su centro se recorre fácilmente a pie. El centro colonial esconde plazas y calles tranquilas y cuidadas, bordeadas de iglesias y palacios, que se ha conservado en perfecto estado.
La región, cuna de los zapotecas y los mixtecas, tuvo menos influencia española que otras áreas por su escaso valor económico para la corona y eso ha hecho que conserve casi intactas muchas de las tradiciones indígenas. La ciudad de Oaxaca es el centro de las mejores y más auténticas artesanías mexicanas: bordados, tejidos, cerámica, talla de alebrijes, y muchas otras. Los mercados son atractivos y tentadores y es un placer pasear por ellos.
El Zócalo, con el palacio de gobierno y la catedral, es el centro clásico de la ciudad, una animada plaza que invita a tomar un café o un refresco mientras se ve pasar a la gente en alguna de las terrazas allí instaladas.
La iglesia de Santo Domingo, el Museo de las Culturas, las iglesias de la Merced, San Agustín, San Francisco... dan cuenta de la importancia que a pesar de todo ha tenido la Oaxaca y del patrimonio que a lo largo del tiempo la ha enriquecido.
Los mercados de 20 de Noviembre y de Juárez son de lo más interesantes para tomar el pulso a la ciudad y para encontrar también artesanías.

Al sur de la ciudad, a solo 10 Km., se encuentra Monte Albán, un destacado lugar arqueológico, muy espectacular por su localización. Rodeado de verdes montañas, el amplio recinto conserva las ruinas de una importante ciudad zapoteca con templos, palacios, terreno para el juego de pelota, centros ceremoniales, plazas ... A 60 Km. se halla Mitla, un importante centro religioso mixteca formado por tres grandes patios con edificios cubiertos de llamativos relieves y composiciones de ladrillo geométricas.

Programas sugeridos en Oaxaca

Otros destinos en México