Rep.Dominicana

Un clima cálido para las mejores playas del mundo.

Ocupando algo más de los dos tercios orientales de la isla La Española -el tercio restante lo ocupa Haití-, la República Dominicana es el destino más turístico del Caribe. La imagen de paraíso soleado es merecida, pues ofrece al visitante la oportunidad de pasar sus días felizmente en playas de arena fina, acompañado de aguas trasparentes y altivas palmeras, y de amenizar sus noches con merengue y ron.

Pero la República Dominicana es mucho más que eso. Se encuentra en la isla caribeña más diversa en términos geográficos. En ella se reúnen montañas con una naturaleza todavía silvestre, compuesta por selva tropical, manglares, sabana cultivada, grandes extensiones de desierto y las variadas transiciones que genera el paso de unos paisajes a otros. Las opciones de ecoturismo y de actividades al aire libre son numerosas. Quien viaje a la República Dominicana, en una sola semana podría escalar 150 metros verticales de cascadas, montar en bici de montaña a través de pistas de tierra recónditas, surfear sobre las mejores olas del hemisferio, realizar una expedición hasta la cima de una montaña de 3000 metros de altitud, y salir en barco para avistar ballenas jorobadas en las aguas de la Bahía de Samaná.

Como les gusta señalar a los dominicanos, fue aquí donde Cristóbal Colón asentó su primera colonia, La Isabela, y también la primera ciudad española del Nuevo Mundo, Santo Domingo. La huella que quedó en la capital durante su breve apogeo resume en gran medida lo que se expandiría a través de la colonización en el conjunto de la América española. El pasado se ha mantenido en Santo Domingo en la arquitectura colonial que domina el corazón antiguo de la ciudad. Y se ha mantenido en la religión que es también parte integral de la vida del país y que como en otros lugares del Caribe se ha mezclado con creencias de raíces africanas y dado lugar a curiosas formas de culto.

Hoy, los lugareños se enorgullecen de sus sofisticados y embriagadores ritmos de merengue y bachata. Pero sobre todo valoran sus playas y las instalaciones que en torno a ellas atraen a quienes las eligen para sus vacaciones. La Romana, Punta Cana, Sosúa, Santa Bárbara de Samaná, Boca Chica, Isla Saona... destacan y ofrecen un abanico entero de posibilidades.

Otros destinos en América