Agra

La ciudad de Agra forma, junto con Delhi y Jaipur, el triángulo de oro de la India, la ruta más visitada por los viajeros.

La ciudad se fundó a orillas del río Yamuna en el año 1475, aunque no se convertiría en capital del sultanato hasta el año 1506. Sin embargo, la época dorada de la región estaba aún por llegar: sería durante el período de dominación mogol cuando Agra se convertiría en una verdadera maravilla arquitectónica con monumentos como el Taj Mahal, el Fuerte y en sus proximidades la ciudad abandonada de Fatehpur Sikri y Sikandra. La mayor parte de estos monumentos se construyeron entre mediados del siglo XVI y el siglo XVII, conforme al refinado estilo mogol.

El Taj Mahal es la joya de la ciudad y sigue sorprendiendo por su preciosa armonía, por la perfección de sus volúmenes y por el delicadísimo trabajo de tallado y encaje en piedra que decora los muros. El palacio fue encargado por el emperador mogol Shah Jahan en memoria de su esposa.

La otra gran atracción en Agra es el Fuerte Rojo. Comenzó a construirse en 1565 y presenta un exterior amurallado de aspecto riguroso que poco hace pensar en un interior que esconde lo más parecido a un paraíso con sus refinadas estancias palaciegas, sus jardines y sus vistas sobre el paisaje de alrededor.

Cerca están el Kinari Bazaar, con sus callejuelas estrechas y repletas de comercios, y la Jasmi Masjid.

Hoteles recomendados en Agra

Programas sugeridos en Agra