Berlín

Berlín, dinámica y en constante cambio, vive una época dorada. Gravemente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, dividida durante décadas, recuperó su condición de gran ciudad y luego, con la caída del Muro, la capitalidad a todos los efectos de Alemania y un dinamismo que la sitúa a la cabeza de las capitales europeas.

Desde 1990 la ciudad ha sabido unificar su trama urbana, conservando a modo de recuerdo restos de la herida que significó la separación del este y del oeste, apostando por atrevidos edificios vanguardistas, emprendiendo una imponente tarea de restauración y cultivando un ambiente cosmopolita y dinámico que atrae a innovadores y creadores de toda Europa.

Amplia, abierta e impecablemente organizada, con una red de transportes muy eficaz, Berlín es una ciudad grande pero abarcable para el viajero, que encuentra fácil moverse por ella. Es conveniente planificar bien la visita para aprovechar de la mejor manera el tiempo. La convulsa historia de la ciudad asoma a cada paso: en el Reichstag, destruido durante el nazismo y coronado ahora por una espectacular cúpula de cristal (imprescindible reservar la visita), en el recorrido del muro marcado en el suelo de la ciudad, en el monumento al holocausto, en los búnkeres convertidos en galerías de arte y en la sinagoga destruida que se ha conservado tal como quedó.

Todo en Berlín es superlativo, desde el inmenso Tiergarten, el parque que ocupa el centro de la ciudad, hasta las propuestas culturales de altísimo nivel: ópera, conciertos, museos, exposiciones...

Los museos de Berlín son espectaculares, como lo es todo cuanto rodea a la señorial avenida de Unter den Linden, empezando por la famosa Puerta de Brandenburgo. La inmensa Alexander Platz, el paseo a las orillas del Spree hasta el famoso resto del Muro cubierto de graffitis y convertido en museo al aire libre y terminando por los jardines y el palacio de Charlottengurg la cantidad de atractivos que despliega Berlín dan la impresión una capital inagotable.

En Berlín cada barrio tiene su propio ambiente y en cada uno de ellos se han desarrollado propuestas innovadoras que añaden interés y variedad al poderoso atractivo de la ciudad clásica. Los patios Hackesche Hofe, los espacios liberados a orillas del Spree, las iniciativas como la del Hamburger Bahnhof Museum für Gegenwart, o barrios como el turco de Kreuzberg ofrecen toda una gama de oportunidades para vivir Berlín en sus versiones más actuales y diversas.

Programas sugeridos en Berlín

Otros destinos en Alemania