Colonia

Puede parecer un contrasentido: Colonia responde a todos los tópicos y arquetipos sobre Alemania pero, al mismo tiempo, es una urbe vital, luminosa y abierta, hasta tal punto que casi parece una ciudad mediterránea.

Como muestra de su carácter genuinamente germano, Colonia es moderna, reconstruida casi en su totalidad tras ser destruida por sucesivas guerras, bien organizada, con un eficiente transporte público, un pujante pasado industrial, una universidad de prestigio que atrae a estudiantes de medio mundo, un centro comercial amplio, y una gran oferta de cervezas que sus habitantes beben con generosidad.

Pero Colonia es también la ciudad que ama el arte y cuenta con museos de fama mundial, que celebra fiestas populares en la calle casi cada mes (hasta su famoso Carnaval), que vive las tardes y las noches en terrazas y bares a la orilla del amplio río (por supuesto, el Rin), que goza del clima menos agresivo del centro de Europa, que acoge la colonia gay más numerosa del país, y cuyos ciudadanos hacen bandera de su simpatía y hospitalidad ante el visitante, conscientes de que el turismo es la industria más pujante de la ciudad en la actualidad. Por querer ser distinta, tiene hasta un dialecto propio, el Kölsch.

Programas sugeridos en Colonia

Otros destinos en Alemania