Bosnia Herzegovina

El secreto de los Balcanes.

La región de los Balcanes resulta tan montañosa como variada y de ahí su atractivo. El relieve la ha troceado en numerosos rincones, cada cual con su personalidad y también con sus gentes, muy diversas unas de otras.

Por los Balcanes pasaba la frontera entre el imperio romano de occidente y el de oriente. Pasaba la frontera entre el imperio otomano y el imperio austrohúngaro. Y pasaba también la frontera entre los pueblos musulmanes y los cristianos. Para añadir más diferencias en los Balcanes acababa el mundo mediterráneo y empezaba Centroeuropa.

Bosnia es un ejemplo de todo ello, un país de montaña con bellos paisajes arbolados, tortuosos riachuelos y pequeños pueblos donde las mezquitas compiten con las iglesias y hablan de una larga tradición de mezcla de comunidades. Bosnia casi no tiene salida al mar. Es un país de interior, aunque aquí no es el imperio austrohúngaro el que dejó su huella, sino el otomano que arraigó fuertemente.

Qué ver en Bosnia Herzegovina

Programas sugeridos en Bosnia Herzegovina

Otros destinos en Europa