Finlandia

El país más feliz del mundo.

Un país próspero, poco poblado, con una naturaleza espectacularmente bien conservada, eso es Finlandia y mucho más. Porque con servicios impecables y un alto nivel de vida, tiene todo el encanto escandinavo: gente educadísima, forma de vida poco ceremoniosa, eficacia e innovación y, sobre todo, una manera diferente de disfrutar de paisajes, lagos y bosques. Finlandia es diferente y resulta el país perfecto para huir de un viaje tradicional: para hacer un viaje distinto.

Los lugares extremos son siempre apasionantes porque muestran el límite de lo posible, allá donde la vida debe inventar recursos diferentes para agarrarse a la tierra y donde el viajero descubre el aire de una naturaleza a la que no está acostumbrado. Laponia, en el círculo polar es eso y por ello despierta tanta curiosidad.

La región de los mil lagos, por su parte, es un laberinto de islas, canales, lagos y bosques que ocupa la parte meridional del país. Su corazón está en el lago de Saimaa, con algunas ciudades en sus inmediaciones. El lugar se presta a una estancia relajada, con actividades al aire libre según la estación del año -senderismo, pesca, patinaje sobre hielo- y con visitas a las ciudades y pueblos cercanos. Poblaciones pequeñas, con plazas muy activas y animadas en verano y cubiertas de nieve buena parte del año.

Qué ver en Finlandia

Programas sugeridos en Finlandia

Otros destinos en Europa