Países Bajos

Lejos del Mediterráneo, mirando al norte de Europa, los Países Bajos fueron en el pasado una potencia marítima próspera, animada por una sociedad llamativamente emprendedora. Hoy siguen reflejando este pasado en muchas de sus ciudades que supieron conservar los paisajes íntimos y ordenados que aparecen en las pinturas de sus museos y ese particular modo de vivir innovador y sin embargo enraizado en sus tradiciones protestantes.

La visita a los Países Bajos sigue sorprendiendo por ese toque de modernidad y al mismo tiempo de amor a la cultura que reúne una decidida mirada al futuro sin perder de vista el pasado.

Ámsterdam cautiva de inmediato al viajero con su vida tranquila al borde de sus canales y también por su apuesta por la modernidad y por la tolerancia a la hora de asimilar nuevos modos de vida. Sus museos son espléndidos lo mismo que su entorno, en un paisaje llano y verde que se extiende hasta el mar, cercano y sobrio. La Haya, al borde del mar del Norte, Róterdam, Maastricht cargadas todas ellas de historia llaman al viajero y despliegan la inmensa seducción que envuelve al país de los molinos y los tulipanes.

Programas sugeridos en Países Bajos

Otros destinos en Europa