Moscú

Moscú es el centro político, administrativo, cultural, comercial, industrial y científico de Rusia. También es la ciudad más grande del país por su extensión y por su población. El Kremlin marca el origen de Moscú y constituye el centro histórico de la ciudad aunque desde que se edificó ha llovido mucho y el propio Kremlin ha cambiado.

Lo que era una abigarrada ciudad medieval es ahora un área monumental espléndida y lo que eran las murallas que limitaban la ciudad quedaron desbordadas a medida que la capital se expandía y ampliaba sus fronteras. Hoy en Moscú destacan largas y amplias avenidas, numerosas iglesias, palacios y mansiones de época zarista, parques y grandes edificios de la época soviética, museos y un río, el Moscova que atraviesa, majestuoso la ciudad. Y destaca igualmente una restauración exhaustiva que ha dado brillo a las calles y a los edificios y que ha borrado la imagen de grisura que pudo tener décadas atrás.

Si San Petersburgo es un ejemplo de armonía y orden, Moscú aparece más desordenada y por eso mismo más abierta y más dinámica. Son innumerables los lugares que visitar y extensos los paseos para ir de un lugar a otro o simplemente para deleitarse recorriendo la calle. Pero como todo no se va a poder hacer a pie, hay que contar o con el taxi, o con el metro que es un mundo en sí mismo, lleno de interés, que sigue despertando admiración y que es fácil de utilizar incluso para el visitante.

Dicho todo ello, y dadas las distancias, un recorrido en autobús turístico y un ´crucero´ por el río pueden ser soluciones descansadas y útiles para darse un baño general de lo más importante de la ciudad.

La Plaza Roja, además de su impresionante dimensión, condensa a su alrededor un buen número de lugares interesantes. El Kremlin, el mausoleo de Lenin, la catedral de San Basilio, el gran puente que cruza el Moscova y el balcón sobre el río construido, algo más lejos, con motivo del Mundial de Fútbol, los célebres almacenes GUM y el barrio de calles más estrechas que se abre justo alrededor suyo están al alcance de la mano desde la Plaza Roja.

Pero Moscú tiene muchísimo más: las galerías antigua y la nueva Tretiakov, el parque Gorki y The Garage dedicado al arte contemporáneo, el museo Pushkin, el monasterio Novodévichi, el Museo del Kosmos... están entre lo más importante aunque no agotan lo mucho que quedaría por ver. Y dicho esto habría todavía que hablar de la calle Arbat, de la Tverskaya, de Pyatniskaya, del barrio de la Fábrica de Chocolates Octubre Rojo para acercarse a lo más animado de la capital tanto de día como de noche.

Programas sugeridos en Moscú

Otros destinos en Rusia