Cuentos del mar de Irlanda, de Galicia al gran Sol

Las cosas del mar no se cuentan en la tierra, el Machín de Muxía habló. Cuando un marinero vuelve a casa más que contar quiere saber. Atrincherados tras una barrera de silencio, los marineros gallegos han ido acumulando durante décadas un prodigioso saber gremial y han humanizado los caladeros desde Capetón (Cape Town, en Sudáfrica) a Antuerpe (Amberes). Es hora de romper esta frontera. Ya lo dijo Avelino de Corón: Está subiendo la marea, tú no te quedes varado en seco.

Otros títulos de interés