Diario de un fiscal rural

La vida de la pequeña comunidad rural en la que el protagonista ejerce como fiscal pasa tranquilamente... hasta que un asesinato convulsiona el entorno. Este es el punto de partida de Diario de un fiscal rural, novela corta del egipcio Tawfiq Al-Hakim (1899-1987) basada en sus experiencias ejerciendo dicho cargo en los años 30 del pasado siglo y que sirve como excusa para describir con agudeza la realidad social en el Egipto de la época. Nacido en Alejandría e hijo de un magistrado, Tawfiq pasó su juventud en París, estudiando leyes. A pesar del empeño de su progenitor, regresó a su país de origen sin título pero empapado de las ideas artísticas y culturales que provocarían su pasión por la escritura. Éstas se reflejaron en toda su producción, estando considerado hoy en día como el padre del teatro egipcio moderno. La traducción es obra del eminente arabista Emilio García Gómez, galardonado con el premio Príncipe de Asturias de Humanidades.

Otros títulos de interés