El zorro de arriba y el zorro de abajo

El zorro de arriba se desarrolla en Chimbote, un puerto pesquero peruano. La novela de Arguedas se presenta en diarios, en los cuales además de sus reflexiones en cuanto a su futuro suicidio, Arguedas echa una mirada retrospectiva al Perú, estableciendo comparaciones implícitas con la situación histórica y geográfica de los oprimidos; es decir, de los de ascendencia indígena.

El prostíbulo, el cementerio, la milicia, la fábrica de aceite, etc. están presentes en la novela. El latifundista no ha caído ni desaparecido, la situación de aquéllos que viven y trabajan en la costa no es mucho mejor que los del cerro o los de la mina: los “indios de la costa” están sometidos a las fábricas extranjeras, a la merced de la vida urbana, sin las herramientas sociales, culturales, económicas o políticas necesarias para vivir en condiciones humanas. El empresario nacional ha especulado de manera semejante a la del latifundista serrano, malvendiendo/usando la materia prima y los productos y como consecuencia está en manos de inversores extranjeros.

Otros títulos de interés