Guatemala, senda maya

BIC: WTL Los campesinos mayas de Guatemala están, aún hoy, dominados y muy discriminados por gran parte de la sociedad, por los militares y por el mismo Estado. No solamente no poseen nada ni tienen ningún derecho, sino que no tienen esperanzas de llegar a tener en el futuro, una salida a su doblegada existencia. Ni aún los que dirigen el país, han previsto jamás un proyecto favorable a su supervivencia. El Estado los ignora y los finqueros propietarios de fincas, los aceptan para su propio beneficio por disponer de mano de obra extremadamente barata. También ha habido demostraciones de las llamadas «clases bajas», que no han servido para nada y fueron disueltas con las armas, tanto por el ejército como por los propios finqueros, administrando lo que se entiende como la «ley del más fuerte». Sin embargo el carácter de los mayas es amable y hospitalario en extremo. La hermana María Dolores, ha dedicado toda su vida, desde que procesó, a ayudar a los mayas, especialmente a los niños. Las dificultades que se vio obligada a salvar habrían desanimado a otros, pero ella renunció a la vida contemplativa y cómoda para seguir la misión que se había encomendado.

Otros títulos de interés