Las vísperas sicilianas. Una historia del mundo mediterráneo a finales del sXIII

El 30 de marzo de 1282, cuando las campanas de Palermo llamaban a Vísperas, los ciudadanos sicilianos, al grito de ´Muerte a los franceses´, masacraron a la guarnición y a la administración de su Rey angevino. Para lo que son las matanzas, no fue muy grande; la sublevación de los sicilianos sojuzgados durante largo tiempo, pudo parecer simplemente un movimiento de resistencia más. Pero ocurrió en un momento crucial.

El libro de Runciman nos pinta con todo detalle una Europa medieval fascinante. Vemos a infantes de Castilla convertidos en mercenarios en Italia, una suerte de Amadises o Quijotes “avant la lettre”. El propio Dante aventura una hipótesis digna de Holmes, el envenenamiento del gran filósofo Tomás de Aquino, por orden de Carlos de Anjou. Dante pinta una Italia sierva o esclava, un lupanar europeo similar al cuadro de Roberto Saviano en Gomorra.

El tema central es obviamente la revuelta de los sicilianos, una especie de ensayo precoz de la Bastilla, contra el monarca francés, Carlos de Anjou, que abusó de su poder en la isla de Sicilia. Casi podríamos decir que puso en bandeja al Rey de Aragón, el dominio sobre Nápoles y Sicilia. En suma, historia antigua, pero contada como si fuese una novela de Tolkien.

Otros títulos de interés