Los últimos días de Pekín

El 13 de junio de 1900 se perpetra en Pekín una matanza de cristianos (chinos y foráneos), unos días más tarde asesinan al embajador de Alemania y atacan a las cancillerías extranjeras de Pekín que permanecerán sitiadas, sin comunicación con el exterior. Desde hace un par de años los bóxers se han sublevado contra los extranjeros residentes en China. Poco tiempo después una flota de las potencias aliadas zarpa para auxiliar a la emperatriz Tseu-Hi y defender sus intereses, tanto personales como materiales, pero cuando arriba a puerto la emperatriz ha huido y las cancillerías están ya liberadas.

Otros títulos de interés