Pagodas de oro

Atraído por la gran pagoda dorada de Rangún, Pierre Loti viaja desde la India hasta Birmania sólo para ver este famoso monumento. Este relato describe la visita que realizó el escritor a la colina de la pagoda, un día al atardecer. La combinación de las intensas sensaciones vividas -los omnipresentes dorados y el brillo de los mosaicos de cristales rodeados por una densa cortina de follaje...- sume al autor en una especie de hipnosis.

Otros títulos de interés