Botswana

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar a la Página principal


Botsw-okavango-vista aerea1.jpg
Botsw-bandera1.jpg
Vacio.jpg

Contenido

[editar] El país

Botswana viene a ser una excepción en África. Es un país de población negra, con un gobierno y una democracia estables y una economía saneada y en crecimiento. El hecho de tener una población muy escasa y recursos naturales importantes pueden haber ayudado al éxito de Botswana como país, pero algún componente más debe haber contribuido a ello porque otros países de África en situación parecida han tenido un desarrollo mucho menos afortunado.


Geografía

Botswana limita con Namibia al oeste y al norte, con Zambia al norte también en un punto muy pequeño de frontera, al noreste con Zimbawe y al sur con Sudáfrica.

Su superficie es algo mayor que la de España, alrededor de 600.000 km2, de los cuales una gran parte los ocupa desierto del Kalahari, de perfil duro en algunos lugares y semiárido en otros. El norte, sin embargo, es verde con la inmensa región inundada, en época de crecida, del delta del Okavango y los espacios de cultivos y de la reserva natural de Chobe.


Clima

Delta del Okavango
Delta del Okavango
Delta del Okavango
Delta del Okavango
Delta del Okavango
Delta del Okavango

El clima es subtropical. Las lluvias son escasas y, en cambio, las épocas de sequía abundantes. En verano -verano en el hemisferio sur- el ambiente es caluroso o muy caluroso dependiendo de la región. Es la estación de las lluvias, a pesar de que nunca son importantes. Suelen producirse al final de la tarde en forma de cortas y llamativas tormentas que oscurecen durante un rato el cielo. En invierno, las temperaturas son templadas durante el día y, sin embargo, pueden bajar de manera muy importante por la noche. Primavera y otoño se mantienen con unas temperaturas de lo más agradables.


Gobierno

Botswana no ha tenido golpes de estado. Obtuvo su independencia en 1966, asentó la capital en Goborone -en el sur, próximo a la frontera con Sudáfrica- y colocó en el gobierno al Partido Democrático de Botswana, con su líder, Seretse Khama, como presidente. A su muerte, el vicepresidente heredó el cargo tras unas elecciones. Y a la retirada de este, de nuevo el vicepresidente resultó electo tras nuevas elecciones.


Historia y economía

Botswana nació del territorio ocupado por las tribus tswana, cuyo dominio se extendía también al norte de Sudáfrica. Con las guerras zulúes, en el siglo XIX, su espacio se redujo y en las peleas entre afrikaneers y británicos por el dominio de sudáfrica, se vieron acosados por los afrikaneers que trataron de ocupar sus tierras. Los tswana pidieron protección al Reino Unido, que los puso bajo un régimen de protectorado en las fronteras que hoy ocupa Botswana.

En el momento de la independencia, el país estaba entre los más pobres de África. La gran extensión de desierto, habitado por tribus bosquimanas, la falta de población y de recursos para los habitantes en el medio rural daban como resultado una economía de simple subsistencia. La existencia de una potencia económica como Sudáfrica en la frontera del sur tampoco ayudaba al desarrollo de la vecina del norte.

El descubrimiento de las minas más ricas en diamantes del mundo -mina de Jwaneng- ayudó a dar un giro a la situación. Su producción supone 1/3 del pib y la mitad de los ingresos del gobierno. Además, el país dispone de otros recursos mineros como son el cobre, el niquel, la malaquita y el carbón. Y ha hecho un esfuerzo por desarrollar el turismo.

El gobierno ha contribuido con prudencia a asentar una línea de crecimiento que se ha mantenido durante años y sin embargo la población sigue siendo pobre. Importantes inversiones en educación y en sanidad -el tratamiento contra el sida es gratuito- no han conseguido todavía más que un modesto crecimiento de la riqueza en el medio rural y un avance insuficiente en el nivel de vida de la población más modesta de las ciudades.


Fauna y turismo

Botswuana asegura tener la mayor población de elefantes de África. Tiene además aves diversas, cocodrilos, hipopótamos, cebras, jirafas, leones... aunque su enorme superficie y su clima no crean una densidad de animales como la que uno esperaría, por ejemplo, en el Serengeti, en Tanzania.

Botswana ha protegido con grandes reservas y con parques nacionales una extensa parte de su territorio, además del delta del Okavango, el parque nacional de Chobe, el del Kalahari central, el de Kgalagadi en la frontera con Sudáfrica y los de Makgadikgapi Pan y Nxai Pan, cubren una gran extensión. En ellos el gobierno ha optado por hacer concesiones de centenares de hectáreas a empresas privadas para la instalación y la explotación de campamentos más o menos lujosos y de lodges. Estas concesiones están sujetas a fuertes restricciones de respeto al medioambiente y a la obligación de poner en marcha programas de desarrollo de las comunidades campesinas próximas. Las concesiones suelen otorgarse por trece años y llevan implícito el reintegro al gobierno una parte, que -según aseguran- se aproxima a la mitad, del importe que cobran a los turistas.


[editar] Datos prácticos

Dinero

La divisa de Botswana es la Pula, que se divide en 100 Thebe.

Pero quienes se alojen en la mayor parte de camps o en hoteles no necesitarán cambiar. El dólar es ampliamente aceptado, lo mismo que el euro, la libra y el rand sudafricano. En el circuito 'turístico' casi todo puede pagarse en dólares, propinas incluidas. Y la mayor parte de establecimientos de un cierto nivel acepta tarjetas Visa y MasterCard, aunque no las American Express o las Diners.

Los bancos abren de lunes a viernes entre las 9 y las 15h


Propinas

Quienes dan un servicio al viajero esperan una propina, que en restaurantes, por ejemplo, ronda el 10%. No obstante, en los camps y alojamientos de un cierto nivel en el Okavango o en las reservas naturales existe una recomendación más o menos explícita de gratificar al guía que atiende a una persona o a un pequeño grupo con diez dólares por persona y día y a otro personal menos experto -el remero de un mokoro, o un acompañante circunstancial- con cinco dólares.


Electricidad y 'high tech'

Muchos de los que visitan Botswana se alojan, sino todo el tiempo, una buena parte de él, en campamentos en mitad de la naturaleza. No todos cuentan con las mismas capacidades de suministro eléctrico para cargar las baterías. En general se abastecen mediante generadores y placas solares. Suelen ofrecer corriente de 220 para pequeños aparatos, aunque no todo el tiempo. Según el destino y según el consumo, quizás sea prudente llevar un par de baterías y también un adaptador para enchufes de tres patas del modelo británico.

Lo que no hará falta en casi ningún caso es cargar el móvil o un ordenador para conectarse a la red telefónica o a internet. En la mayor parte de alojamientos en plena naturaleza no hay cobertura de ninguna clase, ni tampoco llega la televisión, de manera que llegado el caso la comunicación se hace por satélite o mediante pequeñas emisoras de radio.


Equipaje

La llegada a los alojamientos en el delta del Okavango suele hacerse en pequeños aviones. El espacio para los equipajes es siempre muy limitado. Por ello se recomienda -a veces es obligado- llevar equipaje blando de modo que pueda encajar en los huecos disponibles para su transporte.


[editar] Algunos viajes

Botsw-mapa general.jpg

La visita a Botswana casi siempre se encadena a la de otros lugares próximos y que a veces son obligados por motivos de llegadas y salidas de los aviones. Asociadas al delta del Okavango hay dos grandes reservas, Moremi y Linyanti. Y en la misma región, algo al este, se halla el Parque Nacional de Chobe.

Botswana se encuentra entre Zambia -al norte- y Sudáfrica -al sur- Desde Europa el vuelo hasta Ciudad del Cabo es un acceso natural y por ello aprovechar para visitar esta ciudad forma fácilmente parte del viaje. La visita a las Cataratas Victoria, a poca distancia del delta del Okavango y a menos distancia aún de Chobe, es una ocasión que merece tener en cuenta. Namibia se encuentra al oeste de Botswana y Mozambique al este, en la misma región.

La suma de todos estos lugares da pie a diversas combinaciones de lo más sugerentes. Ver un poco más.


[editar] Qué llevar

En Botswana el clima es continental y los paisajes son los propios del trópico africano: desiertos, sabanas y manglares que se conjugan y crean ecosistemas de perfiles muy variados. La temporada seca transcurre entre octubre y abril. Corresponde al verano austral. En los meses 'punta' es muy calurosa y con escasísimas precipitaciones. El invierno, entre mayo y septiembre, corresponde a la época de lluvias.

Viajar a Botswana es viajar a espacios abiertos. Hará falta llevar un sombrero para protegerse del sol, alguna crema para la piel y gafas oscuras.

Conviene llevar también una funda rígida para las gafas que las proteja en las frecuentes salidas en 4x4, en canoa o en 'mokoro' y no estará de más un cordoncillo para sujetarlas al cuello si se precisa para usar la cámara de fotos. Una toalla de microfibra puede ser de utilidad para refrescarse o para secarse en el camino.

Repelente para mosquitos es necesario.

Delta del Okavango

También lo será -para todos los que viajen o al menos para unos cuantos- prismáticos para lugares cuyo atractivo consista en avistar animales. Y una linterna de mano o una frontal si se espera dormir en un 'camp' o en algún lugar donde haya que caminar de noche al aire libre.

Si se viaja en época de lluvias no habrá que olvidar un impermeable fino que pueda llevarse en la mochila para tenerlo a mano en cualquier momento.

Las excursiones para ver animales se realizan muy temprano por la mañana. Acostumbra a hacer frío en cualquier época del año y los coches y canoas en los que se efectúan van al descubierto. El mismo impermeable que resguarda de la lluvia puede servir de cortavientos y, en todo caso, un forro polar ligero puede ser muy socorrido.

Por precaución conviene evitar los mosquitos. Una camisa de colores claros y manga larga y unos pantalones también largos y de tonos claros son lo más aconsejable. Mejor si son de una fibra de secado rápido, especialmente en épocas de atmósfera húmeda en el área del delta.

Es bueno insistir en que, caso de que alguna parte del viaje incluya volar en avioneta, el equipaje deberá ser blando y no rígido para facilitar su embarque.


[editar] El delta del Okavango

Botsw-mapa-delta.jpg

Es seguramente la mayor de las atracciones de Botswana y va precedido de una enorme fama que han difundido quienes lo han visitado, los amantes de la naturaleza y bellos y buenos documentales.

El hecho es que el delta del Okavango es un lugar único, pero quizás hay que empezar avisando de que no es lo que se entiende como un paraíso de la fauna. No puede serlo. Es un enorme espacio inundado en épocas en que el Okavango baja fuerte y menos inundado, pero igualmente con agua, en época seca. Ello significa que no es un terreno fácil para la vida de muchos animales, sobre todo si son grandes. El suelo queda cubierto por el agua que forma canales, islas, lenguas de tierra mal comunicadas entre ellas, circunstancias todas ellas que hacen difícil moverse a las especies que no están adaptadas al medio acuoso. Hay en el Okavango una raza única de leones que han aprendido a nadar. Son pocos ejemplares y han tenido que espabilarse para escapar de las pequeñas islas en las que quedaban presos con las crecidas del río o para cazar los antílopes cercados allí donde las aguas dejaban un espacio libre.

Dicho esto, la verdad es que hay elefantes, cebras, jirafas, gacelas de diversas variedades y razas, hipopótamos, búfalos, licaones, cocodrilos, aves grandes y pequeñas... leones y leopardos, ambos muy difíciles de encontrar. Aunque, en muchos casos, hay que desplazarse a terrenos secos lo suficientemente extensos para contemplar especies que precisan espacios grandes para poder vivir.

El gran atractivo del delta del Okavango no está en la cantidad, sino en la calidad. El complicado acceso a la mayor parte de los lugares donde alojarse y su limitada capacidad hace que los visitantes sean muy pocos, que, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de 'santuarios' naturales de África, en el delta sea difícil encontrarse con otros viajeros y que, de este modo, las visitas se hagan casi en solitario.

Delta del Okavango
Delta del Okavango
Delta del Okavango

El delta del Okavango es el mayor delta 'interior' del mundo, es decir, se trata de hecho de la desembocadura del río que se dispersa en una región extremadamente árida y se disipa sin alcanzar el mar. El río Okavango, nace en Angola y, tras recorrer mil kilómetros alcanza el desierto del Kalahari y Botswana para ir a morir después de inundar una superficie que supera a la de las provincias de Madrid y de Barcelona juntas.

Las lluvias que alimentan al Okavango en el norte de Angola tienen lugar entre octubre y abril y la crecida de las aguas del delta empieza a notarse en diciembre y se mantiene hasta junio o julio. Con la bajada de las aguas el panorama del delta cambia, sobre todo en las regiones más alejadas a la entrada del río, donde se encuentra la capital de la región Maun. La vegetación se agosta y muchos de los canales que con el agua alta se cubren de verde y sirven de paso a los hipopótamos y las canoas de los visitantes se hacen impracticables. Es la época en la que emigran los elefantes que con las crecidas encuentran el agua con la que refrescarse y con la sequía deben moverse hacia donde encuentran un entorno mejor.

Las temperaturas son altas en verano -entre noviembre y enero- aunque refresca durante las noches. En invierno, el día es templado, pero las noches pueden ser muy frías, con temperaturas que se acercan a los cero grados en casos muy puntuales.


¿La mejor época para la visita?

Depende. Los animales grandes se dejan ver mejor cuando las aguas bajan pero no tanto como para echarlas de menos. Estamos hablando de junio a octubre. Y por supuesto, dependerá de la zona del delta por la que nos movamos. Cerca de la entrada del río habrá siempre más agua que en las áreas más alejada. Entre febrero y mayo el agua empieza a subir o ha subido ya del todo. Entonces es buen momento para ver elefantes, cocodrilos e hipopótamos y, sobre todo, aves y para gozar de un paisaje verde y de láminas de agua cubierta de nenúfares y orillas con papiros y vegetación densa.


¿Cómo visitar el delta?

Viajar al delta del Okavango es caro. Su geografía hace difícil el acceso a numerosos lugares a los que hay que desplazarse necesariamente en avioneta y que no tienen fácil el aprovisionamiento ni el mantener al personal que debe prestar los servicios.

La entrada al delta tiene lugar por Maun, la capital de la región, provista de aeropuerto.

Algunas compañias de 'bajo coste' organizan estancias, con una aproximación por tierra en camión y luego en barca, y con acampada en tienda no lejos de Maun. Pero lo habitual son los camps más o menos sofisticados a los que se llega en avioneta. Están situados en las mejores localizaciones, disponen de habitaciones confortables ya sea en forma de tiendas de campaña ya sea en construcciones de madera con buenas comodidades. Los campamentos organizan actividades que suelen incluir excursiones en barca, recorridos en 4x4, paseos en mokoro -la embarcación, hoy de fibra de vidrio, aunque originalmente resultado de vaciar el tronco de un árbol y que maneja un remero con una pértiga-, caminatas, dependiendo del lugar de que se trate, etc.

Ni teléfono móvil, ni internet acostumbran a funcionar en el área del delta.


Delta del Okavango
Delta del Okavango
Delta del Okavango
Vacio.jpg


Regresar a la Página principal

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad