Brasil

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar a la Portada

Mapa Brasil.gif


Contenido

[editar] Unas palabras de presentación

Brasil es un país con características de continente. Aunque parezca cliché, no hay mejor manera de definirlo. No sólo por su extensión, sino que por su diversidad cultural y natural. Conocer Brasil, o por lo menos un poco de todo lo que ofrece, exige tiempo, quizás más de dos o tres viajes.

Ocho mil kilómetros de playas; la inmensa Selva Amazónica; las Cataratas de Iguazú; el Pantanal y su espectacular fauna; la gigante y cosmopolita Sao Paulo; la ‘ciudad maravillosa’, su carnaval y sus favelas; Salvador, su color y su música; la Chapada Diamantina; el impresionante barroco colonial; los viñedos en las frías montañas del sur...es fácil dejarse seducir por este sinfín de atractivos.

Sin embargo, todos aquellos que visitan el gigante sudamericano coinciden en que lo mejor de Brasil es su gente. Brasil sorprende con una receta de amabilidad, sonrisas y optimismo. El pueblo brasileño tiene una forma especial de amar la vida y un hedonismo endémico fascinante.

Este mosaico humano es el resultado de identidades culturales diversas, fruto de un mestizaje insólito. El pueblo brasileño es una especie de torre de Babel que ha unido tribus indígenas a colonizadores europeos y esclavos africanos, formando una ‘Tierra de contrastes’ no sólo por esta diversidad genética, sino por una realidad social con diferencias importantes, donde la riqueza excesiva convive con la pobreza absoluta, donde el fastuoso esplendor del carnaval convive con la miseria cotidiana, la delicadeza del barroco colonial choca con los delirios futuristas de Brasilia, el fervor cristiano divide fieles con orixás o espíritus africanos…

Brasil ofrece muchas posibilidades de viaje. Al viajero le cabe decidir la que más le motive.


[editar] Antes de viajar

Hay que disponer de pasaporte en vigor con validez de, al menos, seis meses.

La moneda brasileña es el real, cuya cotización es de 3 R$(reales) por 1 €. aproximadamente. Existen casas de cambio por todo el país e innúmeros cajeros automáticos que aceptan todo tipo de tarjetas de crédito internacionales.

Por motivos de seguridad, la mayoría de los cajeros automáticos sólo funcionan durante el día, de 6h a 22h. Pocos son 24hs, pero no se recomienda utilizarlos por la noche, sobre todo los que están en la calle.


[editar] Clima, ¿cuándo ir?

El territorio brasileño es inmenso y desciende verticalmente desde el ecuador hacia el sur, llegando hasta el paralelo 30º aproximadamente. Por lo tanto abarca climas desde el ecuatorial en la Amazonia, hasta el templado en el extremo sur. Sin embargo, en la mayor parte de Brasil encontramos climas tropicales. Entonces, para decidir cuando ir a Brasil según el clima, mejor variar el criterio según la zona:

En la Amazonia hace calor todo el año y es una de las regiones más lluviosas de la tierra. En la selva, el porcentaje de humedad roza el 100%. En general se distiguen dos periodos: el de lluvias -de enero a junio con lluvias torrenciales- y la estación seca, de julio a diciembre cuando puede que durante algún día incluso no llueva.

En la región Nordeste el calor también dura todo el año y las lluvias se adelantan a mayo-junio o julio, con días de precipitaciones largas e intensas, aunque intercalados con días de sol radiante.

En el Pantanal (centro) la temporada de lluvias va de octubre a marzo, más o menos. En esa época, el nivel del agua en el humedal puede subir hasta tres metros y es muy complicado moverse. La mejor época para visitar el Pantanal es entre abril y septiembre.

En Río de Janeiro y Sao Paulo, región sureste, los veranos son muy húmedos y calurosos, y los inviernos bastante amenos. Los cariocas pueden disfrutar de la playa durante casi todo el año, siendo el único inconveniente el calor abrasador en el auge del verano, enero y febrero.

Al sur, en Curitiba, Florianópolis o en Porto Alegre, durante los meses de junio a septiembre, las temperaturas son templadas, la media suele ser de 13º, pero la humedad hace que la sensación de frío se intensifique. Las demás épocas del año tienen temperaturas amenas y los veranos son algo calurosos.


[editar] Cómo moverse por el país

A menos que nos quedemos dentro de determinada región, y aún así, en Brasil todo queda lejos, lo que implica invertir bastante tiempo en los desplazamientos. Recurrir al avión es la mejor opción. Dependiendo del número de vuelos que se vayan a realizar, pueder ser conveniente la compra de un air pass o bono, que suelen ser más baratos que cada vuelo por separado. Estos bonos deben ser adquiridos fuera del país y junto a un billete internacional.

Para los recorridos más cortos, se puede recurrir a los autobuses interurbanos. El servicio es frecuente, puntual y en algunos casos incluso de lujo.

En las regiones metropolitanas, o incluso dentro de las grandes ciudades, es recomendable el servicio de minibuses, muy frecuentes en casi todo Brasil.


[editar] Seguridad

En algunas ciudades brasileñas como Río o Sao Paulo, la delincuencia es una realidad. Sin embargo, la fama de Brasil como país extremadamente inseguro es exagerada y muchas veces injusta.

Observando algunas reglas elementales de seguridad, es posible viajar por el país tranquilamente. No hacer ostentación de dinero u objetos de valor, se entiende como un comportamiento básico y sensato.

Además, en las grandes ciudades se deben evitar paseos a pie a altas horas de la noche o evitar los autobuses públicos nocturnos que muchas veces son objetivo de los ladrones.

[editar] Un poco de su Historia

Así como todos sus vecinos americanos, Brasil es un país relativamente joven. Descubierto por portugueses en 1500, sus poco más de quinientos años de historia han dado para mucho.

Pasó de ser colonia portuguesa, a capital del Reino de Portugal. Pasó de Imperio a República, por dictaduras mlitares hasta gobiernos democráticos.

A lo largo de su historia, Brasil ha recibido diferentes pueblos que le han nutrido de diferentes culturas que han ayudado a crear este mosaico de identidades que es hoy.

Más sobre la historia de Brasil


[editar] Qué llevar en la maleta

Brasil es enorme y su clima variado dependiendo de la región y la época del año. Pero en su condición de país tropical, el calor, el sol y la lluvia es probable que estén presentes en muchas partes del viaje.

Sombrero, crema solar y gafas oscuras serán casi imprescindibles. Una funda sólida para las gafas ayudará a conservarlas enteras en medio del ajetreo del viaje.

Un impermeable fino para llevar en la mochila o el bolso permitirá protegerse en cualquier momento de un chaparrón.

Un repelente de mosquitos se agradecerá en lugares tan distintos como Manaos o Brasilia.

La seguridad no debe ser una obsesión, pero un candado para cerrar el equipaje en el trasiego entre aeropuertos y hoteles resultará útil.

Los enchufes brasileños son de patillas redondas y delgadas, de modo que no será necesario un adaptador para emplear el cargador del móvil o de la batería de la cámara de fotos. Salvo que estos tengan la patilla redonda y gruesa.

Finalmente, si se visita la Amazonia, el Pantanal o cualquier reserva de la naturaleza, llevar unos prismáticos será de provecho para mejorar la visión de la fauna y de los paisajes. Y una linterna frontal, que ocupa muy poco espacio, puede también ser de buena ayuda.


[editar] Y alguna cosa que leer

Guías, mapas y algo de ficción para familiarizarse con el país. Libros sobre Brasil


[editar] Viajes sugeridos y sugerentes

Brasil, paraíso de la naturaleza

Playas de la Costa Verde de Brasil

Nordeste desconocido

Playas del nordeste, a tu aire

Brasil y sus playas


[editar] Brasil por zonas, ¿qué ver?

[editar] Norte

[editar] Nordeste

[editar] Centro

[editar] Sureste

[editar] Sur


[editar] Enlaces

Más ideas sobre Brasil en Merece el Viaje

Web oficial de EMBRATUR (Empresa Brasileña de Turismo)

Web Oficial de la Embajada de Brasil en España



Regresar a la Portada

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad