Chile

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar a la Portada


Chile-bandera1.jpg
Vacio.jpg

Contenido

[editar] Unos apuntes para empezar

Desierto de Atacama
Isla de Chiloé
Salar de Surire
Región de los Lagos
  • Un país de paisajes espectaculares

Chile se extiende de norte a sur a lo largo de 4.200 km. Debido a ello tiene paisajes extremos y de fuerte impacto para el visitante. Al norte, el desierto de Atacama pasa por ser el territorio más seco del planeta. Formaciones geológicas de apariencia lunar dan a la región un aspecto único. Llanuras áridas, salares, volcanes, montañas, se unen a un clima tórrido y componen un entorno singular.

En el extremo sur, lindando con Tierra de Fuego, los paisajes reciben la influencia del Ártico. El clima tiene la dureza de las temperaturas extremadamente frías. Y la influencia del mar se hace sentir en una costa recortada por fiordos y salpicada de islas.

Aún en la Patagonia, el Parque Nacional de las Torres del Paine, junta sus extraordinarios picos de granito, con glaciares y con una fauna variada y rica.

Siguiendo hacia el norte, la Región de los Lagos ofrece paisajes alpinos de belleza espléndida, con las cumbres de los Andes en sus inmediaciones.

En el mismo lugar, junto al Pacífico, la isla de Chiloé es un mundo de suaves relieves cubiertos de verde, con pueblos y gentes llenos de encanto.


  • Chile es la comodidad

La fuerza de los paisajes y la rotundidad de los climas no se traducen en un viaje difícil. Se acompañan de una naturaleza amable y sin peligro. La fauna no tiene los riesgos que tiene en otros países. Los insectos no transmiten enfermedades. La higiene de los lugares públicos es buena. El país es organizado, los servicios son atendidos por profesionales que conocen su oficio y el funcionamiento de cuanto puede necesitar el viajero es correcto.


  • La comida

Quienes consideren que la comida también forma parte del viaje, apreciarán el hecho de que en Chile se puede comer muy bien, en muchos lugares. El pescado y el marisco son abundantes, variados y excelentes. Además se encuentran unos vinos del país magníficos.


  • Los chilenos

Son mucho más serios de lo que son los argentinos. No muestran la locuacidad que caracteriza a sus vecinos, ni tampoco su propensión a la picaresca. Parecen tener un ramalazo de 'alemanes' que los hace ser comedidos, atentos y eficaces.


  • Conducir

La Patagonia sur, de Punta Arenas a Puerto Natales se presta a recorrerla conduciendo uno mismo en coche de alquiler, si se desea. Es una opción atractiva que da la sensación de libertad y que en Chile es posible de forma especialmente cómoda. Las carreteras -en la Patagonia- son rectas, el tráfico muy escaso y la conducción fácil. Sólo debe tenerse en cuenta el hecho de que, en la mayoría de los tramos, el piso no está asfaltado y la gravilla (el 'ripio' en lenguaje chileno) obliga a ser muy prudentes en las curvas y en general con la velocidad.


[editar] Geografía

Chile-mapa-chile1.jpg

Chile ocupa una superficie de 757.000 km2, esto es, aproximadamente una vez y media la superficie de España, extendida a lo largo de más de cuatro mil kilómetros y limitada por la cordillera de los Andes al este y la costa del Pacífico al oeste.

(Los chilenos reclaman -con poco éxito- una buena parte de la Ántártida. Por ello, suelen dar una superficie de su país mucho mayor que la señalada, para incluir la región antártica).

Chile posee gran variedad de tipos geográficos. En el extremo norte se encuentra el Desierto de Atacama, el más árido del mundo, que se extiende desde las alturas de Los Andes hasta el mar. Esta zona se caracteriza por sus riquezas mineras y actividad pesquera e industrial que ha dado origen a sus principales ciudades y puertos.

Al norte de Santiago nace el valle longitudinal, entre Los Andes y la Cordillera de la Costa. Se extiende 1000 km hacia el sur, hasta la ciudad de Puerto Montt, y concentra la mayor cantidad de población y actividad económica del país.

Al sur de Puerto Montt, el territorio cambia nuevamente. Los Andes se hunden y parte de la tierra se disgrega en cientos de islas y canales, glaciales y ríos, que discurren en medio de una espesa vegetación virgen. En sus inmediaciones está la Región de los Lagos y, algo al sur, la isla de Chiloé.

Finalmente, en el extremo austral y a lo largo de toda la Tierra del Fuego, se extiende la Pampa Patogónica. Los paisajes son en su mayoría áridos, de llanura o de pequeño relieve, roto por las moles imponentes de las Torres del Paine y de su entorno.


[editar] Población

Está en torno a los 17 millones de habitantes. Santiago de Chile, la capital, es la ciudad más grande del país con casi seis millones. El resto de ciudades importantes como Concepción, Viña del Mar o Valparaíso, no llegan al medio millón de habitantes.

Aunque el idioma oficial es el castellano, existen minorías que conservan sus lenguas y los rasgos de sus culturas tradicionales. En el desierto norte, más de 20.000 habitantes hablan el aymara. En el sur hay aproximadamente medio millón de habitantes mapuches. La minoría lingüística más restringida se encuentra en la Isla de Pascua, quienes hablan el rapa nui, un lenguaje de origen polinésico.


[editar] Clima

Chile está en el hemisferio sur y por consiguiente sus veranos corresponden los inviernos en los países europeos.

Debido a su gran extensión -comparado con Europa, Chile supera fácilmente la distancia que existe entre la punta norte de Noruega y el Sahara en África-, el país abarca una amplia gama de climas: desde regiones hiperáridas en el norte, hasta climas lluviosos en el extremo sur, pasando por una zona climática de transición con veranos secos e inviernos húmedos, cuya duración y nivel de precipitaciones aumentan de norte a sur.

La Isla de Pascua y Archipiélago Juan Fernández poseen clima subtropical.

En Santiago (520 m. de altitud), el mes más caluroso es enero (19ºC de mínima y 29ºC de máxima) y el más frío, junio (3-14ºC); el mes más seco es febrero, con precipitaciones medias de 2 mm y el más lluvioso, junio (84 mm).


[editar] Historia

Los inicios

El norte de Chile era el extremo sur del imperio incaico, al comenzar el siglo XVI. En la mitad sur, habitaban los mapuches. Y más al sur de Puerto Montt vivían los pueblos pescadores: los yámanas y los alacalufes.

En 1535, Diego de Almagro inició la conquista de Chile, desde Perú. Entre 1540 y 1558, Pedro de Valdivia se estableció en lo que hoy es el puerto de Valparaíso y fundó diversas ciudades, entre ellas Santiago. Los mapuches, guiados por el cacique Lautaro, opusieron tenaz resistencia. Valdivia murió en una de las batallas. Las rebeliones de los mapuches continuaron esporádicamente y la dominación hispano-criolla no se extendió a todo el territorio hasta la segunda mitad del siglo XIX.

La independencia

La Patagonia
San Pedro de Atacama
Lauca:iglesia de Guallatire
Lago Serrano

En 1810 el cabildo de Santiago se constituyó en Junta de Gobierno autónoma. La Junta impulsó la independencia y obtuvo la adhesión del general Bernardo O'Higgins, hijo de un ex virrey del Perú. La guerra entre independentistas y realistas fue resuelta a favor de los primeros con el apoyo de las fuerzas de José de San Martín llegadas del otro lado de la Cordillera de los Andes. Las tropas españolas fueron definitivamente derrotadas el 5 de abril de 1812 en la batalla de Maipú.

El siglo XIX

La guerra del Pacífico (1879-1884) enfrentó a Chile contra Perú y Bolivia por el dominio de una región con grandes reservas minerales, sobre todo el guano, rico en nitratos. La victoria chilena -cuyo ejército llegó a entrar en Quito- movió su frontera hacia el norte y permitió la anexión de un enorme territorio que dejó a Bolivia sin acceso al mar. La expansión inmediata de la industria salitrera fortaleció la economía exportadora e hizo crecer a la población asalariada.

José Manuel Balmaceda, elegido presidente en 1886, intentó quebrar el orden oligárquico, apoyado en el nacionalismo estimulado por la guerra, el crecimiento económico, la diversificación social y la educación enciclopedista de las capas pudientes. Reivindicó el proteccionismo para desarrollar la industria nacional, pero la reacción de la oligarquía, aliada a los intereses británicos, y del ejército derrotó a los partidarios del presidente, quien se suicidó en la embajada argentina en 1891.

Finales del siglo XX

En un clima muy enfrentado por la guerra fría y por la intervención norteamericana en la política de Latinoamérica, la Unidad Popular (UP), alianza de los partidos de izquierda, con el médico socialista Salvador Allende como candidato, ganó las elecciones de 1970. Allende nacionalizó las explotaciones de cobre, la banca privada y el comercio exterior, radicalizó la reforma agraria, propició formas colectivas de producción y creó un ‘sector social’ de la economía, administrado por los trabajadores.

El 11 de setiembre de 1973 el general Augusto Pinochet, con el apoyo de los Estados Unidos, encabezó un golpe de Estado contra Allende. El palacio presidencial de la Moneda fue bombardeado por la aviación. El presidente Allende murió asesinado por los golpistas y se inició un período de cruenta represión.

Devuelto el poder a los civiles, Chile vivió un período de transición, que culminó en 1990, cuando asume la presidencia Patricio Aylwin Azocar.

El general Pinochet desapareció progresivamente de la escena política, hasta ser detenido en el Reino Unido, devuelto a Chile donde perdió su inmunidad parlamentaria y, tras un proceso, condenado por crímenes contra la humanidad.

En lo económico, Chile ha experimentado un fuerte desarrollo y ha mantenido una trayectoria estable de crecimiento. En el ámbito exterior, las relaciones con sus vecinos, incluso Argentina con quien tradicionalmente ha tenido graves litigios por la delimitación de las fronteras en el sur, se han desarrollado ampliamente con la constitución del Mercosur.


[editar] Cuando ir

Por lo general, se viaja a Chile cuando es 'su' verano, es decir, en diciembre, enero y febrero. Ello es así porque no suele faltar en ningún viaje un recorrido por la Patagonia del sur, que sólo puede visitarse durante los meses de buen tiempo.

La realidad es que el norte de Chile es mucho más caluroso y por ello no tiene las limitaciones en cuanto a clima que tiene el extremo sur. Es poco probable que se viaje solamente a Santiago o a Atacama. Atacama combinada con el norte de Argentina o con Bolivia, o Perú sí hace posibles las visitas a Chile en otros meses, fuera de los de riguroso verano. Y mucho más la isla de Pascua cuyo clima oceánico permite el viaje en cualquier época del año.


[editar] Antes de partir

La larguísima línea por la que se extiende Chile y que abarca desde el clima tórrido del desierto de Atacama hasta el extremo helado del sur de la Patagonia marcará la preparación del equipaje, que va a depender de las regiones que se vayan a visitar.

Durante el invierno -¡que nadie olvide que corresponde a nuestro verano!-, tanto en el norte chileno o en el sur patagónico y fueguino será necesaria ropa de abrigo. Los jerseys, anoraks, forros polares, guantes, y bufandas harán comprender porqué en lengua aymara “chilli” significa en los confines del mundo.

Pero en el verano austral tampoco hay que descuidarse. Un anorak será necesario en cualquier caso, lo mismo que algún forro polar y también un impermeable para protegerse de la lluvia.


[editar] Lo que no debe faltar en el equipaje

Visitar Chile es gozar de su naturaleza y permanecer tiempo largo al aire libre. En cualquiera de los extremos, las visitas aconsejan llevar un sombrero para protegerse del sol, gafas oscuras y una crema para la piel.

En temporada fría o si se quiere hacer una caminata larga por los senderos de Torres del Paine un gorro que cubra las orejas será bien venido. Ojo con las gafas, en los viajes con mucho coche suelen sufrir accidentes y una funda rígida que las mantenga a salvo de golpes puede ser una buena idea. Además, si se tiene intención de hacer fotos, sujetarlas al cuello con un cordoncillo para no estar pendiente de ellas cuando se maneja la cámara, también puede resultar de ayuda.

Dependiendo de la época del año y de los lugares que se visiten, hará falta equiparse contra el frío o la lluvia. En las zonas templadas, un impermeable ligero que proteja de la lluvia, que actúe también de cortavientos y que se pueda llevar siempre en la mochila, o un anorak un poco más grueso o de interior reflectante para guardar el calor serán útiles en verano para afrontar las caídas de temperatura cuando se pone el sol. Alguna ropa de abrigo del tipo de forro polar o de alguna fibra de menos peso y menos volumen puede resultar conveniente. Conviene no olvidar unos guantes si se viaja a la Patagonia y puede ser que un buff como prenda comodín para abrigarse el cuello o la cabeza resulte también de mucha utilidad.

En el norte, el desierto de Atacama tiene un clima duro y obligará a protegerse del calor y también del frío. Vestido transpirable, pantalones ligeros ... y agua, en botella de plástico o botella de aluminio con cubierta aislante harán más fácil la vida a las horas de sol. A la caída de la noche, llevar alguna prenda de abrigo resultará necesario.

Por supuesto, si se tiene intención de andar por espacios abiertos, unas zapatillas de estilo trekking o unas sandalias para caminatas se agradecerán. Lo mismo que unos bastones plegables para recorridos un poco más largos o más duros.

Ver, además, otros accesorios en los que será bueno pensar a la hora de hacer la maleta.


[editar] Algunas lecturas que ayudarán al viaje

Una breve selección de guías, mapas y literatura servirá para disponer de más información y para conocer mejor el pais.


Chile-mapa2.jpg

[editar] Sugerencias para programar un viaje

La extensión del territorio hace difícil recorrer el país de una sola vez. Es casi seguro que habrá que decidirse por una región y dejar el resto para una ocasión distinta.

Pero además, Chile tiene frontera con Argentina, con Bolivia y con Perú. Y por ello puede no ser mala idea hacer un recorrido por Chile y combinarlo con alguno de sus vecinos con los que comparte paisajes y climas parecidos pero también diferencia muy llamativas.

Haz clic aquí para ver algunas de las posibilidades que se ofrecen cuando se visita Chile.


[editar] Qué ver


[editar] Más información práctica

Requisitos de entrada

Para visitar Chile es necesario disponer de pasaporte en regla con vigencia mínima de 3 meses antes de su caducidad. Los ciudadanos españoles podrán permanecer en el país por un período de 90 días en calidad de turistas, sin necesidad de visado.

Los ciudadanos de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay sólo requieren para entrar en Chile el documento nacional de identidad. No se autoriza la entrada de vegetales, frutas o cualquier alimento perecedero.

No se exige ningún certificado de vacunación.


Diferencia Horaria

Cuando en Europa rige el horario de invierno, en Chile el reloj marca 4 horas menos de lo que marca en España. Y cuando rige el horario de verano,el reloj en Chile marca 6 horas menos.

En la Isla de Pascua el reloj marca 2 horas menos que en el continente.


Moneda y cambio

La moneda de Chile es el peso ($ o CLP), que sustituyó al escudo en 1975. Hay billetes de $500, $1.000, $2.000, $5.000 y $10.000 y monedas de $1, $5, $10, $50 y $100.

El cambio de moneda puede efectuarse en los bancos, casas de cambio, hoteles, grandes tiendas y en las terminales de los aeropuertos.

Las tarjetas de crédito son ampliamente aceptadas Las más habituales son Visa, Master Card y Diners Club. En establecimientos de un cierto nivel American Express es también de uso corriente. En áreas comerciales y en estaciones de servicio es fácil encontrar cajeros automáticos donde sacar pesos a cuenta de la tarjeta de crédito.


Electricidad

La corriente eléctrica es de 220 voltios y los enchufes son de patillas redondas del tipo europeo.


Gastronomía

La cocina chilena es variada, La extensa costa hace que el pescado y los mariscos sean abundante. Hay que destacar el chupe de mariscos y el tradicional curanto, típico de Chiloé, -cocinado en un hoyo sobre piedras calentadas al fiego-.

Los chilenos condimentan la carne con muchos ingredientes. Existen carnes muy variadas, como la carbonada o el charquicán, plato auténticamente chileno (probablemente de origen machupe), que es una mezcla de carne y verduras.

No hay que dejar de probar la empanada chilena.

En lo que se refiere a los postres, sobre todo en época de invierno, tienen fama las sopaipillas -unas tortitas dulces hechas de harina de trigo- y los picarones –una especie de buñuelos.

En cuanto a bebidas, los vinos chilenos son famosos en el mundo y se estila igualmente el pisco sour, tìpico también de Perú.


Horarios comerciales

Teóricamente el horario laboral se inicia a las 09.00. Los bancos abren de lunes a viernes de 09:00 a 14:00; los centros comerciales de 11:00 a 22:00; tiendas de lunes a sábados de 10:00 a 20:00; los restaurantes suelen servir cenas hasta las 24.00.


Propinas

Es costumbre dejar un 10% del importe del servicio en cafeterías y restaurantes y dar una propina a porteros, maleteros y acomodadores de espectáculos.




Regresar a la Portada

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad