Chile: la región central

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar al artículo de Chile


Contenido

[editar] Santiago

Santiago es el punto habitual de llegada al Chile y por consiguiente un lugar de visita casi obligada.

En no mucho tiempo Santiago ha gozado de un lavado de cara que la ha convertido en una ciudad moderna, limpia, aireada, bien acondicionada y de gente amable.

Merece la pena dedicarle al menos un día para quedar con la impresión de ha hay que volver porque la capital chilena da para más y depara una estancia agradable a quien la visita.

Para una rápida composición de lugar, Santiago tiene dos partes. Una es la ciudad clásica, la que ha sido el centro toda la vida y que tiene su origen en la ciudad colonial. Allí está la Plaza de Armas, la Catedral, las instituciones y monumentos tradicionales.

La otra es la moderna, la que con humor los santiagueños llaman Sanhattan, por aquello de echarle un guiño a Nueva York. Es la parte de las oficinas y hoteles más nuevos, pero es también un área vivida y con ambiente a lo largo del día. La calle Isadora Goyenechea, agradable, reúne un montón de restaurantes modernos, bien puestos, todos ellos con algún punto de sofisticación, que invita a ir a cenar o a pasear para encontrarse con un a ciudad dinámica y agradable al mismo tiempo.

Aunque centros comerciales los hay en todas partes, visitar el de La Costanera (el Costanera Center) en los pisos bajos de la Gran Torre Santiago, el edificio más alto de Latinoamérica, que domina el paisaje de Santiago, dará buena medida de una ciudad bulliciosa y moderna.

Quienes tengan tiempo, el paseo siguiendo el curso del río Mapocho entre la Costanera y el centro tradicional les va a resultar tan grato como interesante y una muy buena manera de conocer tranquilamente la ciudad y de pulsar su ambiente.


El centro histórico

Un recorrido a pie permitirá acercarse al Palacio de la Moneda y la Plaza de Armas, con la Catedral.

Y permitirá la visita a alguno de los museos importantes que hay alrededor: el Precolombino, el Histórico Nacional…

El Museo Nacional de Bellas Artes, también en el centro, se halla en un bello edificio de aires decimonónicos, excelentemente conservado y acondicionado como museo.

Merece la pena detenerse en él y no va a exigir demasiado tiempo. Ni su dimensión es grande ni la visita resulta abrumadora como suele pasar en los grandes museos. La colección comprende sobre todo obra de pintores chilenos del XIX hasta hoy. Una obra interesante, exquisitamente restaurada y que muestra la evolución de los distintos movimientos y estilos que han acompañado al arte modernos dentro de la tradición artística chilena.

Entre las visitas clásicas no alejadas del centro, para quienes guste pasear por parques y al aire libre, está el Cerro de Santa Lucía, con sus jardines y sus agradables vistas.

Y si alguien desea apurar todavía más el centro de Santiago, seguro que disfrutará con la visita al fastuoso palacio Cousiño, construido en el siglo XIX y mantenido tal como estaba entonces, que da testimonio de la vida de los grandes hacendados de otras épocas.


Bellavista

Al otro lado del río, otro museo que despierta el interés es La Casona o Museo Pablo Neruda, una casa llena de recuerdos del que fue, además de poeta, un coleccionista compulsivo.

Sin salir del área donde se encuentra el Museo Neruda, el barrio de Bellavista, juvenil, animado y distendido al mismo tiempo, puede ser un lugar excelente donde encontrar algún restaurante entre los muchos que posee, para comer o cenar, o algún local donde tomar un refresco.


Quinta Normal

Más alejada del centro, aunque accesible en metro, está la Quinta Normal, un extenso parque donde crecen una amplia variedad de árboles en un ajardinamiento despejado con grandes espacios abiertos al cielo y amplias avenidas. Un paseo por él resultará de lo más agradable.

En el parque o mejor en su vecindad inmediata está el llamativo Pabellón de Hierro, de aire decimonónico que construyó Chile para participar en la Feria Universal de París de 1880 y se desmontó para que regresara al país una vez terminada. Hoy se ha convertido en un museo para niños y está catalogado como monumento nacional.

En el parque se encuentra también el Museo del Ferrocarril con numerosas locomotoras bien conservadas de cuando el tren se movía a base de carbón. Y también en el parque aparece el Museo Nacional de Historia Natural, con instalaciones modernas y atractivas.

El Museo de la Memoria y los Derechos del Hombre merece una mención muy especial. Se levanta en el borde del parque de Quinta Normal. Alojado en un edificio moderno, sin decoración exterior, con apariencia opaca pero en un espacio de perspectivas complejas, recoge el testimonio de los años de plomo de la dictadura militar que siguió al golpe de estado que derrocó al presidente Allende. Es un museo construido en torno a un drama. Pensado para informar a las generaciones jóvenes sobre un pasado que conviene no olvidar y para recordar a tantos desaparecidos y víctimas de un período que marcó la historia de chile y a los chilenos en el s. XX.


Palacio de la Moneda
Vacio.jpg
Catedral
Vacio.jpg
Jardines del Cerro de Santa Lucía
Vacio.jpg


[editar] Alrededores de Santiago

Cuando la estancia se alarga, las excursiones de un día son una buena solución para ocupar el tiempo.

Viña del Mar y Valparaíso, casi pegadas la una a la otra, están en la costa del Pacífico. La primera fue un lugar de veraneo de los ricos y sigue gozando de mucha fama entre los chilenos, por sus playas y su bella vegetación subtropical. El agua del mar es muy fría. Valparaíso, por su lado, es una gran ciudad, en un terreno muy abrupto, que con frecuencia termina en el mar en forma de acantilados. Desordenada, muchas veces, tiene el atractivo de su animación, y de ese mismo desorden en que se desenvuelve.


[editar] El Cajón del Maipu

En dirección a los Andes, Santiago tiene unos alrededores montañosos llenos de lugares típicos. El Cajón del Maipu es uno de ellos. Montañas, volcanes, ríos, quebradas, saltos de agua componen unos escenarios naturales de lo más atractivos para la excursión de un día. Además, en los valles del entorno del Cajón del Maipu un buen número de bodegas pueden dar a la excursión un toque gastronómico interesante.


[editar] Viña del Mar

Situada a unos 100 Kilómetros de Santiago, es conocida como la “ciudad jardín“, por su cuidada naturaleza, cafés al aire libre, cientos de restaurantes y paseos a orillas del mar. Hay que detenerse en el Palacio Vergara y el Museo de Bellas Artes. También merece una visita el Museo Naval, en el Cerro Castillo, no sólo por las piezas históricas que contiene, sino por el castillo mismo que resulta un edificio con interés. Por cierto, se puede contemplar un moai (una de esas misteriosas esculturas de la Isla de Pascua) en una plazoleta, entre el museo Naval y el hotel Miramar. Al otro lado de Marga -la vía de agua, hoy ajardinada, que procede de los Andes y corta la ciudad- se encuentra el famoso Casino de Viña del Mar, construido en la década de los años 30 y el más importante de Chile.


[editar] Valparaíso

A 9 Kilómetros de Viña del Mar, se encuentra Valoparaíso, principal puerto del país, donde la arquitectura de maneras neoclásicas de sus edificios públicos contrasta con el informal colorido de las casas. Escarpadas calles conducen a catorce de los numerosos cerros sobre los que se asienta la ciudad. En el cerro Florida, se encuentra “La Sebastiana “, casa-museo de Pablo Neruda. Sin embargo, la principal residencia y museo del poeta se ubica en Isla Negra, a una hora del puerto. El centro tradicional y más comercial de la ciudad es muy interesante y tiene una suerte de hacinado encanto con sus calles angostas y adoquinadas, sus edificios, sus bares y clubs para marineros.


Regresar al artículo de Chile

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad