Kwazulu-Natal

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar al artículo de Sudáfrica


Contenido

[editar] Durban

La tercera ciudad del país (más de 3,5 millones de habitantes) es una capital contradictoria. Conocida por su inseguridad (en realidad, como tantas otras ciudades sudafricanas), es de las pocas que ofrece, en el centro, algún edificio de interés histórico, un mercado interesante -indio, para más señas- y ambiente típicamente africano. Sin embargo, casi nadie se aloja en este centro: los hoteles en la playa frente al mar o en los suburbios residenciales de los blancos, llenos de restaurantes y centros comerciales de diseño, ofrecen una alternativa más cómoda y segura.

La oficina de turismo de la ciudad está situada en el Tourist Junction (160 Monty Naicker St. con Pine St.) y su personal es eficiente resolviendo dudas. En el mismo lugar está la oficina regional de Zulu Kingdom. Ambas abren de lunes a viernes de 8 a 16:30 horas y sábados de 9 a 14 horas.

Por seguridad, se recomienda no quedarse ni pasear por el centro tras la puesta de sol. Al caer la noche los establecimientos comerciales y oficinas cierran, quedando las calles desiertas y no especialmente bien iluminadas ni vigiladas.

Vista desde el mar
La playa
Estadio Moses Mabhida
Ayuntamiento
Museo Kwamhule
BAT Centre
Victoria Market
Mezquita Juma


Ver mapa de localización


La orilla

La parte este de la ciudad, a lo largo de la orilla del mar, es agradable tanto para pasear como para disfrutar de la playa. Tiene el atractivo de la animación aunque puede ocurrir que los bares y restaurantes instalados en las playas recuerden imágenes poco agraciadas del litoral mediterráneo español. En algunos tramos las olas son fuertes y exigen a los bañistas gran precaución. Pero se puede nadar en las cálidas aguas sin temor a los tiburones, pues hay redes de protección en todo el litoral urbano.

Al sur, próximo a la bocana del puerto, (The Point) se encuentra el parque acuático y acuario uSahaka Marine World (abierto a diario, de 9 a 17 horas), un lugar excelente para ir con niños, que disfrutarán de sus piscinas y toboganes y del espectáculo de la fauna marina de la zona.

Desde The Point, recorriendo la playa hacia el norte, un paseo de 6 kilómetros conduce al Sun Coast Casino, un centro comercial y de ocio lleno de restaurantes y bares, y el estadio Moses Mabhida, construido para el Mundial de 2010. Las vistas desde el arco superior del estadio, a 105 metros de altura, son formidables.


El centro

En el centro de la ciudad (de plata cuadriculada que facilita la orientación) destacan los rascacielos y edificios modernos. La frialdad de las calles contrasta con algunos parques, llenos de árboles y de césped, que ofrecen un respiro a tanto cemento y hormigón.

El ayuntamiento (en la confluencia de las calles Anton Lembede y Smith St es un exagerado edificio de estilo neobarroco británico, que data de 1910. Alberga en su segundo piso una excelente colección de obras de diversas artes contemporáneas, principalmente de la región y cultura zulú (abierto lunes a sábado de 8:30 a 16:00 horas y de 11:00 a 16:00 el domingo). Los jardines Medwood que se encuentran enfrente son agradables para descansar y pasear por algunos de los puestos de artesanías y baratijas que lo rodean.

También destaca el Museo KwaMuhle (130 Braam Fischer Rd; abierto 900-1600 horas de lunes a viernes, y sábados de 900-1100 horas) por sus referencias históricas al "Sistema de Durban" y a su funcionamiento, implantado en la ciudad como ensayo de lo que sería el Apartheid.

En la misma zona, algo más al sur, junto al puerto deportivo, se encuentra el Centro BAT (en el 45 de Marine Place) un interesante y desenfadado centro de artes con un aire bohemio, que aloja estudios de artistas, varias tiendas de arte y artesanías locales y un café y restaurante, todo ello con un ambiente cosmopolita africano.

La parte occidental del centro de la ciudad destila un ambiente claramente asiático. Durban es conocida por tener una de las mayores concentraciones de indios del país (y del continente africano) y sus restaurantes, comercios y mezquitas así lo atestiguan. Sin duda el Victoria Market (Berta Mkhize con Victoria St) ofrece una experiencia peculiar. Por un rato, el visitante se sentirá transportado a India, por sus olores, colores y sabores. Más de 160 tiendas entre alimentos, perfumes, ropa y telas y todo tipo de baratijas y recuerdos del subcontinente indio se concentran en este mercado de dos pisos, poco atractivo desde el exterior.

La cercana mezquita de Juma (Denins Hurley con Yusuf Dadoo St.) es impresionante: es la más grande de África y, algunos afirman, que la más grande del hemisferio sur. Llamando con antelación (tel 031 403 3328) se puede solicitar autorización para una visita.


Alojamiento

Los hoteles que se encuentran en primera línea de mar son agradables y tranquilos, si bien algo más caros que los de los suburbios. Berea y Morningside son dos tranquilas zonas residenciales donde encontrar pequeños hoteles, desde los más modestos a otros de diseño moderno y alta calidad.

En todo caso, se recomienda tomar un taxi o autobús para ir desde estos lugares al centro, pues las distancias son grandes y, por la noche, no es lo más prudente hacer el recorrido a pie.


Comer

El centro de la ciudad está surtido de lugares donde comer. En los alrededores del mercado Victoria se encuentran muchos restaurantes indios.

A lo largo de la playa abundan los cafés y restaurantes de comida rápida: a cambio de una situación excelente se obtiene una comida muy regular. El Sun Coast Casino o el uShaka Marine World son buenas opciones porque permiten elegir entre las decenas de restaurantes y bares que concentran.

Los restaurantes de moda y más innovadores se encuentran en los barrios de Morningside y alrededores de Florida Road.

Una recomendación a quienes les guste el picante y las especias. No hay que abandonar Durban sin probar su especialidad local: el bunny-chow, un curry servido dentro de un pan de molde vaciado. Cuando menos, curioso.


Salir y divertirse

El centro no es recomendable y, aunque hay alguna discoteca, el visitante puede sentirse algo incómodo al entrar en un establecimiento con carteles que recuerdan la prohibición de entrar con armas de fuego.

Nuevamente Florida Road y Morningside concentran la mayoría de los pubs y discotecas más cosmopolitas. Si lo que se quiere es música en directo, conviene informarse en el BAT pues suele haber conciertos de jazz los fines de semana.


Cómo llegar y moverse

Desde otras ciudades, el aeropuerto King Shaka International suele ser la puerta de entrada a Durban. Se encuentra a 35 kilómetros al norte. Autobuses de la compañía Airport Shuttle Bus unen el aeropuerto con el centro, al igual que taxis. Si se dispone de poco tiempo en el país y desea visitar esta ciudad, lo mejor será llegar a ella en avión.

Los trenes locales no tienen demasiada fama como formas de transporte seguras. Tan solo una línea lo es: la Shosholoza Meyl, con servicios hacia Johanesburgo los sábados y Ciudad del Cabo los viernes, que parten de la estación central de trenes. Los autobuses regionales salen de paradas propias alrededor de la estación de tren. Johanesburgoo queda a 8 horas, Ciudad del Cabo a 25 horas, Por Elisabeth a 15 y Pietermaritzburg a 1 hora.

Minibuses (furgonetas) salen de los alrededores de la estación de Berea y unen la ciudad con pequeñas localidades de la costa. Como siempre la prudencia en las estaciones y alrededores debe ser máxima.

Para moverse por la ciudad es una buena opción el autobús. Durban People Mover opera tres líneas por el centro que pueden ser útiles al turista. Hay abonos para 24 horas y billetes simples que se compran en el propio autobús.

Furgonetas con música estridente recorren rápidamente la distancia entre los suburbios y centro. Son prácticas cuando no se llevan paquetes ni nada de valor y una buena manera de viajar como viaja la mayoría de la gente negra de la ciudad.

Si se necesita un taxi, cualquier establecimiento estará encantado de llamar a alguna compañía de confianza.


[editar] Pietermaritzburg

Sudaf pietermaritzburg1.jpg

Sus edificios coloniales, sus museos y sus excelentes hoteles, muchos de ellos situados en antiguas casas que ya son piezas históricas, hacen de la ciudad una agradable parada para el viajero. Es la capital administrativa y legislativa de la provincia de Kwazulu-Natal. La mayoría de su población es zulú lo que unido a la gran comunidad india y a la elevada proporción de estudiantes hacen que su ambiente muestre una gran vitalidad.

La ciudad se encuentra a una hora y media de Durban, hacia el interior, y a seis de Johanesburgo.


[editar] Parque Hluhluwe-iMfolozi

Ver mapa de situación

Con 96.000 hectáreas y compuesto por dos reservas, es un excelente lugar para buscar a los escurridizos Big Five (león, leopardo, búfalo, rinoceronte y elefante). Uno de los grandes atractivos para visitarlo es la posibilidad de recorrer a pie algunas de las sendas que lo atraviesan. Hay circuitos organizados de 4 días (Base Trail) y 5 días (Primitive Trail) que requieren de los participantes que sean autosuficientes y, por las noches, que se releven para hacer turnos de vigilancia ayudando a los rangers que actúan de guías.

La mejor época para visitar el parque es el invierno, monento en que la escasez de agua lleva a los animales a congregarse en torno a las lagunas. La incidencia de la malaria en la zona es muy baja.

Hay alojamientos de precio elevado (más de 100 euros por habitación doble) dentro del parque.

La entrada se encuentra a 50 kilómetros al norte de Mtubatuba.


[editar] Montañas Drakensberg

Pinturas rupestres
PN Royal Natal: Anfiteatro
Giant's Castle
Champagne Castle
Ascenso al Sani Pass
Pinturas en Busherman's Neck

Las montañas que forman la frontera entre Sudáfrica y Lesoto son una las atracciones naturales más conocidas del país. Tienen una extensión de casi 1.000 kilómetros. Su pico más alto, el Thabana Ntleyana, alcanza los 3.482 metros, es compartido con Lesoto y se sitúa en la parte sur de la cordillera, donde las alturas son más pronunciadas.

Geológicamente, los Drakensberg son un remanente de la meseta africana original. Las montañas están coronadas por una capa de basalto de hasta 1.500 m de espesor, con la piedra arenisca más abajo, resultando una combinación de laderas escarpadas y cimas empinadas. Las cuevas son frecuentes en la piedra arenisca y muchas tienen pinturas rupestres de los bosquimanos.

Las Drakensberg se suelen dividir en tres zonas. La norte, comprende el Parque Nacional Royal Natal y las ciudades de Harrismith y Bergville. La centro, donde se encuentra el Giant’s Castle, la reserva natural de Cathedral Park y las ciudades de Estcourt y Winterton, buenos puntos de acceso a las montañas. Esta zona es la que mejores oportunidades ofrece para el senderismo y la que más muestras conserva del arte rupestre que dejaron los bosquímanos en las cuevas. La zona sur llega hasta la Wild Coast y está también llena de senderos y rutas señalizadas.

No hay buenas carreteras ni transportes que unan una zona con otra por lo que es preferible decantarse por una región, visitarla y disfrutarla con calma, más que pretender alcanzarlas todas si no se dispone de bastante tiempo y de transporte propio.

En la mayoría de las ocasiones es necesario contactar con el Ezemvelo KZN Wildlife (www.kznwildlife.com) para reservar el alojamiento con antelación.

La nieve cae con regularidad en invierno, mientras que las lluvias y las nieblas se suceden durante todo el año.


Zona norte

La principal atracción en esta zona es el Parque Nacional Royal Natal, de 8.000 hectáreas, uno de los lugares más atractivos y accesibles de toda la cordillera. El parque está coronado por el Anfiteatro, un precipicio de 8 kilómetros que forma un cañón por el cual las cascadas de Tugela caen 850 metros en cinco tramos.

De uno de los picos del parque (Mont-aux-sources de 3.282 metros) nacen los ríos Tugela, Elands y Western Khubedu, dando lugar este último al río Senqu o Orange que va a morir al Atlántico.

Hay un centro de visitantes (8:30-12:30 y 14.00-16:30h) a un kilómetro de la puerta principal, con una tienda donde venden algunos productos de primera necesidad. Desde allí parten varios senderos de medio o un día de duración, entre ellos el que lleva hasta las cascadas de Tugela, el más famoso. Aunque es duro (8 a 9 horas, entre ir y volver), y en algunas partes hay que ascender alguna pared con ayuda de cadenas de agarre, el panorama desde lo alto del acantilado compensa la dura caminata.

Se puede acampar dentro del parque en alguno de los campamentos (algunos con camping y chalets) como Thendele, Mahai o Rugged Glen Nature Reserve. También hay otros alojamientos en los alrededores del parque, aunque para llegar a ellos en necesario disponer de transporte propio.


Zona centro

En ella se encuentran algunos de los picos más elevados de la cordillera. La cumbre del Giant’s Castle asciende hasta los 3.312 metros y el Champagne Castle hasta 3.377 metros. Es un territorio excelente para el senderismo y la escalada, pero también para admirar desde la distancia la belleza natural de los paisajes.

El parque natural del pico Cathedral rodea a esta montaña. Desde la oficina de recepción del parque (6:00-18:00h) se organizan excursiones con guía por los alrededores. Es posible, también, recorrer una parte en 4x4, ascendiendo el puerto de Mike, previa adquisición del permiso en la oficina de atención al público.

Otro parque interesante, junto al Champagne Castle, es el Monk’s Cowl. En este, además de caminar, se permite la escalada.

La oficina del parque (6:00-18:00h) informa sobre las rutas y emite las reservas para los campamentos situados en el parque.

Por último, el área en torno a Giant’s Castle es una de las más remotas y bellas de esta región. Rodeada de bosques en su parte norte y sur, constituye un importante macizo, cuya parte más baja se encuentra a 1.300 metros de altitud. Al igual que en otras áreas, la oficina de información ayudará a reservar los alojamientos que hay dentro del parque (camping y cabañas) así informará de los senderos, bien marcados por otra parte, y de cuevas interesantes.


Zona Sur

Otra fantástica región para el senderismo es la que rodea Underberg y Himeville.

Varias reservas naturales permiten conocer la zona. Mkhomazi Wilderness Area es una de las más remotas, donde poder caminar durante varios días sin cruzarse con nadie.

Garden Castle dispone de una oficina de información, que ayudará a planear el ascenso por el valle de Bushman’s Nek. Este valle, situado bajo el pico Rhino, ofrece interesantes muestras de arte rupestre.

La principal atracción de la zona es el paso de montaña Sani, que marca una de las puertas de entrada a Lesotho. Una desastrosa carretera asciende precariamente por un empinado valle. Se necesitará un buen 4x4 para llegar hasta el paso de montaña más alto de África (a 2.865 metros). Las vistas y el mismo ascenso justifican el esfuerzo. Desde la cumbre se pueden realizar distintas caminatas o tomar una cerveza en el bar que presume de batir el record de altura entre los bares de África.

Uno de los recorridos más populares es el que empezando en el Sani Pass llega hasta Bushman’s Nek, tras cinco días de recorrido por algunos de los paisajes más espectaculares del país. Es necesario reservar plaza a través de Ezemvelo KZN Wildlife pues el número de senderistas por día está limitado.

Quien por la carretera desee continuar a Lesoto deberá llevar su pasaporte y llegar a la frontera entre las 6:00 y 18:00 horas.


Regresar al artículo de Sudáfrica

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad