Palmira y la región del Éufrates

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar a la entrada de Siria

Siria mapa-este.jpg


A Palmira se llega tras atravesar una extensa superficie de tierra casi desértica. Restos de hierba que brota en primavera y que se seca tras una brevísima existencia verde matizan un paisaje plano, marrón durante casi todo el año, yermo y donde de vez en cuando se aprecia la mancha oscura de una tienda de pastores beduinos.

Hacia oriente, este paisaje de desierto de tierra acompañará al viajero hasta llegar a Éufrates.


[editar] Palmira

Palmira

Todo es poco de lo que se diga acerca de Palmira. Las ruinas de la antigua ciudad están entre los restos romanos más imponentes del Mediterráneo y más bellos también. El desierto ha favorecido la conservación no sólo de las construcciones, sino también de la piedra, que mantiene un bello color dorado. Columnatas, teatro, nimfeo, baños, templos... todo ello de gran belleza y de una extraordinaria calidad de ejecución dan al conjunto una categoría única. Además, la extensión que ocupan las ruinas, el ambiente aislado y el entorno árido, crean una atmósfera llena de sugerencias.

La mole del templo de Bel contrasta con la ligereza de la avenida de columnas que avanza por el recinto. Sus sólidas paredes, hechas para durar casi eternamente, estaban formadas por grandes bloques de piedra unidos en su interior por piezas en bronce fundido que debían sujetarlos sólidamente unos a otros. Siglos después los árabes descubrieron el metal que contenían los muros y lo extrajeron. Hoy la superficie perfectamente plana de las paredes aparece horadada en todas las juntas de los sillares tras la paciente labor de expolio que sufrió el templo siglos atrás.

Por supuesto, las mejores horas para visitar Palmira son a primeras horas de la mañana y al atardecer, cuando la luz rasante del sol ilumina las piedras que se recortan con fuerza. También es ese el momento en que hay menos visitantes. Por ello, no es mala idea la de quedarse a dormir en Palmira y aprovechar para visitar casi a solas el recinto arqueológico, con el horizonte del desierto al fondo, durante las últimas horas de un día y las primeras del día siguiente.

Palmira
Palmira
Palmira
Vacio.jpg
Palmira
Palmira
Palmira
Vacio.jpg
Palmira
Palmira
Palmira
Vacio.jpg


[editar] Mesopotamia: la región del Éufrates

Hacia el este, se profundiza en el desierto. Pero el Éufrates crea una línea de vida que en el pasado se conoció como el 'creciente fértil' (la media luna fértil) donde se desarrollaron las más antiguas y avanzadas civilizaciones.

El recorrido por el Éufrates tiene la carga romántica de pisar las tierras que fueron el hogar de las grandes civilizaciones del pasado. Civilizaciones bíblicas que antecedieron a la persa, a la fenicia o a la griega y que dejaron restos de escritura, pinturas o figurillas que hoy están en los grandes museos del mundo.

Los restos que se encuentran son, en su mayor parte, trazas de barro de ciudades o de fortalezas, de épocas muy distintas. Algunas datan de 5.000 años antes de Cristo, las hay asirias, algunas de época griega y de época romana y otras bizantinas...

Como monumentos, no son espectaculares, pero su conjunto forma la cuna de la historia, de ahí su poder de seducción.

Mari
Mari
Imagen sumeria hallada en Mari
Vacio.jpg
Tablilla hallada en Mari
Dura Europos
Dura Europos
Vacio.jpg
Dura Europos
Dura Europos
Rusafa
Vacio.jpg
Rusafa
Rusafa
Zalabiyeh
Vacio.jpg


Regresar a la entrada de Siria

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad