Paraty

De WikiDeViajes
Saltar a: navegación, buscar

Regresar a la entrada de Brasil

Ir a Costa Verde


Postal grande.jpg


A unos 200km al sur de Río de Janeiro, siguiendo la carretera de bordea la costa y lleva a São Paulo, se encuentra Paraty. Una pequeña población a la orilla del mar, que preserva el encanto colonial portugués, de casas bajas y callejones de piedra.

Un lugar que parece aislado del pasar del tiempo. El puerto de esta pequeña villa llegó a ser el segundo más importante del país, ya que desde él partían hacia Europa barcos cargados de diamantes, oro y café. Tamaño flujo de riquezas hizo que Paraty sufriera constantes ataques de piratas, que obligaron a la Corona a cambiar la ruta del oro, dejando la ciudad en un gran aislamiento económico.

Quizás fue este aislamiento que preservó no sólo su patrimonio arquitectónico, sino que sus usos y costumbres. Las calles del centro histórico más bien parecen un pequeño laberinto, donde las esquinas y cruces no coinciden y la línea recta sin duda no predomina. Según la versión oficial, se han trazado así para suavizar las corrientes de viento y distribuir el sol en las residencias.

Pero Paraty tiene un carácter mítico que es por lo menos interesante. Urbanizada en el siglo XVIII por masones portugueses, se dice que las columnas talladas, las ventanas y puertas pintadas de azul u otras geometrías de las casas de Paraty, esconden símbolos ocultos de la sociedad masónica. Vale la pena dejar volar la imaginación, escuchar las leyendas que cuentan sus gentes, para dar otra perspectiva a la historia del lugar.

Arquitectura paraty.jpg
Detalle calle.jpg
Paraty.jpg


Las aguas de Paraty son cristalinas y tranquilas, lo que le proporciona el escenario ideal para que sea considerada la capital brasileña del buceo marino. Varias empresas trabajan en la región y se dice que es el lugar perfecto para iniciarse en esa actividad.

Mar paraty.jpg

Pero para los que prefieren aguas un poco más bravas, a 30km se encuentra Trindade, una villa de pescadores con playas casi vírgenes, paraíso de surferos. En ellas se escondían los barcos piratas de antaño, antes de atacar a los que salían del puerto de Paraty.


En la mente del viajero siempre quedan recuerdos que le transportan a aromas y sabores de la cocina que probó en cada destino. Y en Paraty encontraremos la más variada oferta de la llamada cocina “caiçara”. Productos de sierra y mar, siempre frescos, pueden ser saboreados en cualquiera de los restaurantes de la pequeña villa. El turismo ha hecho llegar a Paraty restaurantes para paladares exigentes y refinados, así como preserva la sencillez de la cocina de las mujeres de los pescadores en otros.

Probar cualquiera de sus platos de pescado es casi un deber. Así como lo es, acompañar la comida de una caipiriña, preparada con el famoso aguardiente local, la cachaça. Cabe apuntar que antes de la fiebre del oro, Paraty se desarrolló gracias a los molinos de caña de azúcar de la región, que acabaron por darle el título de “cidade da boa cachaça”. Si tenemos tiempo, es interesante dar un paseo por alguno de los molinos que aún se preservan en haciendas de la región, algunos incluso convertidos en centros de interpretación.

Desde agosto de 2003 a Paraty se le relaciona con literatura. Fue entonces cuando se realizó la primera Fiesta Literaria Internacional de Paraty, que hoy iguala el nivel de otros importantes festivales como los de Edimburgo, Mantua, Toronto o Berlín.

En Paraty, sobre todo, se respira tranquilidad. Su vida transcurre despacio y esta es la mejor manera de disfrutarla.


FLIP
Arte en la calle durante la FLIP
FLIP


[editar] Enlaces de interés

http://www.flip.org.br Web Oficial del Festival Literario Internacional de Paraty (FLIP)


Ir a Costa Verde

Regresar a la entrada de Brasil

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas
Comunidad